Menú principal

Domingo Diciembre 05, 2021

 

El martes la Comisión Séptima aprobó el proyecto de ley por medio del cual se crean mecanismos para fomentar la igualdad salarial entre mujeres y hombres. Pero el proyecto, dicen algunas Representantes a la Cámara, se hundirá en plenaria.

La razón es que la bancada de mujeres en el Congreso no va a dar la pelea por salvar esa ley sino que decidió mas bien unir su agenda a la de Santos. A la Ley de Primer Empleo y Empleo Formal, que es una prioridad para el Gobierno, la bancada espera que se incluya el tema de la discriminación salarial. Así mismo, las congresistas esperan que se beneficien las mujeres en los proyectos como el de reforma política, la ley de tierras, la de víctimas o la reforma a la salud.

En el 2006 se creó en el Congreso la Comisión transitoria bicameral por la defensa de los derechos de la mujer. De esta comisión, conocida como la bancada de mujeres, hacen parte todas las congresistas y busca promover proyectos legislativos de género. Ya se ha reunido varias veces desde que se posesionó el Congreso. Dos de ellas con las congresistas de ambas cámaras, y cinco, solo con las representantes a la Cámara. En estas reuniones, buscaban definir los proyectos que impulsarían durante los próximos cuatros años pero como los principales temas sobre inclusión política de las mujeres se tendrán que negociar con todos los congresistas de la Unidad Nacional, a las mujeres sólo les quedó un punto en la agenda que piensan impulsar como bancada: el Ministerio de la Mujer.

La iniciativa viene de Noemí Sanín, la única candidata mujer a la Presidencia y quién se comprometió con las congresistas y líderes su partido a crear el Ministerio si salía elegida. Sanín se quemó en primera vuelta, pero la bancada de mujeres conservadoras es una de las más disciplinadas y también tiene la mayoría en la bancada de mujeres. Además, una de las congresistas más votadas del partido, y que quisiera ser recordada en cuatro años por lograr la creación del Ministerio, es la senadora Myriam Paredes.

La apuesta de las azules es por un Ministerio de la Mujer y de la Familia, cuyo foco esté más en la familia que en temas tradicionalmente de la agenda de género como la salud sexual o los métodos anticonceptivos. “La familia, como el núcleo fundamental de la sociedad colombiana, es el punto de partida que forma los valores en la persona y en donde se definen sus bases éticas, sus creencias y su cultura,” dice el documento que firmaron las congresistas el pasado 14 de abril cuando celebraron la última reunión de mujeres conservadoras. “Una sociedad que fortalece a la familia se dimensiona y conserva los valores, que la han construido”.

La maternidad ha sido el otro tema en la agenda de varias mujeres como la senadora del Mira Alexandra Moreno, quien radicó hace un mes un proyecto para ampliar la licencia de maternidad de 12 a 14 semanas. Sus iniciativas también van más dirigidas a los niños que a las mujeres. Como el de la senadora cristiana Claudia Wilches, que presentó un proyecto de ley para restringir la divulgación de desnudos en prensa o internet, argumentando que quería  proteger a los menores de edad. La iniciativa se hundió ayer en el Congreso. También está la senadora Gilma Jiménez, del Partido Verde, que pronto presentará el proyecto de cadena perpetua para violadores de niños o niñas.

“Los temas de salud sexual no existen aún en la mesa, y más que por diferencias partidistas, por diferencias religiosas. La bancada de mujeres por ahora quiere llegar a un acuerdo mínimo y básico”, explicó a La Silla Vacía la representante Ángela María Robledo, del Partido Verde. Y estos temas son quizás los más difíciles de tocar.

En el Congreso pasado, los temas relacionados con el aborto y los derechos reproductivos de las mujeres, incluyendo los debates sobre la píldora del día después, generaron fuertes encontrones entre las senadoras cristianas, como Claudia Rodríguez de Castellanos, y congresistas liberales como Piedad Córdoba. Por eso se suspendieron.

La problemática estrictamente femenina no fue una prioridad en el pasado y tampoco lo será ahora. Como le dijo una de las asistentes del Congreso a La Silla Vacía, “los fortínes electorales de las congresistas no se mantienen con una agenda de género”. Por esto mismo, senadoras como Maritza Martínez, de La U, han trabajado mucho más sobre la ley de regalías del Gobierno, que si pasa perjudicaría gravemente a la región oriental del país donde ella consiguió la mayoría de sus votos, que por estos otros temas.

Aún así se han reunido, y piensan seguir haciéndolo una vez cada 15 días. Algunas esperan que puedan conformar un proyecto para que la Bancada de Mujeres no sea una bancada transitoria, sino que se convierta en una Comisión permanente en el Congreso dónde también puedan participar los congresistas hombres que consideran sus aliados. Sin ellos es poco lo que pueden hacer, pues ellas aún son una minoría en el Capitolio.

 

 

La Composición

La mayoría de las mujeres congresistas son primíparas. Veinticinco de las 38 no habían nunca trabajado en el Congreso. De las pioneras en la bancada de mujeres quedan pocas, como Dilian Francisca Toro, de La U, o Piedad Córdoba, del Partido Liberal. Se fueron Gina Parody, Martha Lucía Ramirez y Cecilia López. Sólo cuatro fueron elegidas como presidentas en las 14 comisiones del Congreso, y no se habla aún de que alguna pueda llegar a la presidencia de Cámara o Senado en las próximas legislaturas. Ocupar ese cargo les permitió en el pasado meter ciertos témas de género en la agenda.

Y quizás lo que más preocupa es el número de herederas de la parapolítica, puesto que esto de alguna manera deslegitima la bancada, aunque en una de las reuniones las dos congresistas del PIN sorprendieron. Teresita García Romero, del PIN y hermana del 'Gordo' García, reunida con la bancada dijo que entre sus prioridades estaba disminuir el embarazo adolescente. Trece de las ahora congresistas heredaron los fortines de sus familiares, que ahora están en la cárcel, investigados o inhabilitados.

Y entre las que se declaran abiertamente feministas sólo hay cuatro, entre las cúales están Piedad Córdoba del Partido Liberal, Angela María Robledo del Partido Verde y Gloria Inés Ramirez del Polo. Aunque Gloria Stella Díaz del Mira se ha declarado también feminista, para varias organizaciones no podría serlo ya que se opone a temas progresistas como el aborto. 

Así quedó conformada la bancada de mujeres los próximos cuatro años.

 

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2010-09-17 11:19

No se porque tanta bronca con Piedad Cordoba la señora veo y aprecio que ella brega por trabajar en las necesidades de con las personas secuestradas y con ganas de sentir la paz en este país ,que mamera no poder decir lo que se piensa sea en favor de quien sea los seres humanos se supones que tenemos derecho a equivocarnos pero también a corregirnos ,parenla de carajadas y dejen trabajar a los realmente comprometidos.

Vie, 2010-09-17 09:59

no entiendo o mejor si entiendo que la que tiene en el senado son los votos de los amigos del terrorismo, que mujer tan descarada que no juzga las muertes delos militares y policias pero si cuestiona y deplora la muerte de los terroristas. quien sera esta mujer que segasta en presupuesto nacional viajando al exterior y pedir exigir que no ayuden que no se solidaricen del dolor de la muerte de gente inocente, de familiares de militares heridos rematados y quemados, como para no dejar duda de sobrevivientes, PERO SI PIDE A GRITO QUE CUESTIONEN LAS FOZAS COMUNES DE SUS AMIGOS TERRORISTAS

Jue, 2010-09-16 19:33

costumbres son leyes y un pais donde por tradicion ha predominado el machismo poner en manos de los mismos que aprueben una ley como esas ps sencillamente no creo que se de.señor PIO respecto de dilian francisca estoy muy de acuerdo con usted,es vergonsozo que una persona como esta represente al valle del cauca,y la verdad su fortin politico es precisamente los pueblos del centro del valle donde el tuerto es rey,lastima que es precisamente en esos pueblos donde la manipulacion de los electores es tan facil que hacen siempre sostener este tipo de..'' honorables padres de la patria..'' titulo muy grande para la gran mayoria de nuestros ''honorables'' senadores y representantes.

Jue, 2010-09-16 14:53

Que paso con la “carismática” actriz uribista Lucero cortes??? La que le dio paso al nefasto código minero, a la reforma laboral y pensional? La que condeno la ley de victimas? Le tocaría abstenerse de la política por los problemitas de su marido estafador? Alguien sabe que paso con esta lagrimona de padres e hijos?
http://www.semana.com/noticias-justicia/capturado-esposo-congresista-luc...

Jue, 2010-09-16 19:22

la lucero cortes confundio la realiddad con los culebrones ridiculos en los que trabajo,por lo tanto el mejoracierto precisamente que se quemara ,ahora debe andar haciendoloby para lagartearle a otro ya que el papa por que el que llloro y lloro se le fue,la niña boba esa quedo desaparada esperando a verquien vieneen su ayuda dudo mucho que esta vieja vuelvaal senado,un votante con minimo dos dedos frente tiene que ver que es de las personas menos indicadas para ese oficio.suerte ccon ella.

Jue, 2010-09-16 14:46

El desequilibrio de género es evidente, pero lo que más llama la atención es la “calidad" de la mayoría de estas "madres de la patria y representantes de los intereses de los Colombianos” . por ejemplo miremos el caso de la dotora ex presidenta del senado Dilian Fransica Toro. ¿que coñetes propone esta señora para sortear nuestra problemas, más allá de defenderse de las implicaciones corruptas que le imputan? ¿A Quien representa, será que es vocera de los que no tiene voz o de los narco gamonales de provincia como el marido?
Estamos lejos de una verdadera representación femenina y carismática en el senado, se salvaran dos o tres y no precisamente de las mayorías godarrias y ese experimento burocrático llamado partido de la U (herederas de la mafia paramilitar y la politiqueria tradicional).

Jue, 2010-09-16 11:41

Ojalá las mujeres más libertarias logren ganarse a las demás en las luchas del Movimiento Social de Mujeres, para que valores como la solidaridad, la sororidad y la autodeterminación desplacen los valores tradicionales de somentimiento de las mujeres y de los diferente. También sería conveniente que temas como la cadena perpetua sea discutido y analizado desde otros matices porque cada vez me genera mayor preocupación el talente fascista de Gilma Jiménez y su apuesta por la criminalización del otro y de la otra como premisa para la convivencia.

Jue, 2010-09-16 10:52

Tantas mujeres cuestionadas en el Partido de la U??

Jue, 2010-09-16 09:09

Creo que Piedad Córdoba no pertenece a esta lista, ya que piensa que nación en una Fosa....

Añadir nuevo comentario