Menú principal

Domingo Febrero 05, 2023

Superada la etapa de las recusaciones y los impedimentos, hoy las comisiones primeras de Senado y Cámara, en sesión conjunta, aprobaron el informe final de ponencia de la iniciativa que eliminaría la prohibición de hacer un referendo el mismo día de unas elecciones. Eso es clave para la negociación con las Farc y para el presidente Juan Manuel Santos, porque abre la puerta para que los eventuales acuerdos de paz de La Habana sean refrendados el mismo día de las elecciones legislativas o presidenciales el próximo año.

En la Comisión Primera de Senado la votación quedó 13 a 1 y en la de Cámara 18 a 1. Esos "unos" que votaron en minoría fueron los uribistas Juan Carlos Vélez y Miguel Gómez (ambos de La U), quienes una vez se vieron perdidos abrieron otro frente de debate una vez arrancó la discusión del articulado del proyecto: la de la dejación de las armas por parte de las Farc.

El representante Gómez radicó una proposición para que el referendo por la paz sólo se pueda hacer cuando las Farc estén desmovilizadas. Como era de esperarse, los coordinadores ponentes puestos con ayuda del Gobierno, el verde Alfonso Prada en la Cámara y el conservador Hernán Andrade en el Senado, no la validaron por considerar que la desmovilización tiene que venir como consecuencia de la refrendación de los acuerdos.

Miguel Gómez calificó eso como una actuación "irresponsable" y agregó que a los colombianos "no se les puede poner a votar un referendo en favor de las Farc con las Farc armadas". El senador Vélez agregó que "sabemos que en muchas partes en donde no se ha votado como han querido, las Farc han matado gente".

Después de varios minutos de discusión en los que el también senador de la U Juan Lozano propuso una "norma alternativa para que los ciudadanos no sientan las armas de las Farc en sus cabezas" el día del referendo por la paz, intervino el liberal Luis Fernando Velasco y preguntó si, como en el comercial de Davivienda, no había alguien en el lugar equivocado pues lo que se está discutiendo no es la dejación de las armas sino la posibilidad de que se puedan hacer referendos el mismo día de unas elecciones.

Al final, las comisiones votaron y la proposición de Gómez fue derrotada.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2013-09-18 12:22
Miguel Gómez?,dícese de senador oportunista que hace mandados como un don nadie, y que se dará tremendo palmo de narices en su intención fallida,en una capital que lo ve como el típico politiquero sin carácter.
Mié, 2013-09-18 12:18
Ya es hora de desactivar el chip de la guerra, activemos el de la paz, los colombianos merecemos un pais en armonía, basta ya de amar la guerra, no les importa los mas de 250.000 muertos haciendo la guerra, llego la hora de empezar la paz colombiana.
Mar, 2013-09-17 16:06
No es sorpresa que sean precisamente estos dos personajes nefastos los principales opositores de esta iniciativa el día de hoy. En particular el delfín, cuyo aporte en el Legislativo en favor de los ciudadanos que votaron (increíblemente) por él es nulo. Lo único por lo que puede "sacar pecho" es por ser un obstáculo para el tema de la paz y por promover revocatorias absurdas en la capital. ¿O alguien conoce algo bueno que se le pueda adjudicar a este personaje?
Mar, 2013-09-17 14:08
Tienes toda la razón. Corregido, gracias
Mar, 2013-09-17 14:02
Pito y repito, a Santos nada lo detiene, esa locomotora esta en marcha,todo se sigue dando, ninguno de los tropiezos será suficiente para detener esta ola de paz que la GRAN mayoría anhelamos y que pronto seremos todos,.. eso si menos UNO,...mmm o dos con otro que debe haber por aquí cerquita.? quien?, Sorry por los mismos de siempre y que son cada vez menos. Al senador Velazco que gracias por sacarlos así de taquito.
Añadir nuevo comentario

Otros confidenciales recientes

Lunes, Febrero 8, 2016 - 17:18
0
5719

La polémica militarización de Barranquilla, que anunció desde noviembre el alcalde Alejandro Char, finalmente no comenzó el primero de enero. En cambio, arrancará el próximo lunes 15 de febrero. La Silla Caribe conoció detalles de la medida que tiene divididas las opiniones.

El Ejército entrará a las calles de La Arenosa con un grupo inicial de 150 militares de la Segunda Brigada. Y en llave con la Policía, los uniformados realizarán retenes móviles en la ciudad, especialmente en los barrios donde el Fondo de Seguridad del Distrito tiene identificada una mayor presencia de expendios de droga y pandillas.

Los puntos exactos donde se harán las requisas en las localidades más vulnerables, como las suroriente y suroccidente, no serán divulgados para evitar “poner sobre aviso a los delincuentes”, le dijo un vocero de la Alcaldía a La Silla.

Aunque Char había anunciado la llegada del Ejército para la primera semana de enero, detalles logísticos no hicieron posible que se cumpliera esa primera fecha. Por ejemplo, todavía el Distrito, la Policía y el Ejército están definiendo cómo asumirán el costo del combustible de las camionetas y motos en las que los uniformados harán los patrullajes.

También están por definirse el tiempo que durarán los militares en las calles y el número total de hombres, que podría llegar a los 200 a finales de febrero.

Como contó La Caribe, con esta medida, Char busca contrarrestar las peores cifras de homicidios que ha tenido esa ciudad los últimos cinco años, la mayoría de ellos por intolerancia y enfrentamientos por droga. Situación que es la gran ‘papa caliente’ que su grupo político no ha logrado enfriar estos ocho años que lleva en el poder.

Sin embargo, no han faltado las voces en contra de esa medida. El primero en mostrar su desacuerdo fue el director nacional de la Policía, general Rodolfo Palomino, quien dijo que los ejércitos “están para la guerra”, más en un país en conflicto armado desde hace cinco décadas como Colombia.

Mientras que líderes de opinión de Barranquilla como el ex alto consejero para la Prosperidad Samuel Azout argumentan que las medidas represivas no son la solución. “Los policías jamás podrán acabar con las pandillas; sí podrán la educación y las oportunidades para los jóvenes”, dijo Azout en un trino.

Lunes, Febrero 8, 2016 - 16:54
1
8239

Martin Stendal, el misionero que hace menos de un año fue detenido y al día siguiente liberado por supuestamente estar apoyando a las Farc, reapareció. Como contó The Guardian ahora está en La Habana y es una figura conocida por los negociadores de los dos lados.

Como contó La Silla hace un año, Stendal tiene una larga historia de activismo religioso en las selvas colombianas, que ha incluído ser secuestrado por las Farc, instalar antenas de radio en muchas regiones, hacer proselitismo religioso entre paramilitares y guerrilleros, y ayudar en procesos de desmovilización.

Ahora, en su yate anclado en La Habana, recibe jefes guerrilleros y generales como un facilitador no oficial de las negociaciones. Aunque él dice que solo es asesor espiritual, según The Guardian tiene incidencia del lado de las Farc.

Lunes, Febrero 8, 2016 - 12:32
3
12663

Por estos días, la fachada de la Alcaldía de Yopal está adornada con una particular valla que puso su actual alcalde, el cuestionado Jhon Jairo Torres Torres, mejor conocido como “Jhon Calzones”.

Es llamativa no solo porque Colombia es un estado laico y la valla, puesta en un edificio público, es claramente religiosa, sino porque el alcalde está usando un eslógan con la misma lógica del fallido Justo, Moderno y Seguro de Juan Manuel Santos: con sus iniciales.

El de Torres es una Yopal "Joven, Justa y Todos Trabajando", como muestra esta foto que publicó @Oyerista en Twitter

Torres llegó a la Alcaldía a pesar de que durante las elecciones estuvo preso por construir una urbanización ilegal llamada Ciudadela La Bendición, el mismo nombre del movimiento político que lo llevó a la Alcaldía y cuyo logo aparece a un lado de la valla. Aunque casi no puede posesionarse, logró que no leyeran la condena en su contra a tiempo, y ahora ha seguido demorando el proceso, con el argumento de que la confesión que sustenta la sentencia se debió a que recibió una mala asesoría.

Páginas