Menú principal

Sábado Octubre 23, 2021

 

Dos barrios cartageneros, que fueron los más afectados por el invierno del año pasado, encarnan la tragedia invernal que ya pasó y las razones por las que volverá a suceder.

Se trata de Marlinda y Villagloria, dos barrios de invasión sobre la playa, que están en zonas de alto riesgo de inundación y cuya mayoría de pobladores no quiere reubicarse. Saben que si se quedan, en un futuro no muy lejano le podrán vender a los grandes constructores que ven el potencial turístico de esta zona.

Necesita flash player

 

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2011-04-01 19:40

Ese problema no es exclusivo de los barrios pobres de Cartagena e incluso hay situaciones peores. Además, es necesario que sobre el tema se realicen investigaciones serias e integrales. En la mayoría de los casos, la gente no tiene medios para adquirir tierras adecuadas y el Gobierno, en el caso de las ciudades, tampoco las ofrece. Regresemos al caso de BELLO, Antioquia. El problema estaba ahí, cómo así que el Gobernador o los titulares de las instancias correspondientes no se dieron cuenta que el peligro y el desenlace fatal tenía que ser inminente; a quien le puede caber en la cabeza, que las autoridades nacionales no están enteradas de la construcción de viviendas en pendientes, en tierras inundadizas o contiguas al mar, cuando no, aquellas que todos los años el invierno las inunda, llegando el agua hasta las ventanas. En este último caso, la solución debe ser integral. Ni siquiera se han proppuesto a las comunidades los sitios de reubicación.

Sáb, 2011-04-02 01:56

Tiene razón, pero el proceso no es fácil. El Estado Colombiano -en mi opinión- no tiene la suficiente capacidad de reubicación de millones de familias que llegaron a las ciudades en las peores condiciones, cogieron los terrenos más alejados y sin regulación y los establecieron. Muchos barrios en peligro en la actualidad son legales, y al ser tan grandes, tan densos, mover la gente es prácticamente imposible.

Pongamos el ejemplo de Bello. Las casas del derrumbe eran de material, en un barrio ya establecido, con servicios públicos, y en crecimiento. En el mejor de los casos cada casa la venden en no menos de 60.000.000 de pesos. Hagamos sumas y se darán cuenta que la situación para el Estado es muy complicada.

Pienso que lo que mejor puede hacer el Estado es lo siguiente:
1. Buscar la situaciones críticas y reubicar la población.
2. Elegir el mejor modelo de ciudad a seguir. Que los POT se rijan a una ley que lo estipule.
3. Comprar todas las tierras aledañas a las ciudades.

Sáb, 2011-04-02 15:47

voy mas alla hay que construir ciudades nuevas como brasilia en los llanos orientales le saldria mucho mas barato al gobierno y la infraestructura la pueden poner los privados y se puede estimular la iversion por medio de excenciones de impuestos.alli pueden vivir danmificados desplazados y personas que esten en pobreza extrema.

Añadir nuevo comentario