Menú principal

Sábado Octubre 23, 2021

En la Colombia del siglo XIX el Alcalde gobernaba en las calles. Su gobierno tenía lugar en la plaza pública en donde hacer mercado era de por sí una actividad política. Era común verlo pasear, entre aguacates y melcochas, como por ahí dice un cuento, enfrentándose a la artillería de argumentos opuestos. Hoy, gracias a las redes sociales, podemos madrugar a saludar a nuestro alcalde y sentarnos a "hablar" con él, como en la plaza de mercado, tal y como lo haríamos con nuestro vecino.

Por: Carolina Montealegre @cmonteal
Juan Fernando Giraldo @JuanFGiraldo

 

A mediados de febrero, @gefoca10 le escribió a Petro por Twitter “Señor Alcalde buen día, este saludo me hace recordar a los pequeños pueblos en donde el alcalde se le puede saludar de la mano”. La twitterpolítica de Petro ha generado toda clase de análisis que intentan explicar cómo funciona ésta política que tiene tanto del siglo XIX, XX y XXI a la vez.

El debate ha pasado por preguntarse si el alcalde twittea más de lo que gobierna, o si deberían existir mecanismos regulatorios en redes sociales para la comunicación de decisiones públicas. El alcalde se ha defendido trinando que “el ejercicio del poder público e incluso del privado es eminentemente comunicativo” y sugiriendo que “gerente que no sepa de redes sociales, se quedó en el siglo XX”.

Ambas afirmaciones dejan abierta la pregunta sobre qué tipo de reglas deberían gobernar en éste nuevo espacio de "ágora".

La naturaleza de toda red social es compartir información. Pero en especial, la regla de oro en Twitter es participar de la conversación. Quienes defienden el uso que el alcalde hace de Twitter dicen que propone una comunicación directa, transparente y efectiva. Vale la pena, sin embargo, valorar la calidad de la conversación que allí sucede: si se preserva o no un ambiente favorable para la deliberación sobre asuntos que refieran a la toma de decisiones públicas.

Partiendo de esa motivación y tomando como base el artículo de Dennis Thompson “Deliberative Democratic Theory and Empirical Political Science” construimos en el Media Lab cuatro categorías para analizar la twitterpolítica de Petro: diferencia de opiniones, temas con orientación pública, civismo y reciprocidad.

- La primera, es la categoría básica de la deliberación: para que haya deliberación debe haber como mínimo dos posiciones diferentes.

- Los temas con orientación pública hacen alusión a los contenidos sobre acciones/decisiones que la colectividad toma sobre los bienes públicos.

- El comportamiento cívico es respeto hacia las opiniones y argumentos de los demás, la capacidad de presentar argumentos de manera que sean accesibles a la audiencia y la manera en la que el interlocutor responde a los argumentos partiendo del punto de vista de la contraparte.

- Por último, reciprocidad es el esfuerzo por continuar la deliberación evitando comentarios que la obstruyan y el grado en que se deja abierta la posibilidad de cooperar en otros temas aun cuando no se lo propongan.

Siguiendo estas variables tomamos una muestra representativa de 2.465 trinos publicados por Gustavo Petro en su cuenta de Twitter entre enero y marzo de 2012. Esto fue lo que encontramos:

1. Petro es buen deliberador pero es fácil sacarlo de casillas

Cuando el contenido de los usuarios apela a prejuicios o son ataques frontales, el alcalde puede ser irrespetuoso. Aunque Petro haya trinado que está "acostumbrado a mantener el centro y el equilibrio cuando más atacan", en realidad muchas de sus respuestas a ataques directos no son "cívicas", siguiendo las categorías de la perspectiva deliberativa.

El 8 de enero el alcalde recibió un trino de @el_maspapi diciendo "sus actos solo reflejaran la pasión y el sentimiento guerrillero!!", a lo que el alcalde respondió "sus palabras solo reflejan la calidad del cerebro y el corazón".

Una discusión similar tuvo con @gefoca10, quien en conversación con @cdovopiti mencionó al alcalde diciendo "respeto su opinión pero creo que @petrogustavo es un payaso, primero dijo que era culpa de los operadores y ahora que de la oposición", comentario que motivó la respuesta de Petro: "mmmm, se ve que te queda difícil entenderlo".

Aunque Petro busque darle participación a los usuarios con opiniones diversas, en el mundo digital bien es sabido que más vale “dejar dormidos” a los trolls. Si Petro controlara ese “talón de Aquiles” evitaría caer en discusiones que lo dejan muy mal parado en la red social.

2. Twitter como megáfono

En ocasiones el alcalde no hace un uso eficiente de los 140 caracteres. Se queda corto en su argumentación porque en vez de escribir titulares, publica el tránsito de sus pensamientos. En Twitter hay que reposar las ideas para llegar a un mensaje simple y coherente.

El tiwttero @luttor_lex le escribió: "Llevamos un mes de su administración, y Dr Petro aún la movilidad es un caos. Soluciones por favor P/P los sábados". El alcalde, en vez transmitir un mensaje coherente y conciso, termina diciendo "si mejoramos concomitantemente el transporte publico, y si acercamos puestos de vivienda, estudio y trabajo". Otro ejemplo es cuando @juancadelgado le preguntó al alcalde "Gina dijo ayer q usted había cometido muchas "Petreciadas" o sea embarradas q opina y cual es el rumbo?".  Y el acalde respondió "el rumbo es una Bogotá Humana".

3. Tarea del alcalde: ¿mandar o deliberar?

La reciprocidad en la deliberación se queda corta porque Petro lleva a los usuarios al “terreno cómodo” de su agenda programática, como lo haría cualquier gobernante. @Rafamedinac le dice al alcalde: “Bogotá es la Ciudad de todos y terminó siendo la Ciudad de nadie”, y el alcalde responde: “Bogota es ciudad de la diversidad. Aunque no pudimos asistir a la cumbre mundial del Agua, sera la vanguardia de biodiversidad”.

En algunos casos a falta de reciprocidad en la discusión puede aumentar el inconformismo y el ataque frontal de sus seguidores.

En varias ocasiones el alcalde frena la deliberación haciendo comentarios sin esperar una respuesta de su interlocutor. Cuando @luchoap le dice al alcalde: "Entra al Hall de la Fama de las frases idiotas. ‘Entre más vías más trancón’ supera a ‘Perder es ganar un poco’, Petro le responde: "lo dicen todos los estudiosos de la movilidad a nivel mundial, busca en internet y veras".

Llevar una juiciosa deliberación que implique construir argumentos desde la posición del interlocutor, implicaría desprenderse de sus intereses de gobierno o al menos, tener más de 140 caracteres para hacerlo.

4. Monólogos con cara de conversatorios

En algunos casos Petro hace un esfuerzo casi exhaustivo para que sus seguidores se plieguen a sus creencias. Incluso, aun cuando el usuario no siga el curso de la deliberación, sigue ofreciendo información por la que inicialmente lo contactó. Es una forma hábil de tener monólogos mientras se conversa con un ciudadano.

El 21 de mayo el alcalde tuvo una larga conversación con el Concejal Juan Carlos Florez (@Juan_Florez) sobre la construcción de nuevos colegios y la implementación de la jornada única en la ciudad. 

De nuevo, bien lo hace desde una perspectiva deliberativa, pero no es claro hasta qué punto un alcalde debería llevar la extensión de la discusión: ¿es tarea del ejecutivo deliberar?.

5. No todos sus contenidos están dentro de la agenda pública de la ciudad

No todo sobre lo que trina el alcalde son de asuntos relacionados con la toma de decisiones públicas.

El alcalde ha retwiteado trinos como este: "@wikinoticias ÚLTIMAHORA: El director James Cameron ha llegado al lugar más profundo en la Tierra, cerca de 7 kilómetros por debajo de la superficie - JJR". O ha mantenido conversaciones con usuarios como @Maugor sobre si celebra o no la victoria de la selección Colombia.

Si Twitter es para el alcalde una herramienta para democratizar la ciudad, su principal uso estaría asociado a motivar la discusión sobre la distribución y asignación de bienes públicos. Trinos sobre noticias de interés general o asuntos internacionales se desvían de ese objetivo y generan un ruido innecesario.

Otros, como el publicado el 3 de febrero en donde dice el alcalde "Apenas Obama dijo 'Jesucristo subiría los impuestos a los ricos' la prensa de extrema derecha lo califico de chavista" abren la pregunta sobre qué tanto debería opinar el alcalde sobre temas lejanos a los intereses de la ciudad.

Es importante mencionar también que Petro dedica gran parte de su contenido a defenderse de ataques en medios de comunicación. El 18 de enero dedicó gran parte de sus tweets a defenderse de las acusaciones hechas por el noticiero CM&: "Creo que CM& antes de brindar una información tan insultante como la de hoy debería indagar sobre su presencia en mis entrevistas". Mas tarde le dijo al periodista Carlos Ruiz (@carlosaruizr) "Lo que dijo tu noticiero es que yo soy totalitario. Y que el llamado video gacetilla es mi políca de prensa. Eso es falso".

6. ¿Consejos comunales vía Twitter?

Petro tiende a emplear Twitter como herramienta para educar a la ciudadanía.

El alcalde ha destinado muchos trinos a educar a los usuarios sobre el Plan de Desarrollo. Tal es el caso de la conversación que mantiene con @Emanuelpuerto, quien le pregunta: "No se supone q eso lo debieron hacer antes del 1 d Enero mientras s hacia el empalme? Le quedo grand la ciudad y solo improvisa" (sic). A lo que el alcalde responde: "el proceso de aprobación de un Plan de Desarrollo esta reglado por la ley orgánica de Planeación".

De otro lado, el alcalde se compromete a tomar en cuenta las ideas de los usuarios y a hacerle llegar sus sugerencias a las personas del gobierno en competencia. El tema de juventudes, es sobre el cual se genera la mayor cantidad de este tipo de respuestas. El 4 de marzo @Zidaniell mencionó al alcalde en una conversación dirigida hacia otros dos twitteros en donde dice: "En última reunión con alcalde @petrogustavo quedó abierta posibilidad de crear inst d juventud". Petro se animó a responder: "te propongo organizar un cabildo juvenil del occidente de Bogotá para tratar el tema de la educación, el POT, la ALO y humedales".

Por último, Petro se presenta como intermediario entre los canales disponibles por el gobierno local para resolver dudas, recibir quejas y responder reclamos. El 25 de marzo @KORBEN1983 se dirige al alcalde para solicitarle atención médica para su hija: "doctor petró mi hijo está a punto de un ataque respiratorio y todo porque el sistema de salud está colapsado". Petro tomó partida del asunto respondiendo "dime en donde esta y quien no lo atiende".

 

El alcalde ha trinado que "en una democracia, la ciudadanía siempre debe ser consultada, ella es la dueña del dinero publico y de la ciudad". En efecto, las redes sociales facilitan tal objetivo al acercar y hacer más transparente la comunicación entre ciudadanos y autoridades.

Pero más allá de esto, los nuevos medios nos están poniendo a pensar en las reglas de juego sobre las que se está abriendo paso una democracia digital: cuando se abren los micrófonos de la deliberación pública, ¿cuál es el papel que deberían jugar las autoridades públicas? ¿cómo habría de regularse estos espacios de discusión para lograr el tránsito de la deliberación a la toma de decisiones públicas? ¿es tarea del ejecutivo deliberar?.

La twitterpolítica nos sugiere repensar las categorías que usamos en política y nos lanza a un nuevo escenario de preguntas y respuestas en donde la participación tanto de académicos como autoridades públicas es más que necesaria.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2012-05-26 14:55

ahora viene el señor giraldo - más conocido por sus fiestas y por sentirse el chico cool de la ciencia política - a pontificarnos sobre el alcalde; que deje tanta fiesta sombria, llena de sustancias que el y sus compadres del pais del norte vinen comprar y luego sí nos invite a hacer reflexiones.

Sáb, 2012-05-26 14:55

ahora viene el señor giraldo - más conocido por sus fiestas y por sentirse el chico cool de la ciencia política - a pontificarnos sobre el alcalde; que deje tanta fiesta sombria, llena de sustancias que el y sus compadres del pais del norte vinen comprar y luego sí nos invite a hacer reflexiones.

Mié, 2012-05-16 21:24

Es curioso que con lo que paso ayer en el atentado varios periodistas le pedían a Petro que informara por Twitter mas datos sobre la situación , luego estan diciendo que Petro gobierna por internet. En fin. Muy bueno el artículo Juan.

Dom, 2012-05-20 08:40

Me parece que las dos situaciones son diferntes, en la crisis de Trasmilenio, se presentaron hechos de alteración de orden público por personas que estaban en esos momentos, en los sitios dañando las instalaciones y atacando la fuerza pública,en EL ATENTADO INFAME al Dr Londoño, la situación fué de un terrorista que colocó una bomba y afectó a la ciudadanía saliendo del lugar,por eso en casos de atentados si la autoridad, en el caso del Alcalde dá información por algún medio en este caso vía twitter, los terroristas estan tambien en la onda de este medio y tendrían de primera mano la información de que está pasando allí,si los tienen cercados,identificados etc,entonces yo creo que en este caso el Alcalde actuó de acuerdo a unos protocolos de seguridad para no afectar mas a los ciudadanos que estaban en ese trágico lugar.
Que quede claro que en otras desiciones del Alcalde no estoy de acuerdo,pero eso es harina de otro costal y para otro día.

Mié, 2012-05-16 16:49

Bien por el artículo Juan, deja planteado el debate para el futuro desarollo de parámetros de contenido y forma para la democracia en redes digitales y sociales. Sin embargo, el ejecutivo debe ejecutar...y para ejecutar debe saber para DONDE va. Eso no ha cambiado ni va a cambiar, y es ahí en donde solo encuentro inconsistencias, frases bonitas que no entregan soluciones concretas, que me llevan a pensar que pasamos de la ¨Bogotá Positiva¨ a la ¨Bogotá Humana¨. De un Samuel que prometió el Metro y se lo robó y de un Petro que prometió de nuevo el Metro y ahora habla de tranvía o ¨Metro Liviano¨. Estamos ante verdaderos malabaristas de la palabra o embaucadores de pueblo, muy parecidos a aquellos que uno solía ver en las plazas vendiendo unguentos para remediar el mal de ojo o el desamor, y que compartían escenario, sin saberlo, con el Alcalde que iba saludando mano a mano a sus votantes. Irónico verdad?

Mié, 2012-05-16 16:16

En completo desacuerdo con los argumentos expuestos por ustedes en el punto 1 del presente "análisis" pues no encuentro absolutamente nada de grosero en la forma en como Petro les contesta a las personas que ustedes citan, quienes por cierto si lo atacan de forma bastante tanto agresiva como grosera. En parcial acuerdo con el resto de los argumentos expuestos en los demás numerales y definitivamente noto cierto tono de resentimiento de los medios de comunicación en general -incluyéndolos a ustedes lamentablemente a quienes hasta hace poco consideraba uno de los medios de comunicación más objetivos-, pues tal vez de alguna forma se sienten suplantados o sienten que su poder sobre el ciudadano de a pie está siendo vulnerado por Petro, toda vez que prefiere usar Twitter o Facebook para comunicarse con la gente y desconocer completamente el frecuente uso de la RUEDA DE PRENSA como único forma de transmitir sus ideas y/o decisiones frente a la problemática de la ciudad.

Jue, 2012-05-17 15:33

Hola Claunatty,
Como dice Juan Esteban, esta es una historia escrita por usuarios de La Silla (Juan Fernando Giraldo y Carolina Montealegre) y que como dice allí mismo, se basa en una investigación hecha por ellos. La interpretación y análisis que él hace de los datos no representa ninguna posición editorial de La Silla como medio, ni de sus periodistas. Saludos.

Mié, 2012-05-16 21:36

claunatty, te recuerdo que esta historia es de dos de nuestros usuarios, que no son parte del equipo periodístico de La Silla Vacía. La historia nos pareció muy buena y esclarecedora, pero no necesariamente refleja lo que ocurre dentro del equipo. Saludos.

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos:
Tags: