LA SILLA VACIA

Estos obsequios, simbólicos, no se entusiasmen, son nuestro reconocimiento a todos los insumos que directa o indirectamente nos regalaron los poderosos de la región a lo largo del año para escribir y llenar La Silla Caribe que esperamos nunca esté vacía de información en 2016. Mejor dicho, es una retribución. Aquí llegamos nosotros, la Mamá Noél costeña, con nuestra bolsa de presentes, jo jo jo…

?