Menú principal

Viernes Julio 01, 2022

Juan Manuel Santos no esperó hasta el último momento para anunciar su intención de reelegirse. No lo hizo en el congreso de la Cámara Colombiana de Infraestructura, un auditorio de empresarios, ni esperó su viaje a Barranquilla el sábado.

Esa decisión fue repentina: llamó a sus ministros de donde estuvieran (Aurelio Iragorri, por ejemplo, tuvo que devolverse de un consejo de seguridad en Chiquinquirá y Alfonso Gómez Méndez salirse del Congreso) para hacer un consejo extraordinario de ministros justo antes de la alocución. Como el anuncio congela la nómina del ejecutivo, solo alcanzó a nombrar a las últimas personas antes de hablar por televisión y anunciar su aspiración.

En su discurso, Santos marcó las pautas de su campaña. Especialmente mostró que ésta va a girar alrededor de las negociaciones de paz, a las que le dedicó la segunda mitad del discurso.

Estas fueron las principales características del discurso:

Instrucciones: haga click sobre el cuadro para ver una explicación. Se resaltarán los apartes del discurso donde aparezca el tema. Si no los ve en la pantalla es posible que estén más abajo.

 
Propuso reelegirse más que reelegir unas políticas
Buena parte del discurso de Santos fue en primera persona, hablando de su reelección. Además, dijo cuatro veces "Ustedes me eligieron", con lo que recordó que el candidato es él. A diferencia de Uribe, que hacía énfasis en sus políticas (especialmente en la seguridad democrática), Santos no ha logrado cuajar ningún hilo narrativo y esta vez no volvió a hablar ni de las locomotoras ni del país "Justo, Moderno y Seguro". En cambio, fue crítico consigo mismo, con lo que centró aún más el discurso en la persona y no en las propuestas.
Se presentó como candidato más que como Presidente
Cualquier Presidente que busque la reelección tiene dos papeles: el de candidato de un partido y una posición política, y el de Jefe de Estado de todos los colombianos. Aunque en el discurso recalcó la unidad y pidió dejar atrás las rencillas (con un tono de Presidente), Santos no se puso por encima de las disputas partidistas. Al argumentar la importancia de la paz o al resaltar los logros en la seguridad, indirectamente marcó una diferencia tajante entre quienes apoyan las negociaciones y quienes no, cumpliendo el papel de candidato en la orilla opuesta del uribismo, especialmente en la segunda parte del discurso que trata de la paz.
Siguió abierto a una coalición pero alrededor de la paz
Aunque Santos no mencionó a la Unidad Nacional de forma directa, sus expresiones en favor de la unidad señalaron que sigue interesado en gobernar con coalición. También dejó claro que la paz será el eje de esa eventual aglomeración, con lo que dio un paso más para darle la espalda al uribismo y en cambio le hizo un guiño a la izquierda.
Vendió una continuidad sin cambios
Santos dijo varias veces que quiere "terminar la tarea", pero nunca señaló que hubiera que cambiar el sentido de sus políticas. Es decir, presentó su reelección como un período en el que no hay que esperar grandes cambios. Por eso también afirmó que la tarea que hay que terminar va bien: reiteró la frase "hemos cumplido" en cada tema.
Le habló a la gente común
Al usar la tercera persona del plural, especialmente en expresiones como "los colombianos queremos" o "la tarea que entre todos hemos comenzado", Santos orientó su discurso hacia la gente común y trató de marcar un vínculo directo con ellos. Incluso se mostró humilde al decir que no es perfecto y que ha cometido errores y los lamenta. Como uno de sus lastres es la imagen de ser elitista y distante a la gente, ese tono probablemente marca uno de los énfasis de la campaña.

"Colombianos:

Hoy quiero anunciarles que el próximo lunes 25 de noviembre, como lo establece la ley, radicaré ante la Registraduría la carta en la que protocolizo mi interés en ser candidato a la Presidencia de la República para el periodo 2014-2018.

Lo hago porque estoy convencido de que hemos avanzado lo suficiente y que –por fin– es posible llegar a ese futuro de prosperidad y de paz que merecemos todos los colombianos. Lo hago porque cuando se ve la luz al final del túnel, no se da marcha atrás. ¡Y no vamos a hacerlo! No podemos quedarnos en la mitad del camino. Tenemos que TERMINAR LA TAREA que entre todos hemos comenzado.

Ustedes me eligieron para crear empleo. Hemos cumplido. Superamos la meta de crear más de 2 millones de puestos de trabajo, más que cualquier otro país de América Latina. Pero aún queda un número similar de desempleados, de compatriotas que buscan trabajo y no lo encuentran ¡Por ellos, por los que aún no tienen un trabajo digno, tenemos que continuar PARA TERMINAR LA TAREA!

Ustedes me eligieron para reducir la pobreza y la desigualdad. Hemos cumplido. Sacamos a millones de personas de la pobreza. Por primera vez se comenzaron a cerrar las brechas entre los que más tienen y los que menos tienen. Gracias a esto, salimos de ese vergonzoso puesto de ser uno de los países con mayor desigualdad y pobreza de la región.

Pero somos muy conscientes de que todavía uno de cada tres colombianos es pobre, y uno de cada diez vive en la pobreza extrema. ¡Demasiados! ¡Inaceptable! Y no son sólo estadísticas, no son solo cifras. Son personas, son colombianos de carne y hueso que necesitan que sigamos trabajando. ¡Por ellos –sobre todo por ellos, por los más pobres de Colombiatenemos que continuar PARA TERMINAR LA TAREA!

Ustedes me eligieron para fortalecer los resultados que habíamos logrado en materia de seguridad. Hemos cumplido. Hemos dado los golpes más contundentes en la historia no solamente a las guerrillas sino a las bandas criminales. Esa es la verdad. Los homicidios, los secuestros y otros delitos siguen bajando.

Pero que todavía falta mucho. El atraco, la extorsión y el microtráfico se han convertido ahora en nuestra prioridad. El crimen se transforma y nos exige perseverar para lograr TOTAL SEGURIDAD. ¡Por eso tenemos que continuar PARA TERMINAR LA TAREA!

Ustedes me eligieron para mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de los colombianos. Hemos cumplido.. Estamos entregando viviendas gratis a los más necesitados. Estamos llevando agua, luz y gas a millones de hogares por primera vez. Por fin todos los niños y jóvenes del grado cero al grado once en los colegios públicos tienen educación totalmente gratuita.

Hoy hay más colombianos con acceso a la salud, con planes de beneficios que incluyen más servicios, y comenzamos a bajar, por fin, el precio de los medicamentos. Destinamos más recursos que nunca para la construcción de grandes autopistas, de las vías y la conectividad a internet que tanta falta le hacían al país.

Ahora tenemos que continuar. Tenemos que dar vivienda a muchos más colombianos que todavía no tienen. Tenemos que seguir mejorando la calidad de la educación de nuestros hijos Tenemos que lograr una justicia pronta y cumplida para todos. Tenemos que asegurarnos de que esas carreteras y esas vías y esas conexiones a internet, se ejecuten y se sigan entregando efectivamente a los colombianos. TENEMOS QUE CONTINUAR PARA TERMINAR LA TAREA

He querido acertar, he cometido también errores –que reconozco y asumo–, he tenido frustraciones. Estoy lejos, muy lejos, de ser perfecto y mucho menos lo pretendo.

Todavía nos quedan grandes desafíos, pero estoy convencido de que la forma de enfrentarlos NO ES SOLO A SANGRE Y FUEGO. Creo que los colombianos nos podemos poner de acuerdo sobre cuál es el país que queremos. Por eso dialogamos, por eso concertamos.

Hace siete años los colombianos dimos la oportunidad a mi antecesor de consolidar unas políticas de seguridad que resultaron exitosas y que hemos seguido fortaleciendo. Porque las grandes transformaciones no se logran en poco tiempo. Hoy yo quiero esa misma oportunidad para consolidar la paz y la prosperidad para el país.

Y sé que TODOS queremos la paz. LOS COLOMBIANOS QUEREMOS LA PAZ.

Un presidente que rechace la opción de hacer la paz no solo sería irresponsable sino que estaría violando el mandato de la Constitución y del pueblo. Optar por más años de violencia, por más víctimas, por más dolor para miles de colombianos, es una alternativa inaceptable. Ningún presidente en el futuro le debería decir a una madre que sacrifique a su hijo por una guerra sin fin. Porque los niños que hoy están naciendo deben ser –¡y van a ser!– LA GENERACIÓN DE LA PAZ.

Para mí era indignante que el Estado no reconociera a las víctimas y les dijera simplemente "de malas". Ya comenzamos a repararlas –llevamos más de 370 mil–, ya comenzamos a devolverles sus tierras. Pero nuestro mayor reto es que no haya más víctimas en Colombia, y para eso necesitamos terminar el conflicto.

Yo esperaba que las negociaciones fueran más rápidas y que lográramos un acuerdo al final de este año. No ha sido así. Han tardado más. Pero lo cierto es que hay progreso en las conversaciones y avances muy importantes. Por primera vez hemos alcanzado acuerdos en materias de fondo como el desarrollo rural y la participación política. La guerrilla no solo ha aceptado discutir la desmovilización, la integración a la sociedad y la dejación de las armas, sino que ha aceptado acogerse a las reglas de la democracia.

Mi deber como mandatario, mi obligación como colombiano, es NO permitir que se pierda todo lo que hemos logrado en los esfuerzos de paz, gracias –y no me cansaré de repetirlo– al valor de nuestra fuerza pública y al apoyo de mis compatriotas.

La paz –sin duda alguna– es el bien supremo de cualquier nación. La paz debe estar por encima de rencillas y mezquindades políticas. Debe unirnos en lugar de dividirnos. Por eso convocaré a todos los sectores que apoyan la paz –algunos incluso que no están de acuerdo conmigo– a que trabajemos juntos para defender lo que se ha alcanzado y para llevar a buen puerto este proceso.

Porque la paz no será la paz de Juan Manuel Santos o de un gobierno. La paz será la paz de Colombia. La paz de ustedes, con ustedes y para ustedes. Y la paz –no hay que olvidarlo– es la mejor seguridad: ES LA SEGURIDAD DEFINITIVA.

Estoy convencido de que estamos frente a UNA GRAN OPORTUNIDAD: lograr una Colombia en paz. Una Colombia que deje atrás esas cadenas de violencia, de pobreza, de desempleo, de injusticia, que nos han atado y nos han frenado durante tanto tiempo.

Quiero continuar liderando las grandes transformaciones que hemos puesto en marcha. Quiero liderar una Colombia que pase del miedo a la esperanza. Del atraso a la modernidad. De las divisiones a la unidad.

Una Colombia que piense en construir un FUTURO más que en aferrarse al PASADO.

No quiero un país dividido. Quiero un PAÍS UNIDO. Quiero una COLOMBIA EN PAZ y CON PROSPERIDAD PARA TODOS.

Buenas noches.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2013-11-21 15:10

Tania, comprende por favor, se firma "la paz" con los barrigones que estan en la Habana, viejos y llenos de dinero producto de sus delitos, pero las FARC que estan en las montañas colombianas, "El Paisa" y los demas bloques que hoy son los reales generadores de violencia, no van a entregar sus negocios (Droga, minería,extorsión) y mucho menos las armas. Entonces ¿Qué paz es la que se va a lograr? y que actores se van a desactivar.

Jue, 2013-11-21 16:24

Aeken, estoy muy de acuerdo con usted, aunque también creo que los barrigones en La Habana tienen una capacidad de liderazgo reconocida por una porción significativa de la guerrilla y creo que se mantiene en continua comunicación entre ellos y las bases. Si usted vuelve a ver el discurso de apertura de la mesa de negociaciones las propuestas de Las Farc fueron centradas en situaciones reales tangibles con una fuerza que escandalizó a medio país que esperaba que se reconocieran derrotadas militarmente. Igualmente si repasa el acuerdo de participación política, como dice el Dr. Fernando Londoño, es una cartilla de Educación Cívica de quinto grado con un plan de transición al ejercicio democrático muy bien definido por medio de circunscripciones temporales en zonas vulnerables algo muy bien acordado para definir unas reglas de juego claras y para beneficio de todos y otros detalles que abren la posibilidad que todos el que quiera comience una vida en la legalidad y que reina la ley.

Jue, 2013-11-21 10:26

Quien no conoce las regiones de Colombia donde más se ha acentuado la confrontación, el terrorismo de distinta naturaleza y la violencia de todo tipo, furtiva o constantemente sale comentando en estas páginas virtuales que el tema de la paz no es importante y que la Fuerza Pública puede derrotar a las guerrillas después de 50 años. Es como el cuento de la zorra con las uvas. Como no las pudo alcanzar dijo que estaban verdes. De modo que según esas personas irresponsables ya la paz no es importante.

La cuestión es así como la plantea TANA.

Jue, 2013-11-21 10:11

Quienes creemos en la paz Tana, no podemos desesperar al creer que nos la encontraremos a la vuelta de la esquina solo porque Santos la vienen anunciando y presenta avances al respecto. Uribe prometio lo mismo por vias distintas, y un segundo mandato no le basto. Lo que hay que dejar claro es que si la paz no se puede conseguir a cualquier precio (ya sea sacrificando las transformaciones sociales que exige la izquierda, o sacrificando la seguridad y justicia como exige la derecha), por ello mismo tienen que haber mas personas capaz de ofrecerla, quizá a un mejor precio.

PDTA: Lamento las comparaciones de "precio", "oferta" y "demanda", pues yo se que la paz no es una mercancía de un vulgar negocio, pero pues los "dialogos de paz" son famosos es como "negociaciones", no como "dialogos".

Jue, 2013-11-21 16:39

Gilberto creo que muy acertado hablar de negociaciones en términos de "oferta" y "demanda" porque eso son. Creo que vale la pena subrayar que Santos habla de Paz aunque lo que se está negociando son los acuerdos básicos para entrar en el proceso de alcanzarla. De lo que he visto creo que los acuerdos a los que se ha llegado establecen una reglas de juego que yo podría aceptar en mi casa en mi familia y entiendo que muchos colombianos tenga miedo después de 50+ años de conflicto y otros afectados personalmente entre el miedo y el odio, que tienen un mismo origen no se conformen con menos que exterminarlos. Yo creo que está oportunidad es única en a historia y todos los colombianos debemos aprovecharla. lo invitó a www.sistemaelectoralmixto.com .

Jue, 2013-11-21 20:29

Muy buen link. Ademas de la reforma electoral, que posición tienen frente al sistema de partidos?

Jue, 2013-11-21 11:01

Bueno, para empezar, las elecciones no son mañana, son dentro de seis meses, de manera que no estamos arriesgando nada todavía. Segundo, las negociaciones dependen por ahora de las FARC y el gobierno, nuestra incidencia solo seria en prepararles terreno desde lugares como el Congreso, pero como el Congreso legisla para mas cosas de las que se habla en La Habana, la prioridad no puede ser la paz. Y tercero, una remembranza histórica: a López Pumarejo en su segundo periodo se le volvieron a sumar los comunistas, tan así, que en un intento de golpe de estado en 1944, los comunistas organizaron una marcha cívica en defensa del "compañero López", pero de nada sirvió, porque su segundo mandato no fue la promesa de transformaciones que se querían, aun cuando se hubiera frenado el ascenso del fascismo en Colombia. Conclusión: el segundo mandato de Santos es todavía una promesa, no una realidad, así que no la forcemos con lenguaje apocalíptico sino con cabeza fría.

Jue, 2013-11-21 20:37

A que te refieres con "debidamente plastificado"?

Jue, 2013-11-21 13:53

@Gilberto
Tiene unos buenísimos puntos.

Yo le agregaría algo que, desgraciadamente, hay que tomar en cuenta: la paz es atravesada por la economía militar. Sí, esa parte del PIB que se invierte en sostener un ejército.
Y por eso es que, para mí, en este momento deberíamos ver con más atención cualquier movimiento del MinDefensa Pinzón. Un tipo que ha demostrado los hígados para pasarse por la faja cualquier cosa que se parezca a DDHH en manifestaciones o resolución de conflicto -manifestado en las órdenes de los que están a su mando-. No sé por qué se están olvidando de las posiciones, influencias y relaciones de este "hombre de bien". Porque, recuerden, en este país se vota respetando a los banqueros, pero haciendo *venias* a los militares.

Lo que quiero es que miremos una realidad militarista, sin censurarnos de relacionar esto con la reelección porque sea "salarlo". ¡Sin miedos!

Jue, 2013-11-21 11:07

Tana, más Santista que el el propio Santos, tildando que al que no le gusta su proceso de paz entonces lo tilda de querer la guerra y que no piensa en las victimas. Eso es un refrito, tambien existimos los que no le comemos cuento a Santos y su irresponsabilidad en la Haban y eso no nos hace amigos de la guerra.

Jue, 2013-11-21 14:35

don Gato , yo también admiro enormemente la iglesia católica, Que gran negocio, la mayor multinacional que existe, y pensar que ha tenido la capacidad de manipular por tanto tiempo, debe haber algo bueno que aprender... lo importante es ver que es eso que hay que aprender. Recuerde , que no hace mucho tiempo la iglesia manejaba la ´política, sin su autorización nada se podía hacer, desde ese entonces la política ha mejorado, es menos corrupta !!!! y eso ya es mucho que decir.

Jue, 2013-11-21 11:09

Gato, sin palabras!...

Jue, 2013-11-21 09:35

Extorsionar al pueblo con la bandera de un supuesto proceso de paz que es una farsa es acto de un verdadero delincuente mitomano. No creo que el candidato del uribismo sea la solución pero sin lugar a dudas otros 4 años de los mismo sería llegar al apocalipsis, ese del que hemos estado tan cerca pero que con Santos vamos es en carrera... de la izquierda colombiana nada se puede decir, entre ellos mismos se pelean por el poder, que podría una esperar de ellos? tiene una oportunidad histórica pero más desunidos para donde

Jue, 2013-11-21 09:12

Bla bla bla, paz, bla bla bla, salud, bla bla bla, educación, bla bla bla. Le faltó decir en su discurso que seguirá aplastando las inexistentes marchas en todo el país, matando campesinos, que seguirán habiendo asesinatos de sindicalistas y personas de la oposición en la más absoluta impunidad, que seguirá regalándole proyectos al dueño del grupo aval, que seguirá dejando que la educación se hunda como la UNAL, que seguirá privilegiando a los que tienen más recursos, que seguirán capturando campesinos y los sindicarán de ser malvados guerrilleros, mejor dicho hará la paz con la guerrilla pero no cambiará las condiciones del país para que la gente se vuelva a armar a reclamar por sus derechos.

Y el discurso del señor de la ultraderecha un chiste de mal gusto, se le llenaba la boca hablando de educación, salud y de los campesinos. Tenía que decir que los va a seguir estigmatizando asi como hizo su jefe, cosas así...

Jue, 2013-11-21 10:52

¡¿Orinar en el lavamanos?!

No pues, con esas propuestas suyas si va a avanzar el país.

Este va a ser el candidato del sombrero o la Regina 11 de la elección del 2014. Ojalá lo inviten a los debates para un toque de humor.

Jue, 2013-11-21 08:19

Colombia siempre elige al menos peor, por que los electores se quedan en casa a quejarse, en lugar de actuar con su voto, nadie nunca ha logrado la mayoria de el universo de electores potenciales. En cuanto a Vargas Lleras le prometen lo mismo que le prometio AUV a cambio de su ayuda en la reeleccion, que el seria el proximo candidato, cuando Lleras reclamo lo prometido, se volvio el para AUV, su principal enemigo y hasta el DAS atento contra el. Ojala no le suceda de nuevo.

Páginas

Añadir nuevo comentario