Menú principal

Jueves Agosto 11, 2022

 

El artículo de la doble militancia en la reforma política de ninguna manera aplicaría a Gustavo Petro porque hace más de tres años dejó de ser directivo de un partido. Y en todo caso, ya consolidó su situación de aspirante a la Alcaldía al oficializar su búsqueda de firmas para lanzarse con por el movimiento Progresistas. El caso de Mockus es más complejo porque él sí fue codirector del Partido Verde hasta hace un mes. 

Fotos: Laura Rico Piñeres

 

 

Antanas Mockus enfrenta una encrucijada: podría inscribirse como candidato en los próximos días y así evitar quedar inhabilitado legalmente para competir por la Alcaldía de Bogotá. Pero, si lo hace, podría perder la fortaleza más grande que tiene para ganar.

 

Desde que la Corte Constitucional divulgó su fallo avalando la reforma política hace una semana y Mockus dijo en una entrevista con El Tiempo que estaba considerando la posibilidad de lanzarse de nuevo, arrancó el debate sobre si el artículo sobre doble militancia se lo impediría.

El párrafo del artículo 2 de la reforma política que ha generado todo el debate dice: “Los directivos de los partidos y movimientos políticos que aspiren ser elegidos en cargos o corporaciones de elección popular por otro partido o movimientos político o grupo significativo de ciudadanos, o formar parte de los órganos de dirección de estas, deben renunciar al cargo doce (12) meses antes de postularse o aceptar la nueva designación o ser inscritos como candidatos”.

Mockus era codirector del Partido Verde, habría renunciado solo dos meses antes de que se cierren las inscripciones de las candidaturas y se lanzaría con un partido diferente al que dirigió (muy probablemente por la Alianza Social Indígena). Por lo tanto, en principio encajaría dentro de esta inhabilidad.

La pregunta es si esta ley se le aplica a Mockus.

 

El veredicto

La Corte Constitucional declaró exequible el artículo dos que dice que el directivo de un partido que se lance por otro dentro del año siguiente a haber renunciado quedaría inhabilitado.
Miembros de la campaña de Enrique Peñalosa salieron a los medios a decir que Mockus estaría inhabilitado.
Roy Barreras, vocero del partido de la U y uno de los ponentes de la reforma política, declaró que Mockus estaría inhabilitado.

La Silla Vacía consultó a dos magistrados actuales de la Corte, a un ex magistrado, a dos magistrados auxiliares y a un experto en derecho electoral sobre este punto.

Aunque unos reconocían que era un tema evidente y otros que era un tema complejo, al final los seis coincidieron en un punto: si Mockus se inscribe antes de que Juan Manuel Santos sancione la ley no quedaría inhabilitado.

Y la razón es la siguiente: la jurisprudencia de la Corte ha sido clara en que las reglas que se aplican a una situación son las que existen en el momento en que se consolida la situación.

Por lo tanto, si Mockus se inscribe antes de que Santos sancione la nueva ley, se le aplicarían las normas actuales que no extienden la prohibición de la doble militancia a los directivos del partido. Y una vez sancionada la ley, esta no puede ‘deshacer’ retroactivamente lo que ya es un hecho cumplido pues la misma ley dice que rige a partir de su promulgación.

Los tiempos

Es prácticamente imposible que el Presidente Santos pueda sancionar la ley antes de una semana.

La ponencia del magistrado Luis Ernesto Vargas tiene más de 400 páginas. Y aunque la Corte la respaldó mayoritariamente, le hizo modificaciones o aclaraciones a más de 20 artículos (en total, la ley tiene 55 artículos) que el ponente tendrá que incorporar para sacar la sentencia.

Hasta anoche, Vargas aún no había entregado la sentencia para la firma de los demás magistrados, puesto que meter todos los cambios en una sentencia tan larga es una tarea engorrosa.

Una vez lo haga, los otros ocho magistrados tienen que leerla y firmarla. Luego debe ir al Congreso para que la firmen los presidentes de la Cámara y el Senado y la remitan a la Casa de Nariño. El presidente tendrá entonces cinco días para firmarla y convertirla en ley de la República.

Si todo esto ocurre en tiempo récord, es muy improbable que antes de ocho días la reforma política sea una ley de la República.

En conclusión, si Mockus quisiera ir ‘a la fija’ tendría que inscribirse la próxima semana antes de que Santos haya alcanzado a sancionar la ley.

Si se inscribe después de que sea sancionada, su caso es más debatible. Mientras que algunos, como Antonio Lizarazo, ex magistrado del Consejo Nacional Electoral y una de las personas que más sabe de derecho electoral en el país, considera que en todo caso “no estaría inhabilitado, porque cuando entre en vigor la ley ya no sería directivo y la jurisprudencia de la Corte es clara que cualquier duda se resuelve a favor del ejercicio del derecho político y hacia adelante, sobre todo cuando restringe un derecho". Aún así, queda una zona gris para la interpretación jurídica.

Si Mockus se lanza, sus competidores podrían impugnar su inscripción ante el Consejo Nacional Electoral, o el mismo registrador ante el que se inscriba puede comparar el artículo dos con la situación actual de Mockus y decidir no inscribirlo. Por eso, su mejor salida es inscribirse de afán.

La contradicción política

Para que Mockus se inscriba en los próximos días hay un problema práctico y uno político.

El práctico es que está en Lituania y, según han dicho los medios, tiene pensado volver al país hasta el 17 de julio, cuando Santos seguramente ya habrá sancionado la ley.

Entonces, suponiendo que ya tomó la decisión de lanzarse, podría volver inmediatamente o inscribirse ante un consulado de Colombia en Europa. Ya existe el antecedente de William Vinasco, quien se inscribió hace cuatro años ante el consulado en Miami para aspirar a la Alcaldía de Bogotá. Es un asunto engorroso pero solucionable.

En cambio, el dilema político es más complicado. Si hay algo que ha caracterizado a Antanas Mockus es su apego a la ley. Hace un año, su campaña logró emocionar a tres millones de colombianos gracias a que su discurso sobre la legalidad estaba respaldado por su ejemplo de vida.

Por eso también, cuando hace dos meses decidió renunciar al Partido Verde con el argumento de que aliarse con Álvaro Uribe, cuyo gobierno no siempre se ciñó a la ley, era contrario al principio fundamental del “no todo vale”, sus seguidores lo aplaudieron. Su mayor fortaleza es que tiene esa rara virtud entre los políticos (y los seres humanos, en realidad) de lograr ser coherente.

Y es esa fortaleza la que podría ponerse en riesgo si ahora corre a inscribirse para no inhabilitarse. Porque si bien formalmente no haría nada ilegal si lo hace y estaría en su derecho, hacerlo de alguna manera sí va en contra de lo que buscó el Congreso al meter ese párrafo en la ley.

Según contó a La Silla Vacía el representante liberal Guillermo Rivera, coordinador de los ponentes de la reforma política, inicialmente el artículo de la doble militancia solo se había pensado para quienes ostentaban una curul, es decir, para los congresistas, concejales y diputados.

Pero en la plenaria de la Cámara, el representante conservador antioqueño Carlos Alberto Zuluaga y el representante pereirano Didier Burgos, de la U, pidieron que esa obligación se extendiera a los directivos de los partidos que podrían aprovechar la influencia de su cargo para luego beneficiar a un movimiento político diferente. Y el Congreso accedió.

“Esta norma se hizo para estas elecciones”, dijo Rivera. Contó que en la Mesa de Unidad Nacional, donde se concertó la reforma política antes de presentarla al Congreso, optaron por sacarla a través de una ley estatutaria y no de una reforma constitucional, precisamente para que alcanzara a regir en las elecciones de octubre.

En conclusión, si Mockus se inscribe, lo hace a sabiendas de que la Corte declaró constitucional el proyecto de reforma política –con el artículo de la doble militancia incluido– y de que el Congreso consideró que no era conveniente que los directivos de un partido se inscribieran por otro antes de que pasara un año.

Aunque sus competidores difícilmente podrán demostrar que Mockus aprovechó su cargo directivo para ejercer alguna influencia a favor de un nuevo partido, obviamente explotarán esta contradicción. Ya Roy Barreras, vocero de La U, sacó un comunicado diciendo que Mockus estaría inhabilitado, quizás devolviéndole el gesto a Enrique Peñalosa, que avaló con su presencia la candidatura al Concejo de Cali de su hijo. Y varios de la campaña de los Verdes ya salieron a decir que Mockus no se podía lanzar.

En las toldas uriverdes están asustados con que Antanas se lance. Las encuestas demuestran que su entrada fraccionaría la campaña y reduciría la diferencia entre Peñalosa y todos los demás candidatos. Además, existe la probabilidad de que a medida que avance la campaña él y Petro terminen uniéndose, lo cual pondría a alguno de los dos por encima del candidato verde si sus preferencias actuales en las encuestas se suman.

Los resultados de la encuesta Gallup publicados ayer muestran que en los últimos dos meses la percepción de favorabilidad de Mockus en las cinco grandes ciudades mejoró de 50 a 55 por ciento, muy por encima de todos los ministros de Santos salvo Vargas Lleras, que rompió récords. Y su desfavorabilidad, que es alta, bajó de 41 a 39 por ciento. Aunque estas cifras, dado el márgen de error del 5 por ciento de la encuesta, no son concluyente parecerían indicar que la gente premió su retiro del Partido Verde y que Mockus tiene todavía un espacio significativo para jugar en estas elecciones.

Pero para lanzarse tiene que resolver primero esta encrucijada.

Perfiles relacionados: 
Antanas Mockus
Gustavo Francisco Petro Urrego
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2011-07-01 12:34

Juanita. A la luz del ordenamiento jurídico colombiano ni Petro ni Mockus están inhabiltados para inscribirsen como candidatos a la Alcaldía de Bogotá, por las siguientes sencillas razones: 1. La Ley que adopta la reforma política que usted analiza, no ha sido sancionada por el Presidente y en consecuencia no se encuentra vigente. 2. La vigencia de la Ley se inicia una vez se realice su sanción, y sus efectos no pueden ser retroactivos, máxime si dichos efectos son de carácter restrictivo. 3. Y bien, Petro y Mockus renunciaron a sus respectivos partidos cuando dicha Ley apenas estaba y está en trámite.

Vie, 2011-07-01 14:24

Eso es lo que yo digo en el artículo. POr eso se tiene que inscribir antes de que se sancione la ley. Si lo hace después, está más sujeto a interpretaciones jurídicas.

Vie, 2011-07-01 15:27

un concejal actual de cambio radical, ya se inscribiò para aspirar a la alcaldia de su municipio atravès de la recolecciòn de firmas. està inhabilitado o la ley se lo permitiria?. hay que tener en cuenta que se inscribiò hace 10 dias sin haber renunciado a su curul de concejal...

Vie, 2011-07-01 15:49

ah, si no renunció entonces no puede.

Vie, 2011-07-01 09:19

¿cual es la incoherencia si se lanza? si entiendo bien, dicen que aprovecharse de una ley antes de ser cambiada, pero ustedes mismos reconocen que el espíritu del artículo es otro y es usar la dirigencia en una partido para empujar a otro, que no fue el caso.

no veo el dilema ético ahí. además poner a roy de profesor de ética es como fregado

ojala se lance antanas porque estos candidatos están muy flojos, petro cada día mas demagogo y promesero y peñalucho cada día mas vendido y cogiéndole mañas a la u, de los tres enanitos ni opino, así los inflen en las encuestas.

Vie, 2011-07-01 12:23

jajaja buenísimo - poner a roy de profesor de ética es como fregado - yo también voto porque se lance Antanas, no solo se trata de ir a favor de la ley sino de ponersela más dificil a los del famoso "todo vale"...

Vie, 2011-07-01 08:21

De acuerdo con los últimos acontecimientos políticos y escudriñando juiciosamente las tendencias de opinión, para producir un hecho de significativa importancia electoral en el futuro inmediato de Bogotá, debe buscarse y concretarse una alianza entre PETRO y MOCKUS. Si ello no se logra, dificilmente ganaría MOCKUS, suponiendo que puedan superarse en el ámbito de la Ley, los intríngulis que la nueva Reforma Política contiene en cuanto a inhabilidades. PETRO, por sus desmesuradas apetencias de poder, tal vez no ceda a favor de MOCKUS. Y siendo, como efectivamente es, que el tema ético resulta clave y definitorio, lo relevante viene a ser no tanto cuál de los dos queda como Candidato a la Alcaldía Mayor del Distrito Capital, sino establecer esa unión para contraponerla a PEÑALOSA quien se ha granjeado el apoyo de la extrema derecha criminal y corrupta en la que cree brillar eternamente el falso mesías. PEÑALOSA pasó de experto en temas de ciudad a hábil oportunista político sin escrúpulos

Vie, 2011-07-01 12:45

No entiendo cuáles son las "desmesuradas apetencias de poder de Petro". Lo que yo he visto es que Petro, esté o no en un cargo público, siempre hace política y tiene vocación de poder (para eso es político), o sea, se pronuncia frente a todos los temas de fondo del país. Algo diferente veo en el profe Mockus, que si no hay elecciones, ni suena, ni truena. Sólo aparece en el escenario cuando hay alguna elección, y siempre tratando de que todo gire alrededor de él como individuo. No sé cómo se llamarán esos apetitos...

Vie, 2011-07-01 17:42

Las desmesuradas apetencias de poder de PETRO las observamos cuando precisamente no tuvo la gallardía ni la prudencia para hacerse un lado y esperar su turno y poder lanzarse como Candidato a la Presidencia de la República por el POLO, no en 2010 como lo hizo. Porque hubiese sido más oportuno en 2.014 o en 2.018. CARLOS GAVIRIA DÍAZ tenía un acumulado, perdió en la consulta interna del POLO por pocos votos frente a PETRO. El devenir político de esa colectividad hubiese tenido a un hombre paciente para comenzar posteriormente con fuerza.
La discreción que tuvo ANTONIO NAVARRO WOLF, quien es más dirigente que PETRO, para ser primero Alcalde de Pasto y después Gobernador de Nariño, se necesitaba que igualmente la tuviese PETRO que inicialmente sonaba para la Candidatura a la Gobernación de Sucre, un Departamento clave a la hora de sentar un precedente alternativo frente a la parapolítica que denunció PETRO y frente también a la corrupción. Pero como en Bogotá hay más poder...

Sáb, 2011-07-02 14:18

@bat
...¿le parece poquito la votación por el Procurador Alejandro Ordoñez?

No seamos tan cómodos, señorxs. Y no me vengan con el cuento de que ese fue un voto desinteresado y que ese voto "sí está haciendo algo por el país", dado que si miramos con lupa su trabajo y trayectoria [la de Don Torquemadita Ordoñez], están quietecitos en su sitio los puntos más neurálgicos de la estantería de los últimos 8 años -que va mucho, MUCHO más allá de A. Uribe Vélez-.

Páginas

Añadir nuevo comentario