Menú principal

Miércoles Diciembre 01, 2021

Con los cambios que se darán esta semana en el Incoder, el nuevo hombre fuerte en los temas de tierras ligados a La Habana será el Supernotariado Jorge Enrique Vélez.

Los principales cargos en temas de tierras del Incoder quedarán ahora en manos de personas que vienen de trabajar en la Superintendencia de notariado y registro, que es la entidad que se encarga de la parte legal de la propiedad de la tierra y que ahora también tirará línea en su parte técnica.

A la subgerencia de tierras que coordina todos los temas claves para el Fondo de tierras de la paz llegará Carlos Carmona Moreno, un abogado antioqueño que lleva cuatro años trabajando en Supernotariado con el número dos de Vélez -Jairo Mesa- para temas de tierras.

A dos de las direcciones claves, que estarán bajo las órdenes de Carmona, llegarán dos personas que vienen de trabajar en la oficina de tierras de la Supernotariado. En procesos agrarios -que documenta los casos de recuperación de baldíos indebidamente ocupados, extinción administrativa del dominio y deslinde de predios que engrosarán el fondo de la paz- estará Milena Gómez Pineda, que antes de trabajar con Vélez había estado ya en temas de promoción en el Incoder.

Y a baldíos -que se encarga de llevar el catálogo de todas las tierras de reforma agraria que tiene el Estado- llegará Natalia Hincapié Cardona, otra abogada antioqueña que lleva todo el gobierno Santos en Supernotariado, primero en su oficina en Medellín y desde hace dos años en su oficina de tierras en Bogotá.

Con ello, el que pierde poder es el actual gerente Rey Ariel Borbón, que -como ha contado La Silla- es el recomendado político del senador conservador Hernán Andrade. Y muchos de cuyos nombramientos tenían un corte político, como el saliente subgerente de tierras Raúl Gonzalo Gómez que hizo política -y tuvo una palomita en el Congreso- con el ex senador huilense Jaime Bravo Motta.

Y aumenta el de Vélez, que fue uno de los líderes de las investigaciones sobre tierras durante el gobierno Santos I -junto con el ex ministro Juan Camilo Restrepo y la ex gerenta del Incoder Miriam Villegas- pero que luego, cuando estalló el escándalo de las compras irregulares de antiguos baldíos, dio un viraje en su discurso

Así, si se firma la paz, Vélez -que viene de Cambio Radical- tendrá súper poderes en el aterrizaje de todas las políticas de tierras acordadas en La Habana.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2014-10-28 06:11
Gracias Juanita-en solo El municipio de Puerto Gaitan' el piloto de la Recuperación de baldios Indebidamente ocupados hay cerca de 250 mil hectare as que Incoder ya registro en ESA condicion,por ejemplo los predios caneyes y veladero de las her manas Enciso que firmando como "propietarias" de baldios de la Nacion por cerca de 40.000 hectareas- le cobraron hasta $ 80.000 .000 por pozo de petroleo a Pacific Rubiales..y si son mas de 100 pozos...como revelo la Revista Dinero de Agosto..y no son campesinas.especulan con la Tierra del Estado..veremos que en zonas petroleras hay Muchos FALSOS reclmantes de tierra enganando a la Unidad de restitucion de tierras regional Meta..quedo enterado senor Presidente y superintendente
Lun, 2014-10-27 20:57
JAIRO MESA¿¿¿ especialista en compra de tierras MIRIBEL-LA PALMA en el Copey -Cesar.!!!!!!!
Mar, 2014-10-28 06:15
En el Departamento del Vichada hay Una pequena vereda que HOY que se llama Nueva Antioquia ojala no crezca mucho...
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Lunes, Febrero 22, 2016 - 11:52
0
4886

Aunque el Concejo de Bogotá decidió montarse en la ola del posconflicto con una comisión de paz y posconflicto, su presidente Roberto Hinestrosa decidió dejar por fuera al principal partido de izquierda, a la bancada del partido que se opone al proceso de paz y al único concejal que ha estado en un grupo armado.

Lo más curioso es que lo hizo a pesar de que la idea de armar la comisión no fue de él sino de un grupo de concejales de casi todas las bancadas, incluyendo a Celio Nieves, del Polo; y a Antonio Sanguino, de la Alianza Verde y desmovilizado de la Corriente de Renovación Socialista.

En una carta ese grupo le pidió armar la comisión con representantes de las 12 bancadas que tiene el Concejo, para que la Comisión no tuviera un tinte partidista

SOLICITUD COMISIÓN by lasillavacia

Al final, Hinestrosa designó una comisión con solo 5 concejales, cuyas bancadas solo suman 21 de los 45 concejales, y dejó por fuera al Polo y a la Alianza Verde. La bancada del Centro Democrático tampoco quedó representada pero, según supo La Silla, porque no quisieron.

Eso produjo una molestia más con Hinestrosa, en el concejo: ya ha sido criticado por la demora en sacar las resoluciones que regulan la elección de Personero y Contralor, por el contenido de éstas (algunos concejales han dicho que debía haber incluido mayores exigencias a los aspirantes y otros se quejaron por haber incluido requisitos aparentemente superfluos, lo que llevó a Hinestrosa a echarse para atrás en ese punto) y por haber unificado tres proyectos de acuerdo.

Lunes, Febrero 22, 2016 - 11:46
0
3235

El exalcalde de Cimitarra Hermán Rodríguez Guerrero, quien el pasado 12 de febrero llegó a la dirección de la regional oriente de la Superintendencia de Servicios Públicos  (Santander, Norte de Santander y Arauca), tiene cuentas pendientes con la justicia.

Desde hace cuatro meses, la Fiscalía está tratando de imputarlo por el presunto delito de peculado.

Aunque para mañana estaba citada la nueva audiencia para iniciar el proceso en su contra formalmente, La Silla conoció que el nuevo funcionario pidió el aplazamiento argumentando que tenía otras prioridades en Bucaramanga.

La investigación surge por el pago de unas bonificaciones que hizo a sus escoltas cuando era Alcalde en 2011, pese a que ellos eran policías y tenían un sueldo propio.  

Al respecto, Rodríguez Guerrero aseguró: "La Gobernación de Santander también venía pagando una bonificación a los escoltas desde 2011 hasta el año pasado".

Esta es la segunda vez que la Fiscalía llama al nuevo superintendente para imputarlo. La primera citación la hizo ese ente de control cuando Rodríguez Guerrero, quien es cercano al senador rojo Jaime Durán Barrera, se encontraba en plena campaña para llegar por cuarta vez a la alcaldía de Cimitarra con el aval del Partido Liberal. Esa audiencia no se realizó porque el abogado del entonces candidato estaba fuera del país.

 

Sábado, Febrero 20, 2016 - 17:46
0
3769

Aunque la administración del exalcalde de Bucaramanga Lucho Bohórquez, dejó como uno de sus legados la legalización de 32 barrios en la ciudad, lo cierto es que esa política terminó más en una jugada electoral, que en una que realmente impactará a cientos de familias de la ciudad.

De los 32 asentamientos que Lucho legalizó durante su administración, 20 de los cuales coincidieron con el arranque de las campañas electorales en julio de 2015, solo uno, Rincón de la Paz, tiene contratadas las obras de mitigación del riesgo.

Si bien, los procesos de legalización que adelantó Bohórquez sirvieron para que esos barrios se reconocieran como parte de Bucaramanga y para que entre otras cosas, pudieran tener acceso a servicios públicos y a inversión estatal, lo cierto es que ese es solo uno de los primeros pasos que se deben dar para impactar a las familias que habitan en zonas de riesgo.

Para que ese primer paso se pudiera cumplir se tenían que determinar los niveles de riesgo de las áreas en dónde estaban esos barrios, por lo que la Alcaldía de Lucho en 2014 contrató dos consultorías: una por $1600 millones para la zona norte y otra por $1390 millones para la zona sur.

El resultado en la zona sur de la ciudad, por ejemplo, fue que de los 13 asentamientos revisados, todos tenían áreas en alto riesgo e incluso algunos como Villas del Nogal o Brisas de Provenza estaban totalmente en riesgo. Los mismos estudios determinaron que para no reubicarlos, el riesgo se podía reducir a través de obras de mitigación.

Sin embargo, hasta hoy esa reducción de amenazas está en el papel porque las obras, que van desde pantallas y muros de contención, hasta gaviones, suman $103 mil millones y la Alcaldía no tiene plata para hacerlas.

El otro problema está en que aún cuando Rodolfo Hernández logre hacer todas las obras de mitigación para frenar el riesgo en el que se encuentran esos 32 nuevos barrios de la ciudad, también deberá garantizar la reubicación de las viviendas a las cuales ni las obras libran de las amenazas por derrumbes.

Precisamente los mismos estudios determinaron, en el caso de la zona sur, que el 30 por ciento de las casi 70 hectáreas que componen esos 13 barrios, con obras o sin ellas siguen estando en alto riesgo. No obstante, ese 30 por ciento entró en la legalización.

Según Mauricio Mejía, el entonces secretario de Planeación de la Alcaldía, se hizo la salvedad e incluso se socializó con las comunidades, que las viviendas que quedaron en ‘zona roja’ debían reubicarse.

La Silla conoció que en el Concejo se están preparando para un debate de control político porque quieren conocer al detalle los estudios que se hicieron para adelantar las legalizaciones y mirar su fidelidad. También quieren saber cómo va a hacer la Alcaldía para terminar con la política a medias que dejó Lucho en su administración.

 

Páginas