Menú principal

Lunes Agosto 08, 2022

Hace casi dos años me atreví, en esta columna a hacer algunos vaticinios sobre las próximas elecciones. Bajo el título “si las elecciones del 2014 fueran mañana” auguré: que no habría contendor para derrotar a Santos; que Uribe se saldría de la U y trataría de que Oscar Iván Zuluaga fuera su candidato presidencial y que la atención electoral se centraría en el Senado.

Las tres premisas siguen siendo ciertas, hay algunas cosas que no calculé y hechos nuevos que –sin embargo- hasta ahora no cambian completamente el panorama. Estamos –sin embargo- en medio de una tormenta de consecuencias aún impredecibles pero que me atrevo a predecir –ave de mal agüero que soy- que la revolución no está cerca y que en Marzo y Mayo las cosas muy probablemente serán como se veían desde hace dos años.

A pesar de que la gran diferencia entre lo que se predecía entonces con lo que ocurre ahora es el deterioro de la imagen presidencial aún no sale quien le pueda ganar a Santos. Hace cuatro años tampoco y Mockus estuvo a pocas semanas de lograrlo con una campaña que arrancó solo en Enero del 2010. La idea de que Santos era invencible en el 2014 llevó a “que sus posibles competidores decidieron aplazar sus planes para el 2018. Germán Vargas Lleras amarró su suerte a la de Santos, el liberalismo se ha anticipado a promover un nuevo período del Presidente y Petro y Fajardo estarán ocupados en sus cargos de alcalde y gobernador para los que fueron elegidos recientemente”. Hasta ahí solo habría que cambiar las inflexiones verbales.

Para el 2011 ya se sabía que Navarro y Clara López “le apuestan a que el descontento social va a seguir creciendo y que ellos tendrán capacidad de representar electoralmente esa inconformidad”. La inconformidad social creció y Navarro parece ser el favorecido, pero como está dicho desde allá la bola de cristal muestra que “sacará una buena votación, que resultará sin embargo una victoria pírrica ya que el 30%, que son tres millones y medio de votos alcanzan para contarle a los nietos y nada más”.

Lo nuevo de entonces a acá ha sido la posición de los verdes que sin embargo no afecta para nada el panorama global. Ese Partido se dividió, no todos se quedaron con Santos como parecía, sino que algunos se fueron con Navarro para facilitarle la personería jurídica que requiere. Entonces tampoco se veía que Peñalosa recién derrotado pudiera ser un obstáculo en el camino de Navarro a quien le tocará primero ganarle en la consulta de ese Partido. Una consulta de resultados inciertos.

Se sabía que: “El expresidente (Uribe) no va a dar pelea interna para quedarse con el control de la U, por lo que organizará su propio movimiento tal como lo ha hecho en el pasado”, sus candidatos presidenciales ni suenan, ni truenan. 

Lo que Uribe anunciará con gran bombo este fin de semana y los medios anunciarán como novedad se sabía desde hace dos años: “El expresidente Uribe encabezará una lista cerrada al Senado, él sabe que en el lugar donde la oposición resulta efectiva es en el Congreso y calcula que podría obtener el 25% de las curules. En su lista estarán algunos de sus candidatos derrotados en las elecciones del 30 de Octubre, pero que obtuvieron votaciones importantes como Martha Pinto, Federico Gutiérrez y Carlos Mario Estrada, que Uribe destacó como personas que inician una carrera política. Algunos de los actuales miembros de la U se irán con él pero serán pocos.

La febril campaña que el expresidente emprendió durante los últimos meses solo se explica en la perspectiva de formar su propia organización para emprender la campaña del 2014 y el cálculo de obtener tres millones de votos no parece exagerado, ni inalcanzable”.

La consecuencia también era predecible: Los demás partidos tendrán entonces que “presidencializar” la campaña al Senado.

En la bola se veía un jugador veleidoso, Germán Vargas Lleras, que en ese momento parecía que haría lo que era útil para enfrentar a Uribe, encabezar la lista del liberalismo reunificado, pero prefiere mantenerse como llanta de repuesto, de él se decía que : “Estará un año más (en el gabinete), buscará algún otro espacio y estará listo para participar en las elecciones de 2014, pero no como quisiera, como candidato presidencial, sino como promotor de la reelección de Santos”.

El liberalismo, sin Vargas o mejor a pesar de Vargas, se posicionó como el contendor de Uribe y la apuesta estará en cuál de las dos listas sacará más votos. Me atrevo a vaticinar que los liberales serán la lista más votada, pero lo hago con recato por mi condición de director del Instituto Liberal, que los lectores deben conocer por si consideran que eso me convierte en una opinión interesada. (Cuando escribí la columna del 2011 no tenía esa condición y la “bola” mostraba cosas parecidas).

Mi vaticinio sobre los buenos resultados de la lista uribista –que superan incluso el optimismo de sus promotores- me debería excusar ante los lectores de que estoy diciendo lo que “veo” no lo que quiero.

Lo demás se sabía: “Los conservadores volverán a confiar en pequeños feudos regionales que sumados le permitirán mantener alrededor del 15% de las curules (hoy tienen un poco más del 20). Los progresistas de Petro se llevarán un 15%, recogerán el voto de “opinión” con tendencia de izquierda, encabezados por Navarro y con una lista “sancocho” como la que siempre promovió el M-19, que es el verdadero reencauchado después del 30 de Octubre… La U reducirá su representación a la mitad de lo que hoy tiene, pero seguirá siendo necesaria para canalizar las disputas regionales, por lo que no podrán irse todos al liberalismo”.

La “bola de cristal” mostraba entonces y aún ahora que “Con esas cuentas el Presidente Santos tendrá una coalición bastante inferior a la de hoy e incluso puede quedar en minoría. Uribe liderará la oposición de derecha y probablemente a él se sumen los conservadores”.

Hasta ahora no me va mal en mi oficio de “pitonisa electoral” y me atrevo a ponerlo en juego, si los vaticinios no se dan diré como dicen los encuestadores: esta es la foto de este momento, si las cosas cambian… cambian. ¿Ustedes como la “ven”?

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-09-14 10:10

1- La Vigencia de Santos hay q reconocer depende exclusivamente de la Habana, xq los paros lo han dejado bien mal herido.

2- Lo de Furibe y el señor cara de angustia Zuluaga creo no se dará, pachito como sea con su bobada y todo lo supera en ,….mmmm?….mmm..’…...carisma, y pare de contar.

3- Las retiradas de Vargas y los cambios de los verdes si verdad no tiene discusión, eso es un verdadero sancocho que esperamos sepa rico. Con gallina criolla q esta de moda.

4- Los conservadores,que mamera, da grima, deberían cerrar ese chuzo.

5- Lo de Furibe no tiene discusión, lo interesante es que el lema de las famosas “encrucijadas del alma” no aparece por ningún lado y se quede en el típico susto-amenaza-acoso distractor a sus contrincantes.

6- Finaliza como siempre,..muy Furibista, descalificando al resto, y con un ingrediente muy simpático:

Por qué para el POLO el 30% (más de 3 millones) no son relevantes y para Furibe si, además de No ser inalcanzables?.

Así lo veo yo.

Sáb, 2013-09-14 14:57

don javcic, de seguro DIDUNDI no le contestará así como tampoco al señor gato, por las mismas razones que ha expuesto, sinemabrgo déjeme recordarle que hay palabras, frases y ante todo personas ofensivas, y tanto ud como el señor gato tienen mucho conocimiento de causa: el vocabulario que está manejando DIDUNDI,está superado hace mucho tiempo en los medios, el ejemplo mas claro está en la última columna de la revista SEMANA donde no hay una burla, sino a una verdadera ridiculización del personaje de turno que caiga en la olla, así que su comentario creo esta des-actualizado.

Los términos cara de angustia, Furibismo y/o Furibista, ya son parte del diccionario Colombiano, así que no pierda su tiempo.

PD: hay un blog de la editora Juanita, porfa léalo y en acuerdo con el otro caballero, hagan un pequeño esfuerzo por no personalizar los comentarios, verán cuan chévere y agradable resulta entrar,se ha vuelto muy tedioso las mismas actitudes.

Sáb, 2013-09-14 10:17

Vea que si, recorderis importante, cómo olvidar a Robledo, o quien puede o se atreve a olvidar a Robledo que no sea alguien que le tenga susto?.

ahhh,..es que Riveros siempre esta prevenido, nos advierte de algo que sabemos no logra nunca desprenderse.

Cualquier cosa,..menos que Riveros es términos medios.

Páginas

Añadir nuevo comentario