Menú principal

Lunes Enero 17, 2022

 
La senadora Gilma Jiménez ha trabajado de manera incansable desde antes de ser elegida por la aprobación de este proyecto. Y, a punta de esfuerzo, consiguió que fuera aprobado en el Senado. Pero le falta el trámite en la Cámara. Y ya el Ministro del Interior Germán Vargas Lleras le dijo a los de la Comisión Asesora que estaba de acuerdo con sus argumentos de rechazo a esta iniciativa. Si el Ministro dice hacia afuera lo mismo que sostuvo a puerta cerrada, el proyecto de Jiménez se quedará sin el impulso del gobierno.

El proyecto de cadena perpetua para violadores y asesinos de niños es irracional, es altamente inconveniente y es inconstitucional, esa es la conclusión de la Comisión Asesora creada por Germán Vargas Lleras para aconsejar al Gobierno en política criminal. A puerta cerrada, Vargas Lleras dijo que estaba de acuerdo con los argumentos de la Comisión. Si el Ministro sostiene hacia afuera esta misma posición, quiere decir que el proyecto de la senadora Gilma Jiménez se quedó sin el respaldo del Gobierno.

Esta comisión, integrada por los juristas Yesid Reyes, Iván González, Rodrigo Uprimny, Camilo Sampedro, Carlos Guillermo Castro, Julissa Mantilla y Fernando Velásquez, estudió el proyecto de ley de referendo impulsado por la senadora del Partido Verde Gilma Jiménez con el respaldo de más de dos millones de firmas ciudadanas. Y su evaluación es funesta para la iniciativa.

La Comisión critica el proyecto de cadena perpetua tanto en la forma como en el fondo.

En la forma, rebate el argumento de que, por ser una iniciativa de referendo el Congreso, debe respetar la voluntad de las dos millones de firmas y aprobarlo sin examinar su constitucionalidad o conveniencia. 

“[El Congreso] debe reflexionar sobre la pertinencia, la conveniencia y la justicia de las iniciativas, y no simplemente aprobarlas con el argumento de que tienen amplio respaldo popular.”

También señala la paradoja que atraviesa el proyecto: si el Congreso lo aprueba con el texto que le presentaron a los ciudadanos que firmaron a favor del proyecto, este sería totalmente inconstitucional puesto que le impondría automáticamente la cadena perpetua al que matara, violara, maltratara severamente, secuestrara o explotara sexualmente a menores de 14 años o a menores de 18 años discapacitados.

“Una pena imperativa y automática de ese alcance para esos delitos es del todo irracional, pues —sin importar las circunstancias en que se cometan, el grado de culpabilidad del autor, o la diversidad misma de las conductas punibles señaladas—, siempre habría lugar a imponer la cadena perpetua”.

La Comisión concluye esto de manera categórica puesto que, hace exactamente un año, la Corte Constitucional tumbó una norma que era prácticamente idéntica con estos mismos argumentos.

Pero si el Congreso –en palabras de la Comisión– “intenta reducir su irracionalidad”, modificando el texto para que diga que la pena para esos delitos puede ir “hasta” la cadena perpetua para que no se aplique de manera automática a todos los casos y respete esa proporcionalidad y gradualidad, entonces también sería inconstitucional. Puesto que ya la Corte ha dicho que no se puede alterar de manera sustancial el texto con base en el cual fueron recogidas las firmas y es claro que la gente que firmó quería la cadena perpetua para los violadores y no que fuera el juez el que juzgara la gravedad de la pena que se merecía cada caso.

No solo lo dijo la Corte cuando tumbó el referendo que permitía la segunda reelección de Uribe sino también cuando declaró inexequible la ley que en 2009 permitía la cadena perpetua para violadores -y sobre la cual la iniciativa de la senadora Jiménez es calcada-, ya que en ese caso también decidieron modificar el texto que le habían presentado originalmente a los ciudadanos.

“Por ambas vías, entonces, la conclusión que se impone es que este Proyecto de Ley 206 de 2010 debe ser archivado por inconstitucional. La Comisión Asesora estima que el Congreso de la República debería, de una vez por todas, evitar el desgaste que para el país implica aprobar un Proyecto que, todo lo indica así, va camino a ser declarado inconstitucional, porque pisotea la entraña misma de la Carta Fundamental”.

 

Sin justificación salvo el odio

La crítica anterior apunta a que los promotores de este referendo no hicieron una mínima investigación previa de las sentencias de la Corte para evitar que se cayera en el examen constitucional por el mismo error que las iniciativas anteriores. Pero, según la Comisión, tampoco hicieron un esfuerzo por sustentar la iniciativa desde el punto de vista de la política criminal.

“La Comisión Asesora considera que esa propuesta tampoco es fruto de una política criminal sustentada, que realmente proteja a los niños, niñas y adolescentes en Colombia, contra esos crímenes”.

Dice que, salvo unas “referencias muy generales y poco desarrolladas” sobre cómo la cadena perpetua enviaría el mensaje a la sociedad sobre el valor de proteger a los niños y disuadiría a los violadores, la mayoría de los ejemplos comparados que presenta son inexactos.

“La precariedad de las justificaciones esgrimidas para legitimar una sanción penal tan retardataria y severa, a cuyo efecto se acude a la reforma de la Constitución, representa en sí misma un hecho muy problemático porque muestra —sin ninguna duda— que se está legislando en una materia tan grave sin fundamento en ninguna evidencia empírica seria sobre la posible eficacia de una medida tan drástica”.

Y luego van rebatiendo cada uno de los argumentos esgrimidos no en la ponencia, ni en la exposición de motivos (ya que dicen que estos no están allí), sino los defendidos en los medios.

Frente al argumento de que los autores de estos delitos son personas incapaces de controlar sus impulsos, la Comisión concluye que esto no está científicamente demostrado:

"Las investigaciones más documentadas enseñan que las tasas de reincidencia en estos crímenes son menores de lo que la opinión pública usualmente plantea".

Y cita un estudio reciente de Human Rights Watch que examina 29.000 casos de personas condenadas por crímenes sexuales y que fueron liberadas y concluye que la tasa de reincidencia (tomando un período muy amplio de 15 años) era del 24 por ciento. Es decir, al menos 3 de cada 4 condenados no reincidió y esta tasa baja si la persona recibe tratamiento y ayuda sicológica.

También rebate el argumento de que los violadores o asesinos de niños no pueden ser rehabilitados médicamente porque son incapaces de comportarse en forma correcta. 

“Si se aprobara la cadena perpetua para violadores, se debe ser consciente de que si fuera cierto que los autores de estos delitos no pueden controlar sus impulsos sexuales, se podría afirmar que muchos de ellos jamás irán a prisión porque van a ser declarados inimputables por un juez penal y remitidos a centros de tratamiento médico especializados”.

En la misma línea desmiente el argumento que la cadena perpetua impide que el condenado regrese a la vida social. Y demuestra que una revisión de derecho comparado demuestra que las condenas a cadena perpetua suelen ser revisadas en los países donde existe después de períodos que oscilan entre los diez y los 15 años de prisión y si se considera que está rehabilitado y es apto para vivir en sociedad, se le deja en libertad.

"La finalidad de impedir que el condenado regrese a la vida social es incompatible con la función resocializadora que, de acuerdo con los tratados internacionales, la Constitución Política y la ley penal, ha de tener la pena privativa de la libertad.”

Uno de los argumentos que ha utilizado la senadora Jiménez es que, si se aprueba este proyecto, los condenados a cadena perpetua no tendrán derecho a beneficios jurídicos. Sin embargo, la Comisión recuerda que esta prohibición ya existe desde 2006 para crímenes cometidos contra menores y que por lo tanto “en este aspecto el Proyecto no aporta nada nuevo.” Pero que, además, la prohibición de beneficios jurídicos podría conducir no solo a que los violadores, entre otras cosas, extremaran las medidas para evitar ser descubiertos (por ejemplo matando al menor), sino que además impediría que los delincuentes tuvieran un incentivo para colaborar con la justicia.

Por ejemplo, Garavito, el símbolo de la maldad que inspira de alguna manera esta ley, terminó confesando la mayoría de sus delitos. Lo mismo el violador de la 26, a partir de cuya captura y confesión han podido esclarecer las autoridades unas 50 violaciones.

“Conviene aclarar que frente al caso específico de Luis Fernando Garativo, el eventual establecimiento de la cadena perpetua no tendría frente a él ninguna incidencia, pues no podría aplicársele por los crímenes que cometió dado que sería una pena retroactiva, totalmente incompatible con los principios de legalidad."

La Comisión también ofrece argumentos en contra del más fuerte que ofrecen los promotores y es que con la aplicación de la cadena perpetua los violadores y asesinos de niños no pueden reincidir. Dice que si se acepta este argumento entonces el Estado estaría renunciando al caracter resocializador de la pena, a la idea básica de nuestro Estado de Derecho de que la cárcel le permite a la gente reconocer su error y su culpa y dejar de ser delincuente.

Los otros argumentos de la Comisión son en relación con la inconveniencia del proyecto. Los juristas cuestionan la conveniencia de que los ciudadanos, a través de firmas, pueden variar la política criminal del Estado. Porque, por ejemplo, podrían vía referendo legalizar el tráfico de drogas o decidir que comprar videos piratas no debe ser sancionado o incluso dejar sin castigo la evasión de impuestos .

Frente al argumento de que la cadena perpetua reducirá de manera apreciable este tipo de delitos, la Comisión ironiza:

“Si fuese verdad que con la amenaza de la cadena perpetua se logra intimidar a la sociedad —¡algo que ninguna investigación empírica ha podido demostrar!—, en forma tal que desaparezcan o se reduzcan notablemente los delitos contra los menores de edad (como se asume en el Proyecto de referendo), entonces lo que el Estado debería hacer es consagrar como única pena para todos los delitos la cadena perpetua, para —de esa forma—acabar con el delito en Colombia o, cuando menos, reducirlo de manera considerable”.

Por último, la Comisión concluye que "la cadena perpetua es una pena inhumana que desdeña toda la tradición ilustrada en torno a la cual se edifica la Constitución de 1991, por lo cual no tiene cabida en el ordenamiento punitivo.”

“Estas medidas suelen ser bastante populares a nivel de la opinión pública y dan buenos réditos políticos a quienes las defienden, pero no sólo tienen una eficacia limitada y discutible para prevenir los crímenes, sino que pueden agravar muchos de los problemas del sistema penal, como el hacinamiento carcelario de la cadena perpetua. Pero un odio generalizado, por más explicable que sea, no constituye una razón”.

Su recomendación es más bien esforzarse por incrementar la eficacia del sistema penal en cambio de incrementar las penas.

“Es mejor, entonces, perfeccionar la investigación de esos crímenes contra los niños, niñas y adolescentes, para reducir su impunidad, en vez de plantear la cadena perpetua. La iniciativa debatida no es, entonces, la expresión de una buena política criminal acorde con los postulados propios de la democracia, sino una forma de populismo o de demagogia punitiva.”

Aunque el proyecto de ley ya fue aprobado en sus dos primeros debates en el Senado, es improbable que logre sobrevivir los dos que le faltan en la Cámara si los congresistas se toman en serio este documento. No solo porque los argumentos de política criminal son contundentes, sino sobre todo porque en el Consejo Superior de Política Criminal y Penitenciaria, el Ministro del Interior Germán Vargas Lleras estuvo de acuerdo con la posición presentada por esta comisión asesora a pesar que durante el trámite en el Senado había apoyado la iniciativa. Y sin el empuje del Gobierno, por más que ahora los Verdes sean de la Unidad Nacional y que sea un proyecto altamente popular con la mayoría de la población, es difícil que pueda salir adelante.

Este documento es un duro golpe contra la senadora Gilma Jiménez, que ha dedicado los dos últimos años, a impulsar esta polémica iniciativa. Si se hunde la ley, lo que se habría ganado gracias a su esfuerzo es poner el tema de la violencia contra los niños en el primer plano de la agenda nacional para que, como dice la Comisión, ahora sí se reenfoque el debate en aquello que realmente sirve para protegerlos.

 

Ver documento de la Comisión

Perfiles relacionados: 
Gilma Jiménez Gómez
Germán Vargas Lleras
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2011-08-04 12:58

Muy bien, lo que dices es cierto. El derecho debe estar elaborado en función de la vida. Y qué es esa vida, pues la realidad de las cosas. Y qué nos muestra la realidad de las cosas? que con leyes no se acaba el crimen. Podemos realizar un referendo para que los violadores y asesinos de niños los mandemos a marte a trabajos forzados, pero de qué nos sirven si no hay una politica pública verdadera para evitar estos casos y ayudar a las victimas. El problema no es de leyes, ya que existen muchas con penas verdaderamente severas para los violadores, sino de la administración de justicia en cabeza de personas que no realizan bien su trabajo. Es ahí donde se debe fortalecer verdaderamente las cosas para buscar algo mejor, no en un proyecto de referendo (ahora de ley) que no soluciona realmente nada de fondo.

Jue, 2011-08-04 19:38

Gracias por tu respuesta y hago retroalimentación. Lo que se critica de la señora Jiménez no es que sea mujer (y disculpame si suena feo lo que voy a decir pero suena a argumento de Noemi Sanin). Se critica el oportunismo de esta señora para aprovechar un tema que le llega a cada uno como la violación y asesinato de los niños (por aquello de ser seres indefensos) para crear la idea de un referendo con unico proposito electoral (Es decir para tener votos para seguir otro periodo más en el congreso). Si fuera hombre también le caeriamos con toda, o es que a las mujeres no se les puede criticar y son intocables? le pregunto yo a usted, las criticas fuertes contra Andrés Felipe Arias son un acto de misandria (odio a los hombres)?; porque es que nadie le ha caido con toda a la h senadora por ser mujer, sino por oportunista y si la bronca es de dudosa procedencia, la ejecutada contra Uribe y Arias tambien lo sería.

Este no es tema de paramilitares y por eso no hablamos de ellos acá.

Mié, 2011-08-03 15:48

Se perdio de vista lo escencial, que era poder dar cadena perpetua a los maltratadores de los niños. Ahora parece que se esta juzgando a la senadora; como si hubiera cometido un delito o estuviera loca por porponer este castigo a los maltratadores, parece aquí, que se quiere proteger al victimario más que hacerle justicia a la victima y todo por que los eminentes juristas y crimnalistas creen que un castigo ejemplar a estos criminales va en contravia de la constitución y las leyes que ellos mismos han hecho. En fin las victimas seguiran siendo maltratadas, violadas, prostituidas y asesinadas, pero los eminentes juristicas seguiran defendiendo una ley que no proteje sino a los victimarios como en todo, leyes para proteger a los corruptos, leyes para legalizar lo ilegal y lo que va contra la moral.

Mié, 2011-08-03 22:02

Lo que ocurre es que algunos criticamso a la senadora, porque utilizó el proyecto de referendo para cadena perpetua, como excusa para sus aspiraciones electorales. Eso es lo más reprochable, no obstante que se hizo con una pasión desenfrenada de ver una venganza contra los violadores de niños, sin proponer en efecto una solución verdaderamente viable para evitar esos reprochables casos.

Mié, 2011-08-03 20:13

la cadena perpetua no es la solucion sino hacer cumplir las leyes, delitos como masacres, corrupcion y narcotrafico no pueden tener penas pues no solo que hacen daño a los menores sino a toda la sociedad en general.

Jue, 2011-08-04 09:57

Pero con esta justicia negociada que tenemos un delincuente atrapado infraganti,no paga ni la mitad de la pena que debería gracias a las excesivas rebajas y en muchos caso ni siquiera lo condenan, eso es lo que le quita credibilidad a la justicia en este país...
Algo como que 60 puñaladas no es sevicia, como lo vimos hace poco...

Mié, 2011-08-03 15:34

La comisión solo esta viendo los inconvenientes con las leyes proclamadas por tan eminentes juristas, pero en esencia, yo pienso, que una persona que viole, mate, prostituya a un menor de edad debe tener un castigo ejemplar, por lo menos, muchos años mas que quien robe un celular. Imaginese niños y niñas en la guerrilla violadas y mandadas a morir en combate, o niños y niñas obligadas a prostituirse (trata de personas). Aqui parece que se defiende al victimario y no se piensa en las victimas. Como es posible que haya prostitución desde los 8 y 10 años, hay niños y niñas violados desde los dos años, o hay quienes matan a sus bebes, o que me dicen de los pedofilos. En fin hay que proteger a los indefensos y el mensaje que recibo es que al pais le vale nada sus niños.

Mié, 2011-08-03 12:48

Una vez mas queda comprobada la mediocridad, el oportunismo y la histeria colectiva e irracional de Gilma Gimenez, figurar no importa a que costo con tal de presentarse como la defensora de los indefensos, eso si, sin la mas minima idea de lo que habla y promueve. Cuando Colombia tendra gente capaz e integra, tanto de inteligencia como de educacion, ocupando las curules en el congreso?...mientras tanto nos toca aguantarnos a esa cantidad de cebolleros y cebolleras hablando babosadas y sustentando estupideces que tienen resultados nefastos para la socieded Colombiana.

Mié, 2011-08-03 12:33

Era obvio. Una vaina hecha a las patadas, que no ataca la raíz del problema y que, en caso de aprobarse, terminaría fomentando la impunidad y no detendría a ningún asqueroso violador. Ya me imagino la defensa demagógica y polarizante de esta oportunista y politiquera: "Están protegiendo a los violadores, quieren matar a [email protected] (sic) niñ@s (sic)", etc.

Mié, 2011-08-03 12:32

Analizar la sexualidad como tal corresponde al analisis del TEMA de los EGOS BIOLOGICOS. Y analizar el tema de la practica de una expresion sexual corresponde al tema de los EGOS SOCIALES.

El tema BIOLOGICO es innato y connatural y el tema SOCIAL es un tema emocional.

Cabe preguntarse que es lo que quieren sancionar con la CADENA PERPETUA, si la parte biologica del SER HUMANO, que en todos los seres no es igual, y que con el cambio de la edad cambia su desarrollo biologico o sancionar el comportamiento social del SER que solo se desarrolla y crece de acuerdo al medio ambiente donde el individuo se desenvuelve.

Interesante el tema, y ojala tome el verdadero rumbo de discucion y no se enfrasque en discuciones politico-personalistas-sensacionalistas que tanto daño le han hecho a la democracia.

LOS EXPERTOS EN LA MATERIA TIENEN LA PALABRA

Mié, 2011-08-03 12:23

Creo que esa comisión realmente estudio el tema con más profundidad que la senadora Gilma sin que haya sido exhaustivo, pero da una buena idea de la inconveniencia de la cadena perpetua para delitos graves. En USA hay pena de muerte y aún así no se logra persuadir a los ciudadanos que no cometan ciertos delitos. Lo importante es la prevención y para eso se requiere el esfuerzo no solo del estado sino de la misma ciudadanía. de no se así, cualquier medida que se tome ´resultará por lo menos inocua.

Mié, 2011-08-03 11:19

Las distintas formas de violencia contra los niños colombianos no desaparecen ni disminuyen a punta de medidas punitivas, aunque sea necesario perfeccionar y aplicar con ejemplaridad, justeza y comprobada evidencia las sanciones penales contenidas en los códigos colombianos.

Para que sea efectiva la solución, debe diagnosticarse el problema con certeza. La causa de la violencia contra los niños no es el resultado del desdibujamiento o desfiguración de la naturaleza humana del colombiano. Es consecuencia del injusto sistema de relaciones económicas y sociales imperante en Colombia. Cuando no hay empleo ni ingresos que generen tranquilidad, surgen actitudes resultantes de la inestabilidad emocional que reproduce conductas excluyentes que son el paradigma característico del tipo de relaciones sociales existente; cuando se niega la educación de calidad a los pobres no hay desarrolo del pensamiento que es el que produce las conductas civilizadas, respetuosas, humanas, anti-individualista

Mié, 2011-08-03 11:14

ojala y cambie el panorama, esa ley sea aprobada, tenga retroactividad y se condene a Uribe, la constitucion era menor de edad cuando fue Violada salvajemente.

Mié, 2011-08-03 12:32

En una sola palabra: genial!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Mié, 2011-08-03 11:06

Todo hace parecer que una vez mas triunfa el formalismo sobre el sentido común y se deja pasar un proyecto, discutido por bastante tiempo, hasta instancias donde se debe desechar... eso es también detrimento patrimonial, porque de donde salen los recursos para sostener a los ilustres que se la pasan dándose pajazos mentales, mientras deberían coadyuvar a sacar adelante proyectos importantes como este.

Mié, 2011-08-03 10:46

En Colombia, solemos caer en los extremos. "Ni tanto que queme al santo ni poquito que no lo alumbre". Cualquier reforma en la estructura legal del sistema punitivo en Colombia debe estar despojado de pasiones infundadas: Por supuesto, debe estar acompañado del respectivo y juicioso estudio, pero más que ello, de la inteligente y sopesada aplicación del conjunto de teorías jurídicas existentes en los paises con historias y culturas diferentes, sino contrapuestas, a nuestro singular ser cultural con personalidad histórica propia, emergido de la construcción por decantación de la tipicidad del colombiano.

No solo es necesaria la cadena perpetua, sino también la pena de muerte para casos especiales, al tiempo que debe suprimirse, por ejemplo, la medida de aseguramiento para casos en los que no se tenga irrefutable certeza de la comisión del delito. Sino, cabe la rehabilitación real y efectiva para los autores de masacres como la del "Salado", "la del Naya", "la de Bojayá, etc, etc ?

Páginas

Añadir nuevo comentario