Menú principal

Viernes Agosto 12, 2022

 

Por pasarse a los liberales, varios sueños se le han cumplido al Presidente de la Cámara, Édgar Gómez Román. Lo que los rojos nunca se imaginaron es que el “Pote”, como le dicen a Gómez, les daría con el tiempo una que otra pesadilla.

Gómez es actualmente uno de los líderes de la disidencia que busca que el Partido Liberal arme coalición con Juan Manuel Santos lo más pronto posible para que el Partido Liberal no se hunda con los malos resultados que las encuestas anticipan sobre Rafael Pardo. Esto tiene a la Dirección Liberal más que preocupada, pues si la única figura roja que ha tenido poder real en el Congreso en los últimos cuatro años se cambia de camiseta, la desbandada no tendrá atajadero.
 

Su as

El 20 de julio de 2009 los liberales, Cambio Radical y los partidos pequeños se unieron para hacerle un complot a la coalición uribista en la elección de las mesas directivas de la Cámara. Desbarataron la candidatura de Miguel Amín, representante de La U que según los acuerdos que las mayorías y el Presidente hicieron hace cuatro años, debía ser quien ocupara el cargo. Voltearon 50 votos y montaron a Gómez Román en cambio de Amín. El complot, en el que hasta el ex presidente liberal César Gaviria ayudó a conspirar, fue un éxito.
 

 
La semana pasada Rafael Pardo estuvo en gira en Santander. Todos los congresistas electos de Santander lo acompañaron, menos Édgar Gómez.

Fotos: Laura Rico Piñeres

 

Después, las puertas rojas se abrieron para que Gómez Román utilizara el transfuguismo para irse de Convergencia Ciudadana, partido que estaba a punto de acabarse después de que varios de sus miembros y su líder Luis Alberto Gil quedaran envueltos en el escándalo de la parapolítica. El actual Presidente de la Cámara llegó entonces al liberalismo, donde ya tenía un pasado.

Había sido concejal y senador por la colectividad, pero salió molesto en el 2000, pues pese a ser elegido a través de consulta como el candidato liberal a la Alcaldía de Bucaramanga, los congresistas del partido no lo apoyaron. Le pusieron los votos a Iván Moreno Rojas, candidato de la Anapo que salió elegido.

Pero en diciembre pasado Rafael Pardo y César Gaviria propiciaron la reconciliación y el “Pote” volvió al partido por la puerta grande. Y como Gómez quería saltar de la Cámara al Senado, le dieron un número de lujo en la lista del partido. Él, con el número 5, y su fórmula a la Cámara en Santander, con el 105, salieron elegidos con muy buenas votaciones.

La Gobernación de Horacio Serpa, que ha revivido el sentimiento liberal en este departamento, fue una de las claves para que el liberalismo fuera el gran elector de la zona. Y el “Pote”, muy cercano a Serpa, supo aprovechar este entusiasmo. Pues con este aliado regional y la visibilidad y el poder de contratación que da la Presidencia de la Cámara, triplicó los votos que había sacado en el 2006. Por el contrario, el partido del investigado Luis Alberto Gil, que era antes su casa y que en estas elecciones se convirtió en el PIN, tuvo muy mal desempeño en Santander.
 

Ya con curul

 

Pero después de ser elegido, Gómez empezó a jugar en contra de la línea oficial del partido Liberal. Con el representante Germán Olano ha convocado varias reuniones y salido en los medios promoviendo la coalición liberal-Santos.

La Silla Vacía habló con algunos miembros de la campaña de Santos quienes afirmaron que Gómez ya estaba de su lado. Y las directivas liberales así también lo asumen, pues el sábado Pardo fue de gira por Santander y todos los senadores y representantes de la zona, incluso la fórmula a la Cámara de Gómez, Miguel Ángel Arena, asistieron a todos los eventos. En cambio el "Pote" argumentó que tenía un viaje.

La semana antepasada el mismo Gómez tuvo una reunión privada con César Gaviria, en la que le planteó la necesidad de que el partido pensara en la coalición. Incluso sugirió que ante los malos resultados que tiene Pardo en las encuestas, Gaviria volviera asumir las riendas del partido hoy bajo la dirección del candidato, para que liderara el viraje del partido hacia donde Santos.
 

 

Gómez es el liberal con más poder en el Congreso. Pero falta ver si su proyecto de promover la unión del partido con Santos se concreta.

  Foto: Laura Rico Piñeres

 

Para los liberales de pura cepa es claro que como Gómez viene del uribismo, pues en Convergencia siempre votó con Palacio e incluso votó a favor de la reelección, no sabe estar en la oposición.
 
“Nosotros ya llevamos ocho años en la oposición y por fuera de la burocracia, por eso si para apoyar a nuestro candidato nos toca volvernos a quedar por fuera de repartición, pues nos quedamos. Sin embargo, para Gómez, que siempre ha estado de lado de Palacio, este sacrificio es inconcebible”, afirmó a La Silla Vacía un senador liberal que no quiso que publicaramos su nombre.

Pero no es tan claro cuál es el cálculo de Gómez con esta jugada. Su cargo como Presidente de la Cámara lo convierte en el tránsfuga más deseable y si con sus amagues lo que quiere es cotizarse ante Santos para que en caso de que sea Presidente lo tenga entre sus preferidos en las negociaciones de la próxima legislatura, estaría equivocado. Pues la ley de bancadas lo limita para votar en el futuro como parte de la bancada de Santos.

Como fue elegido por el Partido Liberal, así apoye a Santos en esta campaña, si vota a favor de sus proyectos y en contra de las directrices rojas será castigado. Podría perder la voz y el voto en el Congreso.

Por eso Gómez es claro en decir que él conoce bien los estatutos y que lo que él busca no es una migración individual a donde Santos, sino colectiva. Y que esto ya se lo aclaró al candidato de la U.

Explicó que su propuesta es que si Pardo no pasa a la segunda vuelta el partido se una a la campaña de Juan Manuel Santos, que es de “extracción liberal”. Y asegura que una muestra de que él no está del otro lado es que aunque no acompañó a Pardo el sábado 24 en la gira por Santander le organizó un evento al candidato en su fortín que es el municipio de Piedecuesta, Santander.

A este evento asistieron los más de 20 mil votantes que tiene en la zona. Y afirma que no es él, sino otros los que están ya ayudando a Santos. Incluso dice que el senador liberal Honorio Galvis, su colega liberal en Santander, llevó a parte de su gente a la manifestación que hace dos semanas hizo Santos en Bucaramanga.

La manera en que Gómez jugó las cartas sólo se sabrá después del 30 de mayo. ¿Cuántos votos sacará Santos en Piedecuesta, Santander? Buena pregunta.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2010-04-30 09:45

En buenahora llegó el Pote a la presidencia de Cámara de Representantes, tuvo poder sobre el canal de TV y utilizó este medio para darse panatalla en el período electoral. Contrató un señor documental que se transmitió día, tarde y noche por el canal de la Cámara sobre su vida, trayectoria política, logró que le sacaran a su familia, a gente beneficiaria de los favores del Pote y un paneo de los almacenes del barrio de calzado en Bucaramanga. Su target electoral además de algunos votos del PIN, son los adultos mayores, los empresarios del calzado y los motorizados.

Vie, 2010-04-30 09:09

Esos riesgos corre el Glorioso PL al jugar con las reglas del clientelismo puro y maduro. ¿Recuerdan que recibir al Pote Gomez fue una de las razones por las que Cecilia López se disgustó con la dirección de liberalismo?

Vie, 2010-04-30 07:27

Y ASI VENIAN INSTANDO A LOS CIUDADANOS SANTANDEREANOS A QUE VOTARAMOS POR POLITICOS DE NUESTRA REGION. Con semejante candidatos, que no son fieles a sus partidos; que les podemos pedir que sean fieles a los ciudadanos que los eligieron?
Valiente gracia, si después de electos se VENDEN AL MEJOR POSTOR Y A SUS INTERESES PERSONALES. Y lo más grave es que es un problema GENERALIZADO en todo el país

LUCHEMOS CONTRA ESTE FLAGELO VOTEMOS POR MOCKUS PARA PRESIDENTE

Páginas

Añadir nuevo comentario