Menú principal

Sábado Julio 02, 2022

En apenas tres semanas, desde que las Farc rompieron su cese al fuego unilateral, esta guerrilla derramó 284 mil galones de gasolina en la selva de Putumayo, dejó sin luz a cuatro ciudades (Tumaco, Buenaventura, Florencia y Ocaña) y asesinó a un coronel de la Policía (el primero de su rango desde 2012).

Esos atentados están llevando al país a niveles de violencia similares a los que estábamos en 2011 o comienzos de 2012, cuando el Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo y 'El Médico' no habían firmado aún el Acuerdo marco que llevaría a instalar el proceso de paz con las Farc en La Habana.

Entre el 22 de mayo y hoy, el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) -que monitorea los niveles de violencia en el país- ha registrado 63 acciones ofensivas intencionales que se le pueden atribuir con alguna certeza a esta guerrilla.

Es decir, el triple de lo que habían sumado en los cinco meses que duró su cese al fuego, que según el director del Cerac Jorge Restrepo había reflejado “el nivel más bajo de violencia desde comienzos de los años ochenta”. (El Cerac contabilizó 20 acciones en todo el período del cese).

Si se tiene en cuenta que esa concentración de atentados de las Farc ha ocurrido en solo tres semanas, estamos de regreso a un nivel como los que eran habituales antes de arrancar el proceso de paz en octubre de 2012 (y que solamente igualaron en tres ocasiones, todas durante 2013, desde que están negociando).

La reciente ofensiva de las Farc incluye 12 atentados contra infraestructura petrolera, 11 contra infraestructura de servicios públicos (sobre todo tumbando torres de energía, aunque también volando una planta de tratamiento de agua en Algeciras) y 3 contra vías.

Si ese número de atentados se mantuviera en lo que queda de este año, igualaría las cifras del año récord de violencia perpetrada por las Farc (2002). Y si ese ritmo fuese el de todo un año, duplicaría el año con mayor número de acciones ofensivas de esa guerrilla contra infraestructura.   

En total, su ofensiva después de romper el cese unilateral ha dejado un saldo de 8 muertos (siete policías y dos soldados) y 19 heridos (incluyendo 11 civiles, 5 policías y 3 militares). Más de la mitad de esas acciones (37) se concentraron en los departamentos sureños de Cauca, Nariño y Putumayo, donde operan sus columnas móviles.

Esa escalada supuso un salto en los niveles de intensidad del conflicto. La Fundación Paz y Reconciliación -que los monitorea desde hace cuatro años- contabilizó 124 acciones armadas en las últimas tres semanas, una cifra que incluye atentados, emboscadas y hostigamientos de la guerrilla, bombardeos militares o combates entre ambos. Es decir, todas las acciones propias de una guerra.

“Estamos volviendo a niveles similares a 2001, cuando había unas 179 acciones por mes. No hay una ofensiva [de las Farc] en sentido estricto, pero estamos volviendo a los estándares normales de conflicto armado antes de la negociación”, le dijo a La Silla Ariel Ávila, el investigador principal de la Fundación. “Eso significa que el cese unilateral sí estaba funcionando”.

Ese escalamiento de las Farc tras una distensión de cinco meses -ya que el Gobierno también había suspendido sus bombardeos- seguramente contribuirá a aumentar el pesimismo sobre el proceso de paz. Ya está -desde el asesinato de los 11 militares en Buenos Aires (Cauca)- en su punto más alto desde el inicio de las negociaciones.

Aún con la reducción significativa en la violencia que supuso el cese, el número de colombianos que prefieren una salida negociada es el más bajo desde que comenzaron las conversaciones en La Habana (57 por ciento) y el de gente que no cree en ella el más alto también (40 por ciento), según la encuesta Gallup del 29 de abril.

Planteada esa pregunta en términos de optimismo o pesimismo sobre el proceso de paz, el 69 por ciento dijo sentirse pesimista y solo el 29 por ciento optimista, según la encuesta de Ipsos del 4 de mayo.

Esa misma encuesta de Ipsos reflejaba un aumento en la imagen desfavorable de las Farc, que llegó a un 93 por ciento, su punto más alto desde que arrancaron los diálogos en La Habana.

La pregunta es si esta oleada de atentados terminará por reducir aún más la porción de 17 por ciento más de colombianos que están a favor del proceso de paz. 

“Nosotros hemos visto que a nivel rural, donde sí se siente el conflicto, la gente veía que el cese estaba funcionando y ahora está perdiendo esa confianza”, dice Ariel Ávila.

Sobre todo porque esta intensificación del conflicto ocurre en un período preelectoral, en el que los discursos bélicos son más rentables políticamente que los que apuestan a una negociación que por naturaleza requiere paciencia y que, además, está en un momento de definiciones que no son fáciles de asimilar para muchos colombianos. 

Como dice María Victoria Llorente, la directora de la Fundación Ideas para la Paz que monitorea temas de seguridad, “lo único que quedó del desescalamiento fue el desminado. Hasta la confianza ciudadana se perdió”.

Encuestas: 
Perfiles relacionados: 
Iván Márquez
Alias Timochenko
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2015-06-15 09:27

Juanita León;

Respuestas a sus preguntas:

¿Pero RCN no se está inventando las voladuras de torres, no?

No, RCN no está inventando lo de las torres. Las FARC volaron las torres después del fin del cese unilateral ¿Irracional en un proceso de paz? La guerra no es racional. Recuerde usted que los guerrilleros asesinaron 10 soldados y en respuesta el ejercito mata 40 guerrilleros; en respuesta la guerrilla vuela torres y mata dos policías y adivine que pasará después. Hay que analizar la guerra como lo que es: Una confrontación bélica para acabar con el enemigo de cualquier forma sin importar los civiles, recuerde que el Estado también ha asesinado civiles.

¿Tu propuesta es que los Medios no informemos de estos ataques?

Mi propuesta es que informen todo lo que sucede en la guerra. RCN analiza la información desde el punto de vista Uribsita y todos sabemos que los Uribitas son buenos para manipular, mentir y huir del país cuando la justicia los requiere.

Lun, 2015-06-15 15:31

No respondió nada, solo le dio un rodeo a la pregunta y termino con una sentencia, que si bien es cierta no tiene mucho que ver con la pregunta. Una cosa es Analizar y otra Informar, el analista aplica sus conocimientos, experiencia e ideología y formula su análisis, pues como esto no es ciencia exacta, no a todos les gusta. El informador solo informa y es mensajero de malas o buenas noticias. Sin definiciones y conceptos claros, cualquier pregunta se contesta con apelando a sitios comunes y frases hechas

Lun, 2015-06-15 19:34

Loro, no es periodista, el opina como la mayoría de los opinadores aquí, con defieciencias de seres imperfectos y ademas Loro viejo no aprende. Desde mi primitivo entender yo si leo que Loro contestó a Juanita. En el escrito loristico entiendo que el le dice a juanita que rcn si debe informar lo de las torres pero que ademas informe a las personas que eso es lo que se quiere terminar con una firma de paz, porque seguir así es irracional que el toma y dame es una locura. Los periodistas comienzan a hecharle la culpa a Santos y a decir verdades a medias, por ejemplo, estan en un acuerdo de paz y haciendo la guerra esa gente no quiere la paz, en el caguan pasó lo mismo. Loro le dice a Juanita que la guri informe con su veneno, pero que tambien digan que la guerra es así y que no continuemos en ella y que no necesariamente eso quiera decir que no se quiere la paz, que informen que las farc la pone dificil porque ya en una desmovilizacion de las farc, la extrema derecha extermino un partido

Mar, 2015-06-16 10:26

No hay que ser periodista para responder lo que se pregunta, ese no es el punto, para usted respondió como él debía responder, pues está bien. Para mí el plumífero entrega una contestación insuficiente en contenido que no dilucida el interrogante.El busilis del asunto no es otro que evidenciar que los medios en este país están al servicio de sus dueños, sean estos los que sean, lo cual no es malo por si mismo, yo recuerdo al menos 8 noticieros en programación en la década del 80 y parte del 90 lo que podía equilibrar el oficio informativo, pues los dueños de estos noticieros eran de las más variadas ideologías, ahora el duopolio acabo con eso y no solo en TV, en radio y prensa sucede algo similar. Yo observó que su interés más que el medio de comunicación contextualice es que se “editorialice” la noticia, los periodistas lo que más hacen es caso, e informan con el veneno o el dulce del dueño

Dom, 2015-06-14 12:39

Juanita, interprete bien a sus lectores, lo que le pregunta a loro es una salida de la resentida de gurisati, los opinadors de aquí podremos ser ignorantes en el fondo de estos temas, pero no somos bobos, claramente existe una desconfianza con el periodismo porque el caballito de batalla que ustedes usaron para reclamar sus derechos fue que la información de ustedes defendería los derechos de los que no tenemos acceso a los altos estamentos y ustedes lo que han hecho es tomar partido para el lado que más facilmente los pueden callar, solo con despedirlos. En el gobierno uribe hubo hostigamientos de la guerrilla y los medios informaban hasta que uribe descaradamente les dijo a los periodistas que eran unos idotas utiles de la guerrilla. Gurisati en esa epoca informó sobre las actividades de la guerrilla con la misma intención que ahora, ella le decia a uribe que atacar a la prensa diciendoles terroristas auxiliadores de la guerrilla era una equivocación?

Sáb, 2015-06-13 23:37

Nononooooo Juanita no se trata d eso; yo tengo mínimo 2 propuestas:

1-Q LSV asuma una posición d compromiso proactivo en medio d la coyuntura q estamos, no es cuestión dl tape tape, pero actuar como si esto No era previsible cuando x la soberbia d ganar una batalla creyeron q era tener ganada la guerra,'saboteando el unilateral, darle una patada a la propuesta q x donde lo miren fue un logro q ni Uds en LSV ni nosotros como usuarios podíamos dimensionar simple y llanamente xq no sabemos q es poner el pecho a la brisa, es mentirle al país. Los medios se están amparando en una falsa libertad d expresión para atizar la Hoguera; lo q hace la Guri, la Rueda y muchos etcéteras es totalmente contrario a lo q se espera d un periodismo responsable y positivo. La excusa dl plato d comida seria entendible en otros, pero ESTOS se pueden dar el lujo d influir positivamente y tomaron el camino contrario.

2- Q LSV en su persona asuma una línea editorial q nos saque d la duda a q' es q juegan.

Páginas

Añadir nuevo comentario