Menú principal

Sábado Enero 29, 2022

En la entrevista que publicó Semana el domingo pasado, el alcalde de Bogotá afirmó que “como visión, el Polo siguió el modelo de Peñalosa y Mockus. Y no es que sea negativo, sino que ya no es pertinente. Esta frase encierra una de las claves para entender el nuevo gobierno de Gustavo Petro.

Su Alcaldía significa el fin de un modelo de ciudad. Del modelo que comenzó con los gobiernos de Antanas Mockus y Enrique Peñalosa y que luego siguieron -con ajustes- 'Lucho' Garzón y Samuel Moreno.

Y aunque no ha especificado los detalles de esa nueva visión en cada una de las áreas, de lo que ha dicho y del tipo de personas que nombró en su gabinete es claro que le apuesta a un modelo donde lo participativo tendrá más primacía que lo técnico, donde se privilegiarán los microproyectos a los macroproyectos y donde el Estado asumirá un mayor rol en la ejecución de su visión de ciudad.

Estos son los ejes del nuevo modelo de ciudad con el ganó Petro la Alcaldía.

 

De la primacía de lo técnico a la de lo participativo

En el modelo anterior, los técnicos mandaban la parada. Ahora la voz de los ciudadanos será más escuchada, según varios puntos de las propuestas de Petro.

El proceso de planeación del presupuesto de Bogotá pasará de ser un proceso a puerta cerrada y con gran carga técnica, a tener una participación mucho mayor de la ciudadanía. Y ése será quizás el mayor cambio de todos los que ha propuesto Petro hasta ahora.

Petro propuso convocar cabildos abiertos para definir el Plan de Desarrollo, el Plan de Ordenamiento Territorial y el presupuesto distrital. Y se fijó como meta que un millón de bogotanos participen y que el presupuesto participativo, en el que pueden incidir, pase de 150 mil millones a 4 billones de pesos en un presupuesto que se acerca a los 12 billones.

Esa visión más participativa también se concreta en otros asuntos, como el de la renovación urbana. Mientras las administraciones anteriores realizaron proyectos urbanísticos como las el de Estación Central, un mega proyecto de renovación que forma parte del Plan Zonal Centro de la alcaldía de Moreno, Petro ha hablado de una ‘redensificación y revitalización del centro’ en el que sean los mismos vecinos los que propongan proyectos más pequeños, en alianza con firmas constructoras propuestas también por ellos. Así lo explicó en entrevista con Yamid Amat  “se asocian personas dueñas de sus casas con un constructor, se hace un proyecto de edificios, pero para que se libere espacio público y para que se pague plusvalía. Se va a edificar más, para que la gente que vive ahí siga viviendo ahí y gane en el negocio de la construcción”.

De los macroproyectos a los microproyectos

Petro también le apuesta a que el desarrollo de la ciudad se haga con base en más proyectos pequeños que en unos cuantos macroproyectos, lo que no sólo le deja más juego a los ciudadanos, sino que también le abre más espacio a las pequeñas empresas.

Un caso es el de la revitalización urbana. En lugar de megaproyectos, Petro ha propuesto que sean pequeños grupos de vecinos los que propongan cómo renovar su manzana. Eso significaría pasar de unos cuantos grandes proyectos a decenas o centenares de pequeños proyectos.

Y también significa un cambio en la forma de abordar la construcción de vivienda de interés social. La gran apuesta hasta ahora han sido los proyectos grandes que lidera Metrovivienda, como las ciudadelas El Provenir y Nuevo Usme. Petro, en cambio, propone que sean los pequeños proyectos barriales el principal mecanismo para construir nuevas viviendas en la ciudad.

Esta misma lógica se aplicará a la reconstrucción de la malla vial. La directora del IDU, María Fernanda Rojas, señaló que la entidad a su cargo pasaría de hacer pocos contratos grandes a muchos contratos más pequeños, como forma de “blindarse” contra el daño que puede  producir el incumplimiento de un contratista y para acercarse más a las necesidades locales.

Esto marca un claro contraste con las grandes contrataciones de los últimos alcaldes: el macro contrato de Mockus con los mexicanos de ICA para hacer el mantenimiento de toda la malla vial de Bogotá o los seis contratos que entregó Samuel Moreno para ese mismo fin serían cosa del pasado.

Del estado supervisor al Estado ejecutor

Otro de los grandes ejes de cambio es que Petro propone pasar de un Estado que vigila que los privados presten servicios esenciales, a uno que directamente se encargue de esos servicios.

Un caso es el de la educación. Para ampliar la cobertura y mejorar la calidad de la educación, entre 1999 y 2005 el Distrito -bajo Mockus y Peñalosa- concesionó el funcionamiento de 25 nuevos colegios públicos a instituciones educativas reconocidas, como Cafam, el Colegio Salesiano, y la Alianza Educativa de los colegios Los Nogales, San Carlos y Nueva Granada y la Universidad de Los Andes.

Otra estrategia fue pagarle a colegios privados para que recibieran a estudiantes de escuelas públicas, los llamados cupos por convenio. Según datos de la Secretaría de Educación de agosto pasado, el cuatro por ciento de los niños matriculados en la educación pública de la ciudad estudiaban en colegios por concesión y en los privados con convenio el 13 por ciento.

Petro se ha manifestado en contra de estas dos modalidades, lo que ha sido objeto de críticas de diferentes lados, desde Enrique Peñalosa hasta Salomón Kalmanovitz, pasando por expertos como Felipe Barrera. Otros funcionarios de su gabinete también se oponen a ellos, como Consuelo Ahumada. Pero hasta ahora no hay un anuncio definitivo del alcalde o del Secretario de Educación, Óscar Sánchez, en este punto. “Las evaluaciones son todavía muy preliminares”, le dijo Sánchez a El Tiempo.

Otro ejemplo es el de las empresas de servicios públicos. El miércoles, durante la asamblea de la ETB en la que se renovó su junta directiva, Petro anunció que esa empresa no se privatizará ni buscará un socio estratégico y que el Distrito mantendrá el control.

El nuevo rumbo de la ETB ya llevó a la salida de su presidente, Mario Contreras. Y, mientras que el anterior gerente de la EAAB, Luis Fernando Ulloa, se despidió el primero de enero anunciando que la empresa estaba lista para entrar en bolsa (es decir, dejar de ser totalmente pública), nada se ha dicho sobre esa posibilidad en la nueva administración y es improbable que lo haga.

Esta visión de los servicios públicos que rompe con los lineamientos que le habían dado los alcaldes anteriores: en 2003 Mockus realizó un proceso de emisión de acciones para inversionistas privados, con el que la ETB se convirtió en una empresa de capital mixto, y en los últimos años Samuel Moreno buscó un socio estratégico.

La idea de Petro es fusionar estas empresas públicas o crear una compañía holding que maneje los intereses del distrito en las tres, pero de cualquier manera, que el Distrito tenga un mayor control. 

 

(Foto portada: Juan Pablo Pino)

Perfiles relacionados: 
Gustavo Francisco Petro Urrego
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2012-01-14 16:51

adhiero gustavito si vas a defender el derecho a la vida de los animales hay que hacerlo para todos desde las peleas de gallos hasta los circos.

Dom, 2012-01-15 10:21

Lo divertido de este par es que con tal de llevarle la contraria a Petro se vuelven taurinos y se enorgullecen de su herencia hispánica y ¡OLÉ!

Sáb, 2012-01-14 18:29

¡Caramba! Según don Edgar, el mundo se divide entre las "personas NORMALES" y los "izquierdistas"... Vaya forma de analizar la sociedad y la política.

Y le recuerdo al señor Bermúdez que Gustavo Petro es el alcalde, que ganó en franca lid en las urnas y que los que lo elegimos, elegimos su programa de gobierno, el cual, desde un principio, incluía medidas en contra de esos espectáculos de muerte. Petro no está haciendo más que cumplir el mandato que le entregamos los ciudadanos. Por demás, en ningún momento ha prohibido las corridas: simplemente no va a permitir que las empresas públicas las financien. Además, como el demócrata que es, llamó a la discusión pública sobre el asunto.

Dom, 2012-01-15 10:23

Lo divertido del comentario de Bermúdez es que con tal de llevarle la contraria a Petro se vuelve taurino y se enorgullecería de su herencia hispánica y ¡OLÉ!

Sáb, 2012-01-14 16:56

la responsabilidad de los carruseles no es solo del alcalde también del concejo,los entes de control y los contratistas. Del concejo no podemos esperar nada bueno reelegidos los mismos con las mismas, los entes de control pueden quedar en manos de nuevo del partido liberal con Bilar cuota política de los guerra tulena y de los contratistas pequeños menos entre ellos pilastro construcción e ingeniería. http://www.youtube.com/watch?v=NrgJC3GH23U

Vie, 2012-01-13 20:29

El alcalde quiere imponer un modelo socialista en varios aspectos, esto no implica que "el modelo de Ciudad" vaya a cambiar radicalmente.
La participación de tantas personas se convierte en últimas en un desgaste de las ideas, esto no quiere decir que este completamente en contra, pero los temas técnicos los debe manejar un experto, o por lo menos un especialista, ese cuento de convocar un cabildo abierto para tomar decisiones técnicas y dejarlas en manos de personas del común, no tiene presentación y tampoco tendrá responsables en caso de error.
Una cosa es poder opinar sobre los temas y tener puntos de vista, otra es tomar decisiones sobre temas específicos con criterio y conocimiento del tema.

Vie, 2012-01-13 20:58

¿Planeación distrital se quedo sin trabajo?
El dejar que los vecinos propongan proyectos más pequeños, “en alianza con firmas constructoras”, viene a ser una gran mentira bien disfrazada, el negocio de la construcción de vivienda lo manejan empresas enormes, que se tragaran este mercado muy fácilmente, convencen al grupo de vecinos y redondean su negocio. Esto no quiere decir que se revitalice el centro, la constructora es en últimas la que tiene a la mano la información donde la norma le permite densificar a un menor costo, los vecinos solo son eso, vecinos que se dedican a sus labores particulares, no especulan con la construcción.
Otra pequeña omisión, no habrá macro proyectos, sino pequeños proyectos; entonces donde quedan los proyectos de la ERU, encargada de la renovación urbana de la cuidad, esta entidad se acabara? Porque según el escrito ya no se necesita.

Vie, 2012-01-13 20:59

De la misma forma, se contradice con la infraestructura, proyectos como el Metro, el Metro cable, el Tranvia, Transmilenio por la 68 y por la Boyacá, no los pueden contratar pequeñas firmas, por lo menos no legalmente, por capacidad de contratación, endeudamiento y organización, entonces como se harán??, una cosa es un proyecto como el de la malla vial, los cuales pueden repartirse en pequeños tramos y al hacer esto incrementa el valor de los proyectos, porque no solo se atomizan en número los contratos, sino que además se deben contratar idéntico número de interventorías y coordinadores de las entidades respectivas, por lo que solo especulando, un proyecto mediano se convierte en diez pequeños, cada uno con proceso de contratación independiente ( o contratación directa??) ,con diez interventorías y diez equipos de coordinación de por ejemplo el IDU, esto es igual a torpeza administrativa, mayor costo en control que en obra y más espacios para especulación de los hampones.

Vie, 2012-01-13 21:06

Esto es lo que venían haciendo los alcaldes en su última semana de gobierno, atomizando los contratos para otorgarlos a dedo y un contrato de dos mil millones se convierte en docientos de diez millones, pero el costo administrativo, del proceso de contratación, interventoría y coordinación se multiplica... y lo barato sale caro, lo bueno no es tan bueno, la eficiencia no es tan eficiente, es simple facilismo populista y nada más.

Sáb, 2012-01-14 16:57

como garzon con la 26???

Sáb, 2012-01-14 18:36

¿Garzón de POLO cierto?

Dom, 2012-01-15 09:19

no garzon del partido verde y de la unidad nacional esta fue la cuota que tuvo que pagar para ser recibido.

Dom, 2012-01-15 10:17

Ah carajo. Osea que el partido verde fue quien gobernó en 2005, hasta ahora me entero. Aunque muy daltónico porque que yo sepa el ¨POLO es de color amarillo, muy diferente al color verde, cuando Garzón hizo el contratico aquel lo hizo bajo la capa del POLO amarillo y no del verde. ¿Entonces la próxima es que Samuel pertenecía a la U? Bueno, aunque a la final el POLO y la U, por lo menos en Bogotá eran como de los mismos ¿no?

En fin, ah, y el mamertismo o la ultraizquierda no le aplica muy bien lo de la oveja y el lobo, pues ¿qué me decís de los lobos de las FARC? ¿O las abejas de la ANAPO? ¿O los dinosaurios del PCC y el MOIR? No negués que las administraciones pasadas fueron del POLO y que fueron desastrosas para la ciudad con el cuentico de lo social y sus alianzas con la U, y los liberales (samperistas)

Vie, 2012-01-13 21:08

Y donde quedo el modelo de ciudad... atomizado en la cabeza de miles, pero en el aire...

Sáb, 2012-01-14 14:46

POdré no estar de acuerdo con usted en muchas cosas, pero en su comentario pone a consideración varios puntos que valen la pena revisar y de los cuales hacer un trabajo más elaborado sobre este concepto de visión de ciudad.

Vie, 2012-01-13 19:30

Con los microproyectos nos llenaremos de canchas de fútbol en los barrios, de casas de la cultura, de bibliotecas lúdicas, mercaditos de artesanias en los andenes, .... Por favor... No nos digamos mentiras. Bogotá necesita desatrasar su infraestructura vial, se necesitan puentes, túneles, vías, trasporte público eficiente o por lo menos tapar los huecos de las pocas vías que tenemos.

La ciudad necesita MEGAPROYECTOS, los microproyectos los podemos dejar para ciudades de menos de 8 millones de habitantes.

Millones de personas se desplazan por la ciudad para ir a trabajar y cada vez gastan más tiempo. Que esas personas puedan pasar más horas con sus familias y eso es un resultado verdaderamente social.

Vie, 2012-01-13 21:55

Hay que leer "La microfísica del poder" de Foucault, que, por supuesto, no aparece en los manuales neoliberales de urbanismo. Hay que preguntar si el modelo de ciudad de USA (grandes avenidas, muchos autos, etc, etc, etc) es el único válido. Hay que pensar en qué pasará dentro de 20 años con la ciudad que construyamos ahora. Hay que echarse una pasada por los debates sobre el agotamiento del petroleo y el cambio climático.
No necesariamente seremos una mejor ciudad entre más nos parezcamos a una urbe gringa. Toca mirar por los lados de Estocolmo, de Oslo, de Islandia, a ver qué encontramos por ahí.

Sáb, 2012-01-14 14:52

Cierto. Lamentablemente muchos colombianos tienen el complejo de gringo, por algo existen los "mayamis" es que todavía juran que el urbanismo es puentes, vías y tubos y no algo más profundo y que tiene que ver con las relaciones existentes entre los hombres y el territorio.

Sáb, 2012-01-14 21:03

¡q locos este par de comentarios! ¿quién dijo q una ciudad que no dependa del carro no necesita megaobras? ¿Cómo se construyen los parques, los andenes, las avenidas para los buses, con contratos comunitarios? En Bogotá viven 8 millones de personas, no nos digamos mentiras para una ciudad grande se necesitan obras grandes

Sáb, 2012-01-14 21:53

¿Y quién le dice a usted que sólo los grandes contratos pueden dar como resultado grandes obras? Ése es el modelo imperante y no me parece que esté siendo muy exitoso. Lo que cuenta es el principio ordenador, el principio urbanístico y la coherencia con que se aplique en los distintos tramos, fases o espacios de una obra. La ejecución por parte de grandes contratistas hasta ahora ha sido un verdadero fiasco. O si no preguntémosle a los Nule, que son el grupo más representativo, pero no el único, de esa forma de hacer ciudad.

Sáb, 2012-01-14 18:58

Cuando un comentario esta sustentado en palabras como "neoliberalismo" y "mayamis" las discusiones pierden sentido. Hay realidades evidentes y soluciones inaplazables, el resto es simplemente retorica que busca situarse en una o en otra corriente económica y/o política.

Sera muy interesante ver como el desarrollo a partir de MICROPROYECTOS y presupuestos participativos va a solucionar los problemas que existen en Bogota.

Seguramente los que hacen estos comentarios siguen su propio interés económico, esperan que Petro los contrate para que hagan un taller participativo en un barrio con madres comunitarias o hacen parte de una compañía independiente de teatro que van a poner en escena una nueva versión de cualquier cosa... Mamertos que exprimen la ciudad con proyectos inútiles.

Lun, 2012-01-16 21:37

No. De hecho ni siquiera voté por Petro. ¿Contratar con el estado? Para nada, de hecho, ¿quién sería tan loco para cometer semejante despróposito, sin siquiera haber recuperado la confianza en la instituciones o en privados que, no siendo todos, han hecho de las suyas en detrimiento de los contribuyentes? Curioso que afirmes que "neoliberalismo" o "mayamis" hagan perder el sentido de la discusión, cuando en tu comentario das un aire de simpleza en sentido denigrante y peyorativo de concepciones como "talleres", "teatro" o "madre comunitaria" ¿crees que ese tipo de actividades son más o menos importantes o necesarias que un macroproyecto?

En la cuestión urbana debes buscar el punto medio entre las relaciones que el hombre establece con su territorio, y a esto recurro a la frase que uno de mis profesores de arquitectura me dijo: "puedo construir la ciudad perfecta, el espacio ideal mas si la gente no está preparada cultural y socialmente, no lo vale, se perderá".

Páginas

Añadir nuevo comentario