Menú principal

Jueves Enero 27, 2022
En el Congreso, la bancada de mujeres impulsó la ley 1257 para proteger a las mujeres y que fue aprobada en 2008. En esta legislatura, la nueva bancada hizo un debate de control político al Ministro de Protección Social para que explicara los avances de la ley. 
Después de un año de espera, Juan Manuel Santos designó a Cristina Plazas como Alta Consejera para la Mujer. 

 

Hernán Darío "el Bolillo" Gómez finalmente renunció a ser el director técnico de la Selección Colombia. Lo hizo ante la presión mediática y atendiendo la solicitud que también le hicieron varias congresistas después de que se conoció que le había pegado a su compañera de fiesta. Así, el "Bolillo" Gómez se convirtió en un símbolo inesperado de la violencia contra las mujeres, un tema que más allá del ruido mediático y de las declaraciones oficiales, sigue sin ser atendido con una verdadera política pública de prevención y castigo a los maltratadores de mujeres.

Hace dos años, en 2008, la bancada de mujeres en el Congreso impulsó una ley contra la violencia y discriminación contra las mujeres que es revolucionaria en muchos sentidos.

La ley es amplia y generosa con las mujeres violentadas: les reconoce su derecho a recibir atención, asesoría jurídica gratuita y a decidir si quiere confrontar directamente al agresor.

También le ordena a varios ministerios tomar medidas en el asunto: al de Justicia, regular las sanciones y las medidas de protección para las mujeres víctimas; al de Comunicaciones, elaborar programas de difusión que contribuyan a erradicar la violencia contra las mujeres; al de Educación, incorporar programas de formación sobre los derechos de las mujeres; y al de Protección Social, actualizar los protocolos de atención a mujeres maltratadas en las instituciones de salud e incluir en el POS las actividades de atención a las víctimas.

Esta ley, como casi todas, ha sido menos progresista en la práctica. Para comenzar, aunque la ley fue aprobada en el 2008, aún no se ha reglamentado.

En la legislatura pasada, la bancada de mujeres citó al Ministro de Protección Social, Mauricio Santa María, para saber qué tanto había avanzado en la reglamentación de la ley. "En el debate, el Ministro dijo que estaban conformando unos Comités Regionales con las autoridades locales para hacer la reglamentación", dijo a La Silla la Representante del Mira Gloria Estela Díaz. "La pelota está en las manos del Gobierno ahora, nosotras como bancada ya aprobamos la ley, pero la reglamentación solo la puede hacer el Ministerio", dijo Díaz.

En la Alta Consejería de la Mujer de la Presidencia, vacante que Juan Manuel Santos se demoró un año en llenar,  explicaron a La Silla Vacía que están trabajando con todas las entidades del gobierno y organizaciones de mujeres para reglamentar la norma. Y que antes de diciembre estarán listos dos decretos: uno de justicia que reglamenta los lineamientos técnicos para tramitar las denuncias de violencia y ante quién se debe hacer y uno del Ministerio de Protección Social que contempla medidas para prevenir la discriminación laboral de mujeres.

Los puntos más revolucionarios y que habrían hecho una gran diferencia para las mujeres siguen en discusión. Uno de ellos, el más polémico, es el que le ordena a las EPS a pagarle a las mujeres golpeadas el desplazamiento y el hospedaje para ellas y sus hijos después de ser golpeada como una forma de protección inmediata frente a su agresor.

El problema de esta norma –desde el punto de vista del Ministerio de Protección Social– es que le asigna al sistema de aseguramiento en salud una competencia que no está contemplada dentro de las funciones de aseguramiento de enfermedades. En parte porque la violencia contra la mujer no es una enfermedad.

"Esto es importante para poder denunciar, una mujer no va a decir qué sucedió si luego tiene que volver a casa", explica Claudia Ramírez, de Sisma Mujer. 

Aunque la norma fue demandada por varias EPS, que argumentaban que no podían brindar servicios de hotel, sino solo de salud, la Corte Constitucional ratificó su exequibilidad e igual lo hizo la Reforma a la Salud que fue expedida este año. Pero este punto está lejos, lejísimos, de lograr un consenso.

El Ministerio de Protección Social tampoco ha podido incluir en el POS las actividades de atención a las víctimas que exige la ley porque, para meter un componente en el POS, se necesitan estudios de prevalencia, estudios epidemiológicos y estudios financieros que nadie tiene. Tampoco hay guías específicas todavía para que las instituciones de salud atiendan a las mujeres maltratadas. El Ministerio ha elaborado guías sobre la atención de las 25 enfermedades más prevalentes. Pero, otra vez, la violencia contra las mujeres podrá ser endémica en este país, pero no es una enfermedad.

Por esto, el Ministerio ha propuesto en las mesas de trabajo de la reglamentación de la ley que estas obligaciones sean financiadas con recursos por fuera del sistema de aseguramiento o con recursos de otras entidades como Acción Social o el Icbf. El problema es que el Icbf ya se ve a gatas para, por ejemplo, pagar más refrigerios a los niños para garantizar que por lo menos vayan al colegio y tengan qué comer.

"El más adelantado es el decreto de Justicia que aún no ha salido. Pero de los otros decretos solo se dice que siguen en proceso", dijo La Silla Vacía, Claudia Ramírez de la organización Sisma Mujer. Ramírez hace parte de la Mesa de Seguimiento a la ley 1257 junto con la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y otras organizaciones de mujeres. Y el seguimiento no ha sido fácil por dos razones.

Uno, porque no todos los casos de violencia contra las mujeres –ya sea que sean golpeadas, violadas o asesinadas– son denunciados. En un informe de Medicina Legal, se estima que solo se denuncia el cinco por ciento de los casos. Y dos, porque Medicina Legal se demora en entregar las cifras.

En este mes, Sisma Mujer recibió las cifras de 2010, y todavía no se sabe nada de las de 2011. Así que saber si bajaron o subieron los casos de violencia contra las mujeres no es posible. Lo que se sabe, por las cifras del 2009, es que la violencia contra ellas sigue altísima.

En 2009, hubo 54.192 casos de violencia contra las mujeres en parejas, 128 casos de mujeres asesinadas por razones asociadas a su género y 17.953 casos de violencia sexual. Estos son los denunciados, es decir que probablemente hay casi cinco veces más (ver estudio de Sisma Mujer).

"Nosotras vemos que la ley ha tenido una ganancia en el tema pedagógico, de hablar que aquí hay un problema cultural. La reacción de lo del "Bolillo" puede verse como un éxito en favor de la mujer", dijo Ramírez a La Silla Vacía. "Pero en la efectividad, no es tan claro".

 

Una política nacional y sus variables locales

El Ministro de Salud, Mauricio Santamaría, es el encargado de reglamentar la Ley pero hasta ahora no lo ha terminado de hacer. 
 

Parte del problema de definir una verdadera política nacional de equidad de género –una obligación que la Bancada de Mujeres en el Congreso metió en el Plan de Desarrollo para ver si ahora sí se logra y la Consejera para la Mujer, Cristina Plazas, se comprometió a lanzar en marzo del 2012– es que exige un trabajo interministerial y no solo a nivel nacional sino local.

“Queremos incidir en los planes de desarrollo locales, volviendo obligatorio incluir un capítulo de prevención y atención de violencia contra las mujeres”, dijo Fernanda Benavides, quien desde la Alta Consejería de las Mujeres lleva más de un año trabajando en la reglamentación de las mujeres.

Cuando una mujer es golpeada y tiene suficiente fuerza o rabia para poner la denuncia tiene dos alternativas: ir a la Casa de la Justicia, o a la Comisaria de Familia. En Bogotá hay solo cinco Casas de la Justicia, todas financiadas con plata de cooperación internacional de la AID, que suelen tener un psicólogo que hace lo que puede.

También puede ir a la Comisaria de Familia –que a veces está en la Casa de la Justicia. Algunos comisarios son buenos y comprometidos pero muchos son cuotas políticas del Alcalde, quien está a cargo de este nombramiento y pone en ese puesto a gente que no necesariamente es sensible frente a esta problemática.

Medicina Legal tiene un protocolo para atender a las mujeres maltratadas y también la unidad especial de la Fiscalía. Pero en varios estudios que se han hecho se ha demostrado que en general a las mujeres que denuncian les va mal.

Los comisarios, o los fiscales que atienden sus casos tienden a mandar a las mujeres a conciliar aunque la ley dice que la violencia no es conciliable. Pero entonces, lo pasan como ‘conflicto familiar’ y no como violencia, lo cual les permite cumplir sus cuotas de cumplimiento.

También se ha encontrado que reproducen sus prejuicios machistas. Un estudio del Cijus, de la Universidad de los Andes, que está todavía en proceso, ha encontrado que los funcionarios les dicen a las mujeres cosas como que la casa es de él y que por lo tanto no lo pueden echar; o que “por lo menos le está ofreciendo una platica” o incluso que “agradezca que por lo menos reconoció que le pagaba mientras que otros lo niegan”.

El problema de fondo, según una experta en el tema, es que no hay un conocimiento verdadero de la problemática de la violencia contra las mujeres en Colombia, que no es igual a la de Estados Unidos, que es nuestra referencia. En Colombia, por ejemplo, más de la mitad de los pobres son dueños de su propia casa y parte de la razón por la que la mujer se queda con el abusador es por miedo a que, si abandona la casa, la pierde. Esa es una de las conclusiones preliminares del estudio del Cijus.

En general, no hay información precisa sobre el tema y tampoco un seguimiento sistemático de los casos.

“Hay mujeres golpeadas a las que el maltrato las deshizo. Pero la mayoría de mujeres que son agredidas no se dejan y con lo que tienen tratan de mejorar su situación. Por eso es clave una política pública que construya sobre las soluciones que ellas ya encuentran en sus propias vidas,” dice Julieta Lemaitre, quien ha estudiado el tema desde varios ángulos.

Tocará ver si el caso "Bolillo" se queda en el titular de su renuncia o si de verdad es un augurio de que este país por fin se tomará en serio la violencia contra las mujeres.

Perfiles relacionados: 
Cristina Plazas Michelsen
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2011-08-10 16:16

Cuando un acto privado es delito, pasa de inmediato a ser público. Una agresión física bajo cualquier motivo es delito, sea a hombre o a mujer. Para este caso la connotación de género pesa más de lo que normalmente pesaría, por eso de ser figura pública.
Anoche Liliana Rendón, Senadora de la República salió en Pregunta Yamid justificando la agresión del Bolillo, según ella xq la mujer lo provoco. Creo que está muy equivocada, la provocación no es una justificación para la agresión!

Cuando uno se encuentra en la vida mujeres como Liliana Rendón entiende xq hay hombres como el Bolillo.

Mié, 2011-08-10 14:43

Y respecto a este interesante historia de LSV, muchas gracias por ilustrarnos acerca de la ley de protección a las mujeres, impulsada por la bancada de mujeres congresistas, desde el 2008 e inoperante a la fecha como lo leemos en este informe. Lamentablemente como pasa tantas veces en nuestro país hay demasíadas leyes que NO se aplican y en este caso pienso que hay partes de la ley que van a generar mucho problema como por ej. que las EPS sean responsables de brindarles a las mujeres unos derechos que NO hacen parte de su labor porque si ahora la salud está en graves problemas, es iluso pensar que se les adicione una nueva responsabilidad ajena a su naturaleza a estas empresas de salud.
Para terminar, pienso que cuando se legisla se deben considerar acciones reales, pragmáticas, posibles de implantar y ejecutar y no abarcar demasiado en el conjunto de una ley específica, que solo produce leyes en el papel.

Mié, 2011-08-10 14:30

Muy bien por todo el desenlace del episodio del Bolillo Goméz. Bien por Bavaria que le retiró su respaldo y no le quedó otra alternativa que renunciar, asi la Federación haya pasado de agache, cosa que además no sorprende en los llamados 'dirigentes' del fútbol nacional.El señor Goméz ha dado muestras suficientes de su mal caracter y falta de control a lo largo de los años y un personaje público de sus características, que dirige la selección nacional de fútbol - el deporte nacional mayoritario, que lamentablemente genera pasiones desbocadas y tiene en los niños una amplia afición -, NO puede cometer esta clase de 'errores' y no asumir TODAS sus consecuencias.Hay que recuperar en este país LA RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL, empezando por LOS dirigentes de cualquier área y nivel porque todos debemos saber que los errores tienen consecuencias y HAY QUE ASUMIRLAS.
Y hoy después de todo el escándalo de ayer,algunos quieren perdonarlo,señalando el trago como atenueante en lugar de AGRAVANTE!

Mié, 2011-08-10 12:48

El bolillo nunca ha renunciado simplemente el verdadero dueño del letrero lo exigio,asi qe tanta pena y tan poca verguenza no es consecuente,que se retire y la familia y amigos que quieren defenderlo que lo ayuden si es que de verdad lo quieren pero no pretendaan que el pais asuma los costos de cuanto borracho existe acosta del bolsillo de todos y no pase nada.felicitaciones a bavaria por la decision.

Mié, 2011-08-10 12:40

Lo del bolillo no es nuevo simplemente esta ves se hIzo publico recuerden lo de ecuador y lo de barranQuilla hace tiemp,o asi que coma de su cocinado.ademas es una forma de bajarle los humos a una gran cantidad de paisas que se han creido los dioses; fuera bolillo fuera y bien lejos,el no mato , pero personas que ganan tanto dinero a costa del mismo pais no pueden andar actuando como les da la regalada gana sacando a flote la soberbia y prepotencia propia de cualquier paisa tipico, original y arrabalero comno lo es y ha sido el.

Mié, 2011-08-10 11:53

Rechazo la violencia contra las mujeres pero también rechazo los linchamientos públicos.
P.D. ¡Encuentra lecciones de moral al fondo de la botella en todos los productos Bavaria!

Mié, 2011-08-10 11:13

"Lamentablemente el "Bolillo" no renunció por la presión mediática, tampoco lo hizo por sentirse culpable. Lo hizo porque SAB MILLER BAVARIA se lo exigió a la Federación de Futbol. A Bavaria no le convienen los escándalos que involucran una asociación entre licor y violencia."

"No obstante la causa real de la renuncia, la reacción frente a la violencia ejercida y la medida o la consecuencia, me parecen un paso interesante para visibilizar la violencia contra la mujer y la violencia de género."

:) Qué nivel, qué nivel, qué nivel. Bueno, uno lee cosas como estas y le queda alguna esperanza de que Colombia salga algún día de la caverna donde anda metida. Deseo profundamente que este asunto se mantenga sobre la mesa y ojalá alcance para hacer lo que se debe hacer hace rato: expulsar el opusdeismo soterrado de la sociedad colombiana.

El que no me crea, que siga viendo como en sus narices gracias al Procurador Ordoñez intentan regresar al país al siglo XIII.

Mié, 2011-08-10 10:55

Muchos datos de este asunto no son conocidos, no se puede permitir la violencia contra ningún ser humano, sea hombre o mujer, o niño, o niña, o adolescente. La conducta de Bolillo es inadecuada, exagerada y equivocada. Pero de ahí a que lo crucifiquen por toda la violencia que sucede en este país. Doble moral, no nos rasgamos las vestiduras por mujeres asesinadas, desaparecidas, menospreciadas, por niños en la calle prostituidos y mendigando. Este señor reconoce su error, enfrenta su conducta y lo acaban. Es valioso reconocer que el juego de la humanidad el error es parte, y que dar la cara y enfrentar la equivocación es el acto de dignidad. ya no mas con este tema, pasemos a las políticas públicas efectivas contra la violencia, emocional, física y Sicológica de todos lo seres vivos.

Mié, 2011-08-10 10:21

Partiendo del presupuesto en el sentido de que: como se habla, se escribe; como se escribe, se piensa; como se piensa, se actua.

Pues bien, lo del bolillo es cuestion de actitud.

Actitud "creo para beneficio del bolillo" no solo desarrollada contra la Mujer, sino contra todos los seres con los cuales interactua. Al ser solo contra la Mujer, ya el problema es de ligas mayores.

Y de ser una actitud para el colectivo, traduce que sus enseñanzas a los jugadores del Seleccionado Colombiano pueden estar encarriladas por el mecanismos del irrespeto y la violencia contra los semejantes; razones de mas para entender que muchos partidos de futbol se han perdido por la ausencia de jugadores producto de las tarjetas rojas inspiradas en la actitud enseñada del BOLILLO.

Que se vaya, que el FUTBOL merece mejores lideres.

Mié, 2011-08-10 06:08

No me canso de reconocer el sentido de oportunidad y profundidad de LSV como es este análisis. Confieso que no quiero a Maturana ni al Bolillo, por ellos el futbol me emocionó y por ellos hoy detesto al futbol. También censuro cualquier violencia contra niños o mujeres o entre seres humanos, pero con el bolillo, me parece que muchos se aprovecharon de la violencia de bolillo para sacarlo de la selección, porque simplemente lo detestamos y ahí es donde está la doble moral de nuestra sociedad, por eso vuelvo a admirar el análisis de esta columna que demuestra que de fondo nuestra sociedad y gobierno nada adelantan para erradicar una cultura tan agresiva entre nosotros. Es necesario que la agresividad de bolillo en verdad sirva para reflexionar sobre nuestra violencia. Satisfecha nuestra venganza con el bolillo, queda más, mucho más por hacer y es rechazar de verdad toda violencia de genero y contra la infancia de todos.

Mar, 2011-08-09 20:01

la salvaje agresion del bolillo gomez -su apodo hace honor a lo que es- es apenas un palido reflejo de la extrema violencia de genero que padece el pais. cada hora en todos los municipios, corregimientos y veredas de colombia son maltratadas fisica y moralmente centenares de mujeres. unas veces por pura ignorancia de quienes lo hacen, otras porque vienen de hogares maltratadores, otras porque los maltratadores no encuentran otra via para imponer su voluntad. y es que la agresion no es solo a puñetazos y patadas. hay mas maneras de hacerlo. por ejemplo el estado colombiano mismo lo hace a diario con la discriminacion laboral y los sueldos mas bajos a que someten a las mujeres. igual con el acosos sexual permanente que muchas tienen que aguantarse en sus puestos de trabajo, para no ser despedidas. ellas tienen que reaccionar ya. denunciar a esos hijos de mala madre que asi proceden. aunque, claro, tambien hay violencia de ellas hacia ellos. esto igual es censurable. actuar...es la salida

Páginas

Añadir nuevo comentario