Menú principal

Lunes Octubre 18, 2021

 

Los cables de WikiLeaks, que reveló El Espectador el domingo, muestran que el exdirector del DAS Andrés Peñate, el general Óscar Naranjo, Comandante de la Policía desde la era de Uribe, y el magistrado Javier Ricaurte de la Corte Suprema, sospechaban que el entonces asesor presidencial José Obdulio Gaviria estaba detrás de varios de los escándalos del anterior gobierno: que era el instigador de los seguimientos ilegales contra opositores del Gobierno y contra los magistrados de la Corte; que era el anfitrión de las visitas de delincuentes enviados por los jefes paramilitares en sus visitas a la Casa de Nariño, incluyendo la cita de ‘Job’ con el sanedrín de Palacio; que fue quien orquestó la estrategia de descrédito contra la Corte Suprema de Justicia. Estos testimonios se unirían a lo que declaró el ex subdirector de contrainteligencia del DAS, Jorge Lagos, quien también dijo que José Obdulio era el cerebro detrás de las chuzadas.

Es decir, todos los caminos apuntan a José Obdulio. Lo interesante es que, de ser verdad estas acusaciones, el ex asesor presidencial habría tenido una estrategia doble para debilitar tanto a la oposición al gobierno de Uribe, como a la Corte: tras bambalinas -de ser ciertas las sospechas de Peñate y Naranjo- instigaba los seguimientos ilegales. Y de frente, las debilitaba frente a la opinión pública.

Lo que revelan los cables

Los cables datan de finales de 2008 cuando las relaciones entre el gobierno de Álvaro Uribe y la Corte Suprema de Justicia pasaban por la peor época. Uno de los principales temas en las reuniones internas de Palacio y en encuentros con el Embajador de Estados Unidos, William Brownfield, era el de las chuzadas y los seguimientos ilegales.  Fue en algunas de esas conversaciones donde la embajada norteamericana tomó nota y envió los cables que ahora filtra WikiLeaks.

El general Óscar Naranjo, desde entonces Comandante de la Policía, salvó de responsabilidad al expresidente Álvaro Uribe ante el Embajador. Pero también le dijo que Gaviria era quien estaba detrás de la campaña de desprestigio contra el magistrado auxiliar Iván Velásquez, quien ha liderado los procesos por parapolítica en la Corte Suprema. Naranjo dijo, según lo que registró el Embajador en sus cables, que le parecía raro que la Corte enviara a la cárcel a los parapolíticos durante la fase de indagatorias. Pero también le dijo que él creía que, a excepción de Yesid Ramírez, quién creía que podría estar relacionado con el narcotraficante Giorgo Sale, los demás magistrados no tenían problemas con la Ley.

Y ratifició su denuncia a finales de octubre de 2008, cuando aseguró al Embajador Brownfield que Gaviria impulsaba la inteligencia política por parte del DAS.

Por otra parte, en los cables enviados por la Embajada a Washington, se daba cuenta de las quejas del entonces director del DAS Andrés Peñate. Peñate decía, en privado, que estaba recibiendo presiones por parte de José Obdulio Gaviria, porque éste sentía que no estaba suficientemente comprometido con el Gobierno en la disputa que tenía con la Corte Suprema.

José Obdulio Gaviria siempre ha negado cualquier relación con las chuzadas del DAS o con la visita de Job a Palacio de Nariño y ha tildado a Naranjo de ser un traidor.

Pero tanto Naranjo como el entonces recién nombrado director del DAS, Peñate, se mantuvieron en su versión de que era el asesor presidencial el que había impulsado el espionaje a los enemigos del Gobierno.

Cuando se supo de los seguimientos a Gustavo Petro, en el alto Gobierno se lanzaban culpas unos a otros, según los mismos cables. En ese momento, según los WikiLeaks, Naranjo y Peñate volvieron a coincidir en la responsabilidad que podría tener José Obdulio Gaviria. Sobre todo porque se dio la creación del G3, unidad dentro del DAS que realmente sí tuvo la intención de conducir una guerra política contra los opositores. El G3 estaba dirigido por José Miguel Narváez quien, según dijo una fuente a La Silla Vacía, era cercano al ex asesor.

En sus columnas

Mientras tanto, en los medios, José Obdulio se dedicó a dos cosas: a atacar a muchas de las personas que se estaban chuzando y a desestimar que las chuzadas existieran.

Gaviria lanzó un grito de victoria en su columna “El capitán Lagos e Iguarán”, en septiembre de 2009, después de que el entonces fiscal encargado Guillermo Mendoza Diago dijo que la Fiscalía había interceptado al magistrado auxiliar Iván Velásquez con órdenes legales. En ese momento, Gaviria afirmó que en la Corte Suprema “se inventaron las chuzadas del DAS” y que las quisieron utilizar para atacarlo a él. Pero el tema no se quedó ahí, porque el escándalo de las ChuzaDAS siguió su curso.

En abril de 2010, en su columna “Reincidir en la falacia”, dijo que periodistas buscaban vincularlo con el escándalo de las chuzadas. Y que ese escándalo era totalmente falso. El 27 de octubre de 2010, Gaviria tituló “Verdadero concierto para delinquir” para lanzar un fuerte ataque contra la Corte Suprema de Justicia. Y aprovechó para defenderse de las declaraciones de Jorge Lagos, quien había afirmado que Gaviria era el cerebro detrás de las chuzadas. En la columna, el ex asesor escribe “compraron la honradez del capitán Lagos” a cambio de una rebaja en su pena. Intentó llenar de dudas una de las principales declaraciones en su contra.

En “Mi Confesión”, la sarcástica columna del 3 de noviembre de 2010, Gaviria narra un episodio para defender su inocencia. Dos detectives del DAS fueron a su antigua oficina, en la Casa de Nariño, a preguntarle por una estafa que se estaba cometiendo. Según Gaviria, alguien estaba usando su nombre para prometer puestos y conseguir dinero. Y concluye: “las vueltas que da la vida: ahora se me acusa de ser jefe de todos los detectives del DAS.”

Pero la mayoría de los ataques de las columnas de Gaviria iban dirigidos contra la Corte Suprema, que se convirtió en el blanco alrededor del cual giraron varios de los mayores escándalos del Gobierno de Uribe. En líneas generales, el ex asesor buscaba mostrar a la Corte como un ente politizado y de oposición al Presidente.

En su columna “El pueblo, última instancia política”, Gaviria critica a la Corte por el proceso de Yidispolítica, acusándola de estar politizada y de atacar a Uribe: “El propósito no es condenar a Yidis, es derrotar a Uribe. Lo que no pudieron en las urnas o creando una mayoría parlamentaria, lo intentarán con una sentencia”. El 10 de marzo de 2009, ya como columnista regular de El Tiempo, Gaviria publicó “La estrategia de la crispación”, donde acusó a algunos magistrados de la Corte Suprema de sentirse “en un partido político y no en la Corte: en el Partido Judicial Nacional”.

En julio de 2009 avanzó en su caracterización de la Corte. En “La Corte, ¿Comité de Oposición?”, Gaviria se burla de Augusto Ibáñez, entonces Presidente de la corporación. “El doctor Ibáñez no es un gran jurista e intelectual, como se espera sea un magistrado, y más siendo el presidente de los magistrados de la Suprema Corte. El doctor Ibáñez es un político menor”. Pero Ibáñez no es el único blanco de la crítica, la Corte también lo es. Y plantea una solución al choque entre la Corte y el gobierno: “El pueblo, juez último, sabe muy bien quién es uno e irá entendiendo, poco a poco, quién y quiénes son los otros”. Y el 3 de noviembre de 2009, Gaviria arremete nuevamente contra Ibáñez y lo compara con Eric Mossambi, un aprendiz de nadador que participó por Guinea Ecuatorial en los Olímpicos de Sydney.

En “El capitán Lagos e Iguarán", en septiembre de 2009, Gaviria ataca de frente a la Corte Suprema. Inicia la columna con una frase demoledora: “Desde el día infausto en el que un grupo de magistrados de la Corte Suprema decidió constituirse en célula de oposición, nuestra escena pública se avinagró.” Y dibujó a algunos magistrados como seres fuera de sus cabales: “El camino hacia la esquizofrenia suele pasar primero por la suspicacia, se va agravando con la paranoia y remata con la locura. Los magistrados recorrieron el camino completico. Tomaron cualquier mirada como amenaza. ¡Y qué de escándalos!”. Es decir, sus rivales sufrían de paranoia.

El 10 de noviembre de 2010, en “‘Sacar al presidente”, Gaviria lanzó uno de sus más duras críticas a la Corte Suprema, o a algunos de sus magistrados. Específicamente, dirige a Yesid Ramírez, a Iván Velásquez y a Sigifredo Espinosa una serie de preguntas incómodas. “¿Quién en sus cabales, que no sea un suspicaz compulsivo, iba a calcular los alcances mefistofélicos de ciertos magistrados?" se pregunta Gaviria. Los tres magistrados, ahora se sabe, fueron chuzados de manera ilegal. Califica a la Corte como uno de sus dos enemigos, del que le resulta más difícil defenderse que del otro, que son  las Farc.

Por último, Gaviria atacó a ONG que relaciona con la izquierda, otras de las víctimas de los seguimientos del DAS. En 2005, El Tiempo le cedió un espacio a Gaviria para que publicara un especial. En él, Gaviria defendió las palabras de Francisco Santos contra estas ONG. Y, aunque en el contenido Gaviria sólo explicaba el contexto teórico en el que Santos habló, el título sí es muy llamativo: “Cajas de resonancia del terrorismo”.

En junio de 2009, Gaviria atacó duramente a Jorge Rojas, el director de Codhes. Dijo “Me quito el sombrero ante Jorge Rojas y su Codhes. Él, solito (como cualquiera de los protagonistas de Freakonomics), convenció al mundo de que Colombia es una satrapía” y luego escribió: “Opositor rabioso de Uribe, presentó su candidatura al Senado (lista del Polo). 1.565 ciudadanos votaron por él, esa votación obtuvo". En otra columna, sobre las elecciones de 2010, Gaviria escribe de nuevo sobre Rojas. Y le recuerda a sus lectores que “Codhes predica que Colombia está en guerra civil, para poder pedir fondos con qué atender a millones de refugiados.”

En enero de 2010, tuvo en la mira al periodista Jorge Enrique Botero. Dice que Botero fue la vedette del Congreso del Movimiento Continental Bolivariano y presenta seis “perlas” de la presentación de Botero. Con ellas, Gaviria deja al lector para que juzgue si hizo apología del terrorismo. Unas semanas después atacó a la izquierda con cierto humor. Escribió que “decir mamerto cascarrabias es un pleonasmo”, y se burló de la visión “mamerta” de Colombia, que a su juicio es negativa y llena de “veneno terrorista”. 

Además, a mediados de 2008, el exasesor presidencial también dictó una serie de conferencias en Washington donde explicó su visión sobre el país. José Obdulio Gaviria aseguró que los sindicalistas contabilizan los muertos sobre cualquiera que muere en el país con un carné sindical en el bolsillo. Aseguraba también que no era cierto que en el país hubiera desplazados sino que la realidad es que había migración ocasionada por el paramilitarismo y la guerrilla. Y negaba la existencia del genocidio de la UP, que aseguraba no era más que un expediente en que un grupo de abogados pretendían volverse multimillonarios.

Pero quizás su más dura columna contra miembros de la izquierda, muchos de ellos víctimas de chuzadas, fue la del 31 de agosto de 2010, “Alertas tempranas”. En ella se refiere a la discusión sobre si existía una fosa común en La Macarena. Afirma que fueron militantes y periodistas del Partido Comunista Clandestino de Colombia (PC3) los que crearon y movieron la noticia. La “farsa”, la “componenda narrada”, como la llama Gaviria, está vinculada a Piedad Córdoba, Iván Cepeda, Gloria Ramírez, Gustavo Petro y Carlos Lozano. Aunque Gaviria no dice que ellos sean miembros del PC3, sí los muestra como beneficiarios políticos de la componenda. Todos ellos también fueron víctimas de los seguimientos del DAS.

Perfiles relacionados: 
Óscar Naranjo Trujillo
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2011-04-01 11:39

!Vaya joyita...............!

Mar, 2011-03-29 10:16

Dora y Juan Esteba: Que ligeros son Ustedes. Me imagino que hacen parte de la jauría de elementos que quieren acorralar al Presidente Uribe y no sejan en su empeño. Dejen de hacer analisis tan superficiales. Si Ustedes creen que eso es así hay un camino falicimo. Unance a la cuadrilla de pitirris que queren vengarse de Uribe por haberlos acabado y extraditado, donde no tubieran el auxilio tanto de comunicadores sedientos de audencia, como de miembros del poder judicial que los protegieran.

Mar, 2011-03-29 20:35

Jejeje, "cuadrilla", "jauría de elementos". Eso parece redactado por el webmaster de DEFEMIL. Y ya hasta involucró a miembros de LSV con actividades delincuenciales, hasta eso llega la grosería de estos defensores de lo indefendible.

PS: Le recuerdo que los testimonios de alias "Pitirri" fueron claves para procesar a horrendos criminales como el ex senador Álvaro García Romero y el ex gobernador Salvador Arana. Y ya sabemos ambos personajes a qué "cuadrilla política" pertenecieron mientras permanecían en la impunidad. Dígale a los huérfanos y desplazados de Macayepo o a los dolientes de Eudaldo Díaz y Correa de Andreis que la justicia que medianamente puedan hacer con ellos es "una venganza personal" contra Uribe. Y conste que es usted el que involucra al ex presidente en la acción de las autoridades.

Mar, 2011-03-29 06:59

Sin duda este personaje josé obdulio gaviria, es oscuro y está implicado en la podredumbre e inmundicia del enano nar-para-corrupto; pero de la forma como presentan la nota correspondiente y otras más; se percibe una clara intención de sacar en limpio al enano nar-para-corrupto quien es el orquestador y directo responsable de tanta inmundicia y corrupción rampante y galopante de los ultimos tiempos de nuestro pobre, expoliado y sufrido país.

Lun, 2011-03-28 23:51

A todos los foristas aquí se les olvida que José Obdulio prometió con suicidarse si la corte lo investiga. Un medio de comunicación acaba de comprobar que no se trata de falsas amenazas (http://lahora25blog.blogspot.com/2011/03/el-ultimo-deseo-de-jose-odulio-...). Deberían entonces ser más cuidadosos con sus comentarios.

Dom, 2011-03-27 01:04

¿Cuántos millones se estará ganado el exasesor..? José Obdulio Gaviria, por echarse los trastos sucios encima, y obviamente pagado por su expresidente Uribe, que gracias a sus aún fuerzas, compra injusticias..Pronto se le acabará, ya que la justicia en su contra, será dificílisimo que la pague, pero al menos Colombia en su conjunto, ya no cree en su basura... muy por lo contrario, esperamos, que se le aplique la ley con el máximo rigor para que sea un precedente y Colombia vea que el doctor Juan Manuel Santos , Realmente es imparcial y aquí con el miserable expresidente... lo demuestre.

Sáb, 2011-03-19 09:16

La lealtad entre miembros de un cartel,es cosa probada y obligatoria,los escuderos del "capo di tutti capo" conocen que la cosa es en serio,cuando se trata de delatar se lo piensan 2 veces y con mayor razon en este pais donde mas de la mitad le deben favores al capo o a su cartel

Vie, 2011-03-18 18:12

Sin lugar a dudas José Obdulio Gaviria es un excelente corresponsal del pretexto para defenderse de su propia infame corrupción. Hay que leer sus frases como columnista, que ocultan toda la verdad a su hambre de poder derrumbado. Su mancha familiar es imborrable pues su primo fue otrora el hombre más buscado en el mundo, por terrorista, asesino multiple, jefe de sicarios, narcotraficante. Señor Gaviria, algo heredo usted de la sangre familiar. Indudable también, que defienda a su expresidente hasta con las uñas como una pantera celosa que luego termina por matar a sus cachorros. Uno de estos días, terminará por matar al "Cachorro", lo digo en el sentido de cobarde gritón y envalentonado que fue su expresidente cuando estuvo en el poder, hoy va camino lentamente a un juicio aquí o donde sea por haberse distinguido como el gobierno dictatorial mas CORRUPTO en la historia de Colombia, y será traicionado por sus mismos cómplices.

Vie, 2011-03-18 15:36

¿Y cual angelito estaba detrás de JOG?

Jue, 2011-03-17 09:37

¡1,2,3 por Jose Obdulio que está detrás de las chuzadas! ¿será que Uribe no sabía a lo que su mano derecha estaba jugando? yo lo dudo.

Jue, 2011-03-17 09:36

En realidad fue una trinca entre Uribe y Jose Obdulio y otros más dentro de palacio. Jose obdulio actuó como el Talleyrand de Napoleon pero con la talla de José fouché y Uribe como un emperadorcito, sin la talla de Napoleón; solo que el capo de guerra de ellos fueron la Corte, los ciudadanos y la oposición.

Mié, 2011-03-16 09:22

La peor guerra que pudo haber emprendido José Obdulio, es aquella que no se libra, conocida por los comunistas como "Combinación de las formas de lucha". En cualquier pais "civilizado", la inteligencia es una tarea ordinaria; los organismos dedicados al tema, están bajo responsabilidad del Jefe de Gobierno. Averiguar si unos magistrados tenian vínculos con la mafia es una de esas tareas, incluso organismos de alto nivel como la CIA o el MI5 inglés, llevan hojas de vida de todos los miembros del gobierno y oposición, conocen a sus aliados, sus "pecados" y demás. Incluso la ley de inteligencia inglesa tiene tres o cuatro artículos. En Colombia, con la infiltración de las Farc en diferentes estamentos (aun hay ingenuos que creen que la guerrilla està solo en el monte), se piensa en todo un tratado de inteligencia que impida, entre otras cosas, conocer de ONG o sus miembros, cuando se sabe que varias de ellas son solo mecanismos de guerra política, financiadas por organizaciones criminales

Vie, 2011-03-25 12:48

Si bien es cierto, que deben existir mecanismos legales por medio de los cuales un gobierno que enfrenta un conflicto interno, como el nuestro, pueda saber quienes están de su parte y quienes no. Esto no significa de ninguna manera que seguimientos ilegales deban permitierse. Y también debe diferenciarse muy bien entre enemigo público, es decir enemigo de todos los colombianos, y oposición, quien hace parte de la oposición no puede criminalizarse ni legal, ni mucho menos ilegalmente. El poder de un Estado se muestra en sus acciones legales, su debilidad en las ilegales. El gobierno Uribe necesito siempre de la ilegalidad para mantener una fachada poderosa de su muy débil seguridad democrática.

Mié, 2011-03-16 09:55

Carlosc, gracias por el comentario. Por favor en futuras ocasiones no escriba en mayúsculas, porque éstas dificultan la lectura y en internet se suelen entender como gritos. Saludos.

Mié, 2011-03-16 02:11

Al que crea que las Chuzadas fueron creadas y autorizadas únicamente por Jose O Gaviria, quiero premir su ingenuidad y estoy dispuesto a venderle bien barato el Rio Magdalena con el Puente de Barranquilla incluído....Que Gaviria se lo haya sugerido a Uribe, eso es factible, pero conociendo lo dictatorial que era Uribe, sólo el gran mesías tenía la autoridad para aprobar que "las hojas de los árboles se movieran"....Por algo Uribe estaba buscándole el Asilo Político también a Bernardo Moreno después que se lo consiguió a la Hurtado. De paso, Bernardo Moreno es quien tiene realmente la respuesta de a quien le entregaba los reportes del DAS. Además, qué velas llevaba Gaviria en la Chuzada al magistrado Velazquez, si el beneficiado era Uribe? ...Ahora falta ver si Gaviria hace gala de su leal espiritu talibanesco uribista y decide echarse la culpa de todo el rollo....Si eso lo hace felíz, por mí que le metan 40 años de cárcel.

Mar, 2011-03-15 21:59

No es nada nuevo;Jose Obdulio era el cerebro y asesor del presidente para todas estas barbaridades;no olvidemos de quien es primo;y no olvidemos la epoca en que Pablo Escobar colocaba alcaldes,gobernadores y concejales en Medellin,quien era su asesor;exactamente aplicaron lo mismo cuando llegaron a Palacio.

Mar, 2011-03-15 10:52

Familiar de delincuente, no siempre nace delincuente, pero alguien que toda su vida se vió obligado a justificar los actos criminales; que fueron su sustento, es fácil entender que actúe de esta manera.

Mar, 2011-03-15 09:31

El cuestionado José Obdulio GAVIRIA el principal asesor de Alvaro Uribe. Para acortar el tema, ya que al ex presidente le gustaban tanto los refranes populares, le va uno: "Dime con quién andas y te diré quién eres."

Mar, 2011-03-15 09:09

Que credibilidad pueden tener los correos de wikileaks? ahora quieren hacerlos parecer como la verdad revelada. utilizandolos como arma para apalancar la campaña de desprestigio en contra de Alvaro Uribe velez, y todo sus entorno, afortunadamente no son una fuente acreditada y menos una prueba contundente, para los enemigos de uribe , josè Obdulio, fuè el artifice de todo lo malo que se acusa al Ex presidente.

Mié, 2011-03-16 02:16

Sólo un tarado podría poner en duda la seriedad y veracidad de las fuentes de Wikilaks. Hasta le acaba de costar ayer su puesto a Bowley, un antiguo alto funcionario del Departamento de Estado.

Páginas

Añadir nuevo comentario