Menú principal

Sábado Enero 29, 2022

Después de ocho años en la Alcaldía de Bogotá, el Polo logró construir una de las estructuras políticas más sólidas en la capital. Y ahora, una buena parte de esta estructura se está moviendo a favor de Gustavo Petro.

Como Aurelio Suárez, el candidato oficial del Polo, no despegó en las encuestas, el voto útil comienza a imponerse entre los segmentos tradicionales de opinión del Polo y por el lado de la maquinaria, los sindicatos, el magisterio y varios ediles del Polo también ya están con Petro. Ninguno quiere correr el riesgo de que Enrique Peñalosa llegue a la Alcaldía porque lo recuerdan como el alcalde que quiere privatizar la ETB y que promovió los colegios por concesión. 

La cercanía del ex Secretario de Educación Abel Rodríguez a la campaña de Petro también ha logrado jalonar a los maestros públicos que recuerdan con agradecimiento a este funcionario de las alcaldías de Lucho Garzón y Samuel Moreno.

Sindicatos y profesores tienen completa libertad de apoyar al candidato que quieran, pero para los ediles implicaría doble militancia. Y aunque el Comité de Ética del Polo y el presidente del Partido Jaime Dussán han recibido múltiples denuncias sobre esto, no tienen la capacidad para investigar las denuncias.

Para algunos ediles que están con Suárez se ha vuelto evidente que otros compañeros del Polo no apoyan a su candidato cuando no van a las caravanas en su favor, o cuando no ayudan a difundir la publicidad a favor de Suárez. Pero no cuentan con una foto o una grabación como prueba de su doble militancia.

En el caso del concejal del Polo Guillermo Asprilla, que fue suspendido por el Polo hace una semana por doble militancia, las pruebas sí eran flagrantes (el concejal había firmado un acta ante la Registraduría como ‘coordinador del movimiento Progresistas’).

Pero, más allá de las sanciones, lo que dicen muchos líderes de base del Polo es que esto ya no es un problema jurídico sino político en el partido, porque la militancia se siente muy desligada de las directivas centrales del Polo que apoyan a Suárez, a quien todos los entrevistados por La Silla le reconocen que ha querido ligar lo mejor del discurso del Polo con las bases.

“Yo entregaré un informe detallado sobre la campaña al Comité Ejecutivo del Polo cuando pase el 30 de octubre”, dijo Suárez, quien prefirió no referirse en concreto a este tema.

Por lo pronto, así se mueve la estructura de la izquierda en Bogotá, entre Aurelio Suárez y Gustavo Petro. 

La CGT: La Confederación General del Trabajo es la segunda central sindical más grande del país y en Bogotá se estima que tiene 30 mil afiliados. La CGT es presidida por Julio Roberto Gómez y tanto él, como el Comité Ejecutivo, apoyan a Petro desde el principio de esta campaña. Aunque la CGT estaba con el Polo en 2007, el año pasado apoyó a Santos en las presidenciales, por su alianza con Angelino Garzón.
 
La CUT: La Central Unitaria de Trabajadores es la central sindical más grande del país: a nivel nacional se estima que tiene 450 mil afiliados y en Bogotá cuenta con 80 mil afiliados. La CUT y su presidente Tarsicio Mora han sido tradicionalmente fieles al Polo. Pero tres de sus grandes sindicatos están ahora divididos entre Aurelio Suárez y Gustavo Petro así:

Reúne a todos los trabajadores del Distrito, cuenta con 3 mil trabajadores y la mayoría de sus directivos y bases están con Gustavo Petro.   

Cuenta con 2 mil trabajadores y seis de sus directivos están con Aurelio Suárez y cuatro están con Petro. Fuentes de la CUT dijeron a LSV que las bases están en su mayoría con Petro.

También seis de sus directivos están con Aurelio y cuatro con Petro. Pero se cree que la mayoría de sus 2 mil trabajadores están con Petro.
ADE: La Asociación Distrital de Educadores cuenta con 30 mil personas en Bogotá. Siete de sus directivos apoyan a Aurelio Suárez y tres de ellos apoyan a Gustavo Petro. Los afiliados están también divididos.
 
ADEC: La Asociación de Educadores de Cundinamarca cuenta con 15 mil maestros, de los cuales cinco mil están en Bogotá. La mitad de sus 14 sus directivos apoyan a Petro y la otra mitad a Aurelio. No se sabe con quién están las bases.

En las elecciones de 2007, el Polo fue el mayor elector para las Juntas de Acción Comunal: obtuvo 61 ediles de 180 y en todas las localidades -menos Usaquén y Chapinero- obtuvo las votaciones más altas. Ahora, dos de esos ediles fallecieron en estos cuatro años y 12 ediles se pasaron de las listas del Polo a las de Progresistas (entre esas María Fernanda Rojas que ahora se lanza al Concejo y Gloria Oramas en Teusaquillo, Diana Alejandra Rodriguez, en Kennedy, Angelica Marín, de Chapinero, todos con las más altas votaciones entre esas localidades por el partido). Es decir que al Polo le quedan 47 ediles que se quieren hacer reelegir.

Aunque la Comisión de ética del Polo y su presidente Jaime Dussán han recibido múltiples quejas sobre doble militancia entre esos 47 ediles, no han podido investigar si son ciertas, porque solo tienen un equipo investigativo de cuatro personas. Uno de los militantes del Polo, que apoya a Aurelio, dijo a La Silla Vacía que 80 por ciento de estos líderes apoyan a Gustavo Petro. Y un candidato del Concejo de La U lo ratificó. Pero en Ciudad Bolívar y Usme dicen que ese apoyo puede no ser más del 20 por ciento de los ediles que se quedaron en el partido.

 
Perfiles relacionados: 
Gustavo Francisco Petro Urrego
Aurelio Suárez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2011-10-24 14:49

Bueno la silla no tu si, utilizando un espacio en la Silla Vacía para hacerle publicidad

Lun, 2011-10-24 14:14

Ahora resulta que cualquier sector social organizado que apoye una candidatura es "maquinaria". La connotación de la palabra "maquinaria" alude a un mecanismo organizado, "aceitado" y amarrado para funcionar en torno a determinados intereses políticos.

¿Por qué descartan tan olímpicamente el hecho de que son votos de opinión? Votos de opinión de sectores organizados, pero votos de opinión, no votos de maquinaria. No creo a la periodista tan inocente como para usar una palabra con ese peso cultural, sin tener conciencia de que eso induce a una interpretación negativa sobre los apoyos que ha recibido el candidato progresista.

Lun, 2011-10-24 14:05

A pocos días de las elecciones, sacando un titular "la maquinaria de Petro"... Y teniendo un evidente historial de veneración por Mockus, que seguramente fue endosado a Gina... ¡Cómo subestiman la inteligencia de los bogotanos!

Lun, 2011-10-24 14:09

En la campaña de Gina creen que somos petristas por haber sacado lo de la filtración de la encuesta y lo de que en la campaña de mockus estaban en conversaciones con petro antes de hablar con Gina!

Lun, 2011-10-24 14:15

Podrán creer eso. Pero la historia dice otra cosa. ¿O no es cierto que varias personas de LSV participaron directamente en la campaña presidencial de Mockus?

Lun, 2011-10-24 14:54

No es cierto, BAT. Nadie de la Silla Vacía participó en la campaña de Mockus ni ha participado en ninguna campaña.

Lun, 2011-10-24 15:16

Juana si lo dices, lo creo. Fue una ligereza afirmar que hubo una participación directa en esa campaña.

Sin embargo, no creo faltar a la verdad si digo que existe la impresión de que siempre ha habido una simpatía definida por Mockus y por el partido en el que se encuentre. Para "las impresiones" no hay pruebas contundentes. Simplemente la sensación que dejan los discursos que se tejen alrededor de alguien. Algunas palabras tienen una connotación que por el diccionario parecen exactas, pero que culturalmente generan sensaciones positivas o negativas hacia alguien. Y frente a Mockus, y sus diferentes partidos, siempre he notado un clima de particular interés y exaltación en LSV. Si no es así, eso sólo lo sabe cada quien. En todo caso, para no haber sido partícipes de sus acciones políticas, bastante "tinta" y epítetos le han mojado y bastante esfuerzo le dedicaron en la producción del documental. ¿Interés periodístico en "la ola verde"? Tengo mis reservas.

Lun, 2011-10-24 17:56

Yo, particularmente, siempre he sentido gran admiración por Mockus, me parece un político muy interesante y que le apunta a un problema central de Colombia que es la cultura de la ilegalidad; y me pareció el año pasado que la Ola Verde era un hecho político significativo, el más significativo de la contienda electoral, porque era una campaña hecha por la gente y cuyo diagnóstico era acertado. Creo que no fui la única que pensó así, y espero que no porque yo personalmente estuviera de acuerdo con sus planteamientos La Silla Vacía hubiera dejado de contar algo que supiera malo de su campaña. Por ejemplo, que no tenían programa. El documental lo hizo la documentalista Margarita Martínez y La Silla Vacía lo produjo -consiguió la plata y demás- porque creíamos que era un testimonio político importante para las futuras generaciones. Adriana, la esposa de Mockus, odió el documental así como muchos de su campaña. No he oído la primera persona que lo haya visto que diga que es un publireportaje. Es un testimonio periodístico. Y sí, fue un interés periodístico el que nos llevó a producirlo. Explícame tus reservas.

Mar, 2011-10-25 15:00

Si tengo que sintetizar mis reservas en una palabra, te diría: el tono. Y quizás añadiría: la frecuencia.

Precisamente la discusión en este foro en particular se centra en eso: el tono. El lenguaje es denotación y connotación.

Tú (y muchos, como lo señalas) consideraron que el hecho "político" más significativo de esa campaña era la ola verde. Los hechos terminaron demostrando que el hecho político más significativo fue la habilidad del uribismo para mantener el poder, pese a un descrédito en aumento.

Desde el punto de vista cultural, lo interesante de "la ola verde" era ver su imposibilidad de alcanzar una expresión política diferente al voto por una figura que se convirtió en mesiánica para sus seguidores. Para mí, también como periodista, eso era lo sui generis del fenómeno y vi reflejada la misma percepción en algunos columnistas, pero ninguno de LSV. Que un movimiento electoral ascendente no tenga programa es un hecho político y periodístico de la mayor relevancia.

Vie, 2011-10-28 17:30

Bat, como dice Juana yo sí creo que la "Ola Verde" fue muy importante en su momento. Movilizó a mucha gente a quien nunca le interesó la política y alcanzó a ser un canal importante de expresión de indignación con el uribismo y de esperanza de una política distinta.

De hecho el que no tuvieran programa es también revelador de la ausencia de un control central: algo había de esperanza e indignación colectivas y en bruto. Muy guardadas las proporciones es algo como lo que pasa ahora en Wall Street y en Boston, de gente que se reúne alrededor de unas ideas básicas, algunas veces contradictorias, sin mucho programa, pero con convicción.

Claro, el partido verde nunca estuvo a la altura de esa movilización, y el fiasco fue proporcional (o peor que) el entusiasmo.

Mar, 2011-10-25 15:19

(sigo...) Sé que ustedes no habrían dejado de informar sobre algún aspecto negativo de esa campaña. Pero también pienso que no la estaban viendo desde una perspectiva crítica, aguda. Eran tan evidentes, tan monumentales, los errores del candidato, que pretender ocultarlos era imposible. Y no estoy diciendo que ustedes hayan querido ocultarlos.
Es de anotar que Margarita Martínez expresó abiertamente que tenía "el corazón verde" (El Espectador). Pero yo en ningún momento ni pienso, ni digo que el documental sea un publirreportaje, eso lo dices tú. Yo lo vi simplemente como el testimonio nostálgico de algo así como un sueño "épico" que se truncó.
Total, el punto está en el tono. Así como llamar "maquinaria" a las comunidades organizadas que apoyan a Petro es una afirmación altamente subjetiva, así mismo siento que hay una cierta atmósfera de discurso "sublime" que rodea a Antanas en LSV. Es mi percepción, es mi reserva y, claro, también es subjetiva.

Lun, 2011-10-24 13:48

Acá están haciendo unas conexiones simplistas como si el apoyo de 'algunos sectores' (que quede claro) de las centrales de trabajadores o sindicatos de maestros significara un pacto oscuro con los intereses de los sindicatos. Me parece de lo más ridículo. Progresitas es un movimiento en su mayoría ciudadano (por qué no miran las firmas, que superarón con creces lo requerido) si se ha visto que en Bogotá los votos ya no están tan dependientes de las agremiaciones, como si se deduciera que un maestro, por antonomasia y pertenencia a un sindicato, votara por Petro. Puede votar por Peñalosa si se le viene en gana, dependiendo de las promesas de turno o los convencimientos a nivel sectorial (de localidades). Una cosa muy distinta es que ediles que se vierón desilusionados por el Polo como MaFe Rojas (quién estuvo calificada entre las mejores ediles de Bogotá) se hayan pasado a Progresistas por una causa absolutamente natural y racional de desacuerdo político.Menos simplismo por favor!

Lun, 2011-10-24 14:08

Los únicos que han hablado de pactos oscuros son los comentaristas. Camila explica muy bien por qué estos sectores organizados, que tradicionalmente votaban con el Polo, lo harán con Petro. Lo que sí no estoy de acuerdo es que cada miembro del magisterio o cada líder de barrio vota como se le ocurre sin consultarlo con su respectiva organización o con su edil. Así no lo han hecho tradicionalmente y de lo que reporteamos no lo van a hacer así tampoco, aunque obvio, habrá excepciones.

Lun, 2011-10-24 14:17

En el texto se utiliza varias veces la palabra "maquinaria." También "voto útil" que puede tener connotaciones negativas, pero al menos está definida en el artículo.

Lun, 2011-10-24 14:21

El titular dice claramente "maquinaria" que, una vez más, tiene connotaciones negativas, y en el artículo no dicen por ningún lado en qué consiste la tal maquinaria, es decir, cómo Petro está moviendo esas fichas del Polo para beneficiarse con sus votos. Lo que dicen es cómo gente del Polo está apoyando a Petro, lo que no se ajusta a la definición usual de "maquinaria" en referencia a actividad política.

Lun, 2011-10-24 14:06

¿Ven Juana y Camila? No soy el único. Si pretenden mostrar imparcialidad tienen que ser mucho más estrictas semánticamente.

Lun, 2011-10-24 13:59

Totalmente de acuerdo: simplismo absoluto.

Lun, 2011-10-24 13:42

Bogota va para un tercer mandato del Polo,solo que ahora se llaman progresistas.....

Lun, 2011-10-24 13:13

La silla vacía se engaña y engaña a sus lectores: El articulo es pura especulación. Petro ni tiene el respaldo de la directivas, ni de las bases del Polo. Bien es cierto que muchos sectores están a su lado por interés. Si Petro llega a ser alcalde de Bogotá, en comparación son su gobierno el de Samuel parecerá de ángeles honestos.

Lun, 2011-10-24 13:40

"Puede que sea por interés" dice en su respuesta al forista. Ese es precisamente el punto que tenía que analizar en detalle para que el artículo no se vea como una simple diatriba anti-petrista.

Lun, 2011-10-24 17:41

Entonces no puede usar el término "maquinaria" injustificadamente como lo está haciendo. Más cuando no lo define. Si no es clara en lo que escribe corre el riesgo de que se tome lo que escribe como parcial, lo que claramente ha ocurrido acá.

Lun, 2011-10-24 13:23

¿Y a eso es lo que ud. llama "la maquinaria de Petro"? ¿a que hay gente del Polo que apoya su candidatura? Bastante cuestionable su definición de "maquinaria política." Sobre todo siendo politóloga. Debería informarnos con análisis mucho más sofisticados (al menos más autoconscientes de sus preferencias políticas) que esto.

Lun, 2011-10-24 13:57

Es precisamente a lo que me he referido implícitamente más arriba. Que pobreza en la deducción y que pobreza en la utilización del término. Yo respeto a la Silla Vacia por que en muchas ocasiones esto no es otro El Tiempo en el que los términos son utilizados con amañe infantil. "Maquinaria" es que los ediles del Polo anapista por su condición espontánea e incluso oportunista voten progresista e intenten buscar un apoyo u otra cosa muy distinta es que Petro acepte a los viejos corruptos de alta estirpe del anapismo en Progresistas (los del cartel de la contratación).. qué vergüenza de análisis. Deja mucho que desear, sobre todo que no lo sacaron hace un mes, sino tenía que ser una semana antes de las elecciones (lo cual me parece muy conveniente y muy predecible en las mañas del periodismo parroquial colombiano). Y mi comentario en esta ocasión va más allá de que me guste o no Petro.

Lun, 2011-10-24 15:03

Estoy de acuerdo con su respuesta en lo que respecta a reconocer la labor periodística de la silla vacía, a pesar de que algunas veces hayan comentario editoriales en las notas. Hay que decir verdades: Petro aceptará apoyos vengan de donde vengan. Pongo el siguiente ejemplo: en días pasados a Petro se le cuestionó el hecho de que Maximo Perez Cardona, hijo de representante condenado por una masacre en Antioquia Cesar Perez Garcia. Petro negó rotundamente su apoyo, afirmó que habian descartado darle el aval por sus antecedentes familiares. Y quien lo dijera: Máximo fue en encargado de conducir un pequeño sector liberal bajo las enaguas de Petro. La lengua es el azote del Culo, así lo dijo Felipe Zuleta en su columna del espectador esta semana. Dura la coherencia de Petro. Eso muestra que si llegara el mismo Ivan Moreno a ponerle su maquinaria, como sucedió en las presidenciales, petro lo aceptaría en su campaña con venias y hasta lo acompañaría a misas como penitencia.

Mar, 2011-10-25 01:03

Ve , pero según el desarrollo narrativo y adjetivado de su comentario, éso lo único que hace es, confirmar el sentido simplista de las críticas, tantas veces criticada acá. Si quiere mejor diga que las propuestas de Petro son populistas y ya y que no le gusta el programa. Con eso me ahorro el ejercicio de leer vainas que surgen del desconocimiento u / exageración / distorsión de ciertos hechos que no tienen ningún asidero teniendo en cuenta el desarrollo de las denuncias hechas al cartel de la contratación.

Lun, 2011-10-24 13:04

Hay que lamentar la creciente parcialización de La Silla Vacía. El titular es bastante malintencionado. Lo que titulan "La Maquinaria de Petro" no es de Petro. ¿En dónde están los testimonios probando que Petro y los votantes que estaban con el Polo tienen alguna alianza? ¿Entrevistaron a Petro o alguno de los ediles o sindicalistas diciendo cuáles eran sus acuerdos políticos o programáticos? Cualquier ciudadanos colombiano, y cualquier gremio puede expresar sus preferencias políticas. De ahí a que esas preferencias correspondan a negociaciones para obtener votos (lo que popularmente se conoce como "maquinaria") existe un gran terreno. El titular, otra vez, es malintencionado, ligero y efectista. De una vez digan por quién está haciendo campaña La Silla Vacía para saber cómo leer este tipo de artículos con afirmaciones mal o malévolamente sustentadas.

Páginas

Añadir nuevo comentario