Menú principal

Sábado Agosto 13, 2022

 

?

 

 

De todos los delitos electorales, el de la trashumancia es el único que aumentó en esta campaña en relación con la del 2007. Y de todos los lugares de Colombia donde hubo trasteo de votantes de una región a otra, Puerto Colombia es el lugar donde esta práctica fue más descarada.

 

La trashumancia en Puerto Colombia, Atlántico, ha llegado al punto que el censo electoral que reporta la Registraduría es mayor a la población que reporta el Dane.

Para las elecciones del año pasado, la Registraduría reportó que el censo electoral del municipio estaba en 28.935 votantes, mientras que según el Dane la proyección de la población total del municipio para 2011 es de 27.475 habitantes incluyendo tanto mayores como menores de edad (es decir, tanto personas que podrían votar, como personas que no).

Y esto sucede en un municipio que ha sido controlado durante tres períodos consecutivos por el mismo grupo político, el de la familia Torres Romero, el mismo que ha estado involucrado en irregularidades en este pueblo que durante años funcionó como el puerto de Barranquilla y que cuenta con la alcaldesa actual y un candidato para las elecciones del domingo.
 

La historia

 

En julio de este año, un ciudadano denunció esta situación ante el CNE. Reportó las 3.192 cédulas inscritas este año en algún puesto de votación de Puerto Colombia y le pidió al CNE que revisara por los menos dos mil cédulas que parecían sospechosas, pues correspondían a personas cuyo Sisbén o EPS estaba inscrito en otro municipio, a personas que se inscribieron lejos del lugar donde dicen residir, o a grupos de personas que se inscribieron en el mismo puesto de votación el mismo día.
 

 

Denuncia inscripicón de cédulas CNE 2011Steimer Mantilla

El CNE revisó las cédulas referidas en la denuncia ciudadana y descubrió que muchos de los documentos registrados no existían, que otros tantos correspondían a personas ya fallecidas, a personas que habían mentido sobre sus datos personales, o a personas que en efecto no viven en el municipio.

Por eso el Consejo Nacional Electoral anuló varias cédulas, apróximadamente unas dos mil, de las presentadas en el documento de la denuncia.

Resolucion 2013 Cne 2011 cia en Puerto Colombia Steimer Mantilla

Pero todavía falta mucho por depurar pues todavía la cantidad de personas que pueden votar en Puerto Colombia es mayor a la cantidad de personas que habitan en el municipio.

Fuera de anular las cédulas, el CNE no ha encontrado quién está detrás de este trasteo de votantes. 

El bastión electoral

 

Mientras lo averigua, el grupo de la familia Torres Romero, una de las más poderosas de la región, quiere quedarse con una cuarta alcaldía consecutiva. La hegemonía del grupo comenzó en 2000 cuando fue elegido Camilo Torres Romero. Luego, en 2003, fue elegido alcalde uno de los miembros de su grupo político, Gustavo Adolfo Ahumada, por el Movimiento Apertura Liberal. En 2007 la esposa de Torres, Marta Villalba Hodwalker, que venía siendo Diputada del Atlántico, renunció a su curul y llegó a la Alcaldía lanzándose por el Partido Conservador.

 

Torres Romero también ha sido Diputado de la Asamblea y actualmente es el presidente de esa corporación. Además, varios de sus familiares se han lanzado y han llegado a ocupar cargos públicos en el departamento, como la hermana de Marta, Erna, quien fue elegida concejal de Puerto Colombia por el Partido de La U en 2007.

El ex alcalde Torres además es hermano de Euclides Torres Romero quien, según la Revista Semana fue uno de los mayores contratistas durante la administración de Bernardo “el Cura” Hoyos en Barranquilla, cuando éste fue alcalde de la capital del Atlántico a principios de los 90. Durante su alcaldía, Hoyos fue investigado por haber recibido prebendas de Euclides y dijo haberlo hecho como contraprestación a los servicios que le había dado a la familia Torres Romero.

Camilo Torres también trabajó de cerca con Hoyos, pues fue Jefe de Suministros de su alcaldía. Luego, cuando el alcalde pasó a ser Guillermo Hoenigsberg -quien viene de la misma línea de Hoyos-, Torres fue su Jefe de Impuestos, Secretario de Hacienda y Tesorero.

Desde entonces, la familia ha tenido una gran influencia en Puerto Colombia. En particular, gracias a los negocios que han conseguido. Sobre todo, el del alumbrado público del municipio, que por diez años fue concesionado a una empresa, Iluminamos Puerto Colombia, una empresa de Euclides Torres.

Según la Revista Semana, el "municipio decidió acabar con el contrato a finales del año pasado y en el acta quedó registrado que la concesión habría "incumplido obligaciones laborales" e incurrido en "supuestos desvíos de dineros".
Aunque tanto Marta Villalba, como Camilo Torres han dicho que esa empresa no pertenece a sus familias. Y Torres, por su parte, ha dicho que los caudales políticos de la familia de su esposa (su suegro fue Diputado de la Asamblea) son independientes de los suyos.

En las elecciones pasadas, la candidata del grupo político de la familia ganó las elecciones por un margen pequeño, 446 votos, o el 2,73 por ciento del total de la votación. Pero en estas elecciones, con casi 30 mil votantes en un pueblo de unos 20 mil adultos, las elecciones -en las que los Torres están apoyando al candidato liberal, Geovanis Vergara-, cualquier cosa puede pasar.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2011-10-29 04:06

Me bañaba allá en la playa en la infancia, hace casi medio siglo. Las arepehuevos eran sabrosas. Era un sitio como para convertirse en la Riviera criolla. Si no progresó fue porque es "la letrina de Colombia". Hacia el oriente y no muy lejos están las Bocas de Ceniza, la desembocadura del Magdalena, por donde salen las aguas residuales de todo un país. La corriente las lleva hacia allá y tal vez lleguen a Panamá, que muy amablemente nunca ha dicho nada sobre eso. Dicen que es un refugio de artistas pero debe de ser un asunto meramente local, como quien va de Lima al Callao o de Atenas al Pireo. Cuando llueve se inunda y hay que andar sobre tablas, como en cualquier tugurio.

Añadir nuevo comentario