Menú principal

Lunes Agosto 08, 2022

El domingo pasado, en entrevista con Yamid Amat, el ministro de Trabajo Rafael Pardo presentó su propuesta de reforma pensional, y ayer la explicó en todas las emisoras de radio. Sin embargo, la iniciativa -lejos de contar con el respaldo de todo el gobierno- ha generado roces dentro del gabinete santista.

El jueves anterior, en una reunión en la que estaban presentes el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, el director de Planeación Mauricio Santa María, la Alta Consejera para Asuntos Económicos Catalina Crane y el presidente Santos, Pardo presentó su reforma pensional. No fue una discusión fácil.

La versión que uno de los asistentes de esa reunión le contó a una fuente de La Silla es que la propuesta había recibido algunas críticas técnicas y políticas, y que Santos habría planteado si era el momento de presentarla porque la prioridad ahora es la reforma a la Salud y ambas tendrían que ser tramitadas en las Comisiónes Séptimas. Propuso que la socializaran primero con los actores del sistema, después de que Pardo explicó que no la había discutido previamente con los fondos de pensiones.

Por eso, la sorpresa fue mayúscula cuando leyeron la entrevista de Pardo en El Tiempo, el domingo, en la que presentaba la reforma como un hecho cumplido que el Gobierno presentaría en marzo y no como un borrador para ser discutido.

El director de Planeación Nacional, Mauricio Santa María, conoce el problema pensional de primera mano, pues viene de ser Ministro de Protección Social. En los últimos meses ha venido participando de reuniones sobre la reforma que lidiera el Ministerio de Trabajo.
El Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, está preparando una reforma a la salud que, según supo La Silla, tendrá la prioridad en la agenda legislativa del Gobierno. Sin embargo, esta no está cocinada todavía.

De hecho ayer, en un almuerzo con los administradores de los fondos de pensiones (AFP) y con Pardo en el Ministerio de Hacienda, Cárdenas, que al parecer se molestó con las entrevistas del ministro de Trabajo, dijo que la reforma pensional no era todavía una "propuesta definitiva" del Gobierno, que era un año “complejo” para tramitar una reforma pensional porque la urgencia era reformar primero el sistema de salud y que buscar “consensos” con todos los actores del sistema era fundamental para el Presidente. Pardo dijo que estaba abierto a escuchar comentarios.

"Nuestra conclusión después de la reunión es que no se trataba de una propuesta de gobierno, sino solo de Pardo”, dijo a La Silla una persona de los fondos de pensiones que asistió a la reunión.

Esa impresión la reforzó el comunicado que sacó el Ministerio de Hacienda tras finalizar la reunión en la que básicamente reproduce lo dicho por Cárdenas en ella.

Entre algunos miembros del Gobierno la sensación que quedó es que Pardo salió a los medios a contar su reforma antes de que estuviera totalmente concertada para quitarle protagonismo a Germán Vargas Lleras, quien se está robando el show con la Ley de Vivienda y con el supuesto guiño de Santos para ser su sucesor. Más cuando congresistas como Guillermo Rivera volvieron a poner sobre la mesa el tema de la reunificación liberal (aunque otros rojos con los que hablamos nos dijeron que esa idea no tenía ningún futuro) pidiéndole a Vargas Lleras que encabezará la lista roja al Senado.

Pero Pardo negó que hubiera tal crisis en el gabinete y también que la propuesta no estuviera avalada por todo el gobierno. “Hay una comisión interministerial de pensiones que viene reuniéndose desde abril y un equipo técnico que viene construyendo esta propuesta desde ese momento”, dijo a La Silla Vacía el Ministro de Trabajo. “Lo que ha dicho el Presidente es que se ponga sobre la mesa para discutirlo”.

La Silla confirmó que en efecto esta propuesta viene siendo discutida por el Ministerio de Trabajo con Hacienda y Planeación Nacional desde abril y que de ninguna manera podría haber tomado por sorpresa a las cabezas de ambas entidades. De hecho, no se presentó en la legislatura pasada porque el interés del gobierno fue sacar primero la reforma tributaria.

Sin embargo, La Silla también confirmó que el entendido era que se trataba de una propuesta inicial que terminaría sufriendo ajustes antes de que se pudiera hablar de la reforma oficial que se presentará en marzo. Por otro lado, La Silla también confirmó que la prioridad para el Gobierno es presentar la Reforma a la Salud y que no es claro para el Presidente que haya ambiente político para sacar adelante dos reformas grandes en este momento preelectoral.

"Tenemos que ambientar y socializar la reforma", dijo el ministro Cárdenas a La Silla. "Además hay que ver cómo sería su trámite pues también tenemos que analizar el tema de la salud, que probablemente es más urgente. No hay nada decidido aún pero lo que se está haciendo es un avance", dijo.

Cuando La Silla le preguntó a Pardo si era cierto el rumor que él había amenazado con renunciar si el Gobierno no respaldaba su reforma él lo negó tajantemente.  “Me nombraron bajo el criterio de que se va a hacer una reforma pensional. Se ha construido con el Gobierno y la propuesta está lista. Existe la voluntad política y el capital político para sacarla adelante. La reforma es una revolución en inclusión social”, explicó a La Silla.
 

La propuesta

La meta de la propuesta presentada por el Ministerio de Trabajo es lograr que más gente se pensione (actualmente apenas un 10 por ciento de los trabajadores terminarían pensionados) sin ponerle una carga aún más pesada al Estado. Para lograrlo, propone poner a Colpensiones (que reemplazó al Seguro Social en pensiones) y a los AFP en igualdad de condiciones.

Hoy los trabajadores escogen entre los dos según el régimen pensional que prefieran: Colpensiones administra el régimen de prima media (en el que los aportes de todas las personas se meten en una sola bolsa y el Estado subsidia un porcentaje de la pensión, que depende de los últimos ingresos de los pensionados), mientras que los privados operan el régimen de ahorro individual, en el que la pensión depende de cuánto ahorró cada trabajador.

Lo que propone Pardo es que los dos regímenes dejen de competir: lo que se ahorre por el salario mínimo iría a una bolsa de prima media, y lo restante iría a una cuenta de ahorro individual. Con eso el Estado subsidiaría a todos los trabajadores, pero a todos por igual y solo hasta el salario mínimo. Es decir, podría ayudar a más gente con la misma plata, y dejar de ayudar con más plata a las pensiones más altas. Eso significaría que las pensiones extraordinariamente altas del régimen de prima media, como las de congresistas y magistrados, serían más bajas en el futuro.

Ese cambio, sumado a un refuerzo de los programas Colombia Mayor y Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), aumentaría la cantidad de pensionados, sin irse a los extremos de liquidar Colpensiones, como exigen los fondos de pensiones, que creen que el Estado debía dejarle todo el negocio a los privados, ni acabar con las AFP, como quisiera el sindicato del Seguro Social,  que prefiere que no haya negocio privado.

Eso no quiere decir que con la propuesta todos queden contentos. Hoy alrededor del 90 por ciento de los afiliados a las AFP cotizan solo el mínimo, y los privados temen que la reforma -una vez llegue al Congreso- termine pasando a todos esos trabajadores a Colpensiones. Con ellos se irían alrededor de 70 de los más de 100 billones de pesos que manejan las AFP.

Eso es especialmente difícil de vender políticamente porque entre Luis Carlos Sarmiento y el Sindicato Antioqueño tienen el 80 por ciento de ese mercado, y para Santos y los congresistas es muy costoso abrir una pelea con dos 'cacaos', especialmente en un año electoral.  Ya quedó claro en el debate sobre el impuesto a los dividendos que en Gobierno no están dispuestos a abrir este frente de pelea.

Según el viceministro de Trabajo Mauricio Olivera, no es seguro que Colpensiones se quede con los afiliados que solo cotizan sobre el salario mínimo. “Aún está en discusión quién administraría los dos regímenes”, le dijo a La Silla.

Una opción es que las AFP y Colpensiones administren conjuntamente los dos regímenes, y así los privados no pierdan los afiliados ni la plata. De hecho, no solo no perderían sino que podrían incluso ganar: hoy hay un movimiento de personas de las AFP a Colpensiones, porque así se pensionan con el subsidio estatal. De pasar la reforma, ya no tendrían motivos para hacerlo, lo que le daría más fuerza al negocio privado. Algo que Pardo ha intentado explicar en sus entrevistas.

Sin embargo, por ahora la reforma tiene resistencia por parte de los AFP que son, de lejos, uno de los gremios más poderosos del país. Cualquier ajuste al sistema termina incomodando a alguno de los actores involucrados. Y eso quiere decir que aunque la propuesta sea muy popular entre la gente, no es fácil que pase en el Congreso en un año preelectoral, con la competencia de la Reforma a la Salud y con el efecto de disminuir las pensiones futuras de los congresistas.  Pero antes de eso, Pardo tendrá que montar en el bus de su reforma a sus compañeros de gabinete y conseguir que el Presidente Santos la ponga en la cabeza de la fila legislativa.

Perfiles relacionados: 
Rafael Pardo Rueda
Mauricio Cárdenas Santamaría
Juan Manuel Santos Calderón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-02-16 16:42

la pension social es un derecho de todo ciudadano al llegar a la vejez. En colombia debe existir como en el resto del mundo civilizado la pension social universal. Esto, repito, no es un regalo, es un derecho de todo colombiano. Para ello deben utilizarse fondos de solidaridad, regalias, estampillas,porcentajes de contratos publicos. Ademas los ancianos pueden retribuir trabajando en actividades educativas, sociales...

Jue, 2013-02-14 18:26

Sólo replican un temor infundado de los fondos privados, que ha sido blandido en los últimos días con un único fin: ocultar que la reforma busca trasladar a un amplio sector de los trabajadores que cotizan pensiones del régimen de prima media al régimen de ahorro individual, que aumentará los ingresos de los fondos privados a costa de la seguridad de los colombianos en su vejez. Y no es una medida por la corrupción y malos manejos públicos cuando en el mundo se actúa de manera semejante: aumento de edad de jubilación, privatización de los fondos públicos, aumento de la cotización semanal. Véan los resultados en América Latina: crisis en las pensiones para los ciudadanos del común, y fue tan grave, que en 2004 el BM criticó las guías del FMI en cuanto a pensiones, pues justificó una re-estatización del sistema de pensiones en países como Argentina y Bolivia. Y si van a hablar de cobertura, pregúntense ¿se justifica ampliar la cobertura a costa de la inseguridad del mercado financiero?

Vie, 2013-02-15 15:53

ppregunta,¿no sería mejor desde el punto de vista presupuestal y financiero del estado si se quita una carga anual de pensiones? que usted ahorre toda su vida y al final eso se le devuelva como la pensión más los intereses de la plata trabajada

Mié, 2013-02-13 21:57

(ACLARO, NO LEI EL ARTICULO DE ARRIBA,ME DIO PEREZA)

La disyuntiva que entabla el MINHACIENDA entre SALUD Y PENSIONES,es una verdadera burla de alguien que jamas se morira en la puerta de un hospital y mucho menos de hambre en la choza que vive,asi que la ligereza de su aparente ''ya decision'' no tiene un asidero mas haya del que pretende dar un regalo a cambio de otro sabiendo que los dos son de extrema urgencia.Y no es cuestion de dinero,con poner en rienda a los grandes evasores de impuestos y vigilar los ladrones de cuello blanco, es suficiente.

Mié, 2013-02-13 09:23

Yo propondría ¿Por qué no dejar todo en el los fondos privados?.El régimen de prima media ha demostrado que se come buena parte del presupuesto de la nación, es decir sale de nuestros impuestos, los que trabajan en las ramas de poder aprovechan para buscar grandes pensiones de por vida, que sean vitalicias y generacionales, esto genera que se habra un hueco y no se pueda pagar con los que están cotizando actualmente, tons la solucion siempre es aumentar la edad. Debería establecerse una tabla así de retención, quienes se pensionen menos de 3SMMLV no paga impuesto, entre 3.01-7SMMLV pagara un impuetso de 2%, entre 7.01-10SMMLV 4%, entre 10.01-20SMMLV 15% entre 20.01-30SMMLV 30% y de 30SMMLV en adelante pagará un 70% de impuesto. El destino de lo recaudado mensual se debe dirigir a quienes ganen menos de 3SMMLV y lo que sobre para pagar pensiónd e queines ganen una pensión entre 30.1 y 7SMMLV y así proporcional en adelante, ojo esta retención solo aplica a regimen de prima media.

Mié, 2013-02-13 06:16

o las semanas. y quien pone la plata los patronos los trabajadores o toda la sociedad a través del gobierno via impuestos pero a quien se los cargan. lo trabajadores no quieren aportar mas, los patronos tampoco y gobierno no se atreve a crear nuevos impuestos para ello. creo que lo pagaran los trabajdares que son los que no saben sacar bien las cuentas y el gobierno intentará engañarlos. con un seguro o algo que lo pagarán ellos. pero a los ricao no los tocan.

Mié, 2013-02-13 06:11

Si la meta de pardo es lograr que el mayor numero de colombianos se pensione, le queda de papayita y es buscar a todos los que no estan cotizando y obligarlos por distintos medios a que lo hagan. pero el problema es que hay unos que se pensionan con pocas cotizaciones y otros con muchas eso es lo dificil de emparejar, por el temos del gobierno a decir la verdad. el tema es de donde sale la plata para la pensión. opino que no debe ser de ningun sitio sino del bolsillo de los pensionables via aportes y via patronos y hablan de subsidios estatales. el subsidio debe ser unicamente para los estratos 1 2 3 la pregunta es de cuanto? a quienes?. de donde saca el gobierno el efectivo? el otro problema grave es que lo que se ofrece en el regimen de prima media a los pensionables no tiene financiación suficiente entonces ofrecen menos o financian mas el gobierno no se atreve a disminuir lo ofrecido ejemplo menos años de pensión aumentando la edad.la otra cotizar mas,incrementando el porcentaje,

Mar, 2013-02-12 19:05

Que tristeza que una reforma tan vital para todos los colombianos, tenga que depender de "los cacaos" de Colombia, que para fortalecer la pensión en Colombia se deba pedir permiso a los más poderosos privados que manejan el negocio, ese es el problema de las privatizaciones en Colombia, pero cuando sale un gobernante como Petro a desprivatizar para evitar este tipo de cosas tan indignantes salen los medios a criticar y joder por todo.

Añadir nuevo comentario